¿Qué hacer si tu hijo prefiere a su papá?

Revista bbmundo · 20 agosto, 2020

Si tu hijo prefiere a su papá estas son las seis recomendaciones que te damos para que esto no sea un problema en su relación.

Te encanta que tu bebé pase tiempo con su papá, ver cómo juegan y aprenden uno del otro. El problema viene cuando debes llevarlo a comer o dormir, o simplemente tu hijo prefiere a su papá, pues cuando lo alejas de tu pareja, llora, te empuja y se calma hasta que lo regresas a donde estaba. Te preguntas: “¿Lo querrá más a él que a mí?”.

Si tu hijo prefiere a su papá ¡No te tortures!

Es normal que te sientas así, sin embargo, recuerda que para tu hijo sus papás son las personas más importantes en su vida; así, él buscará interactuar con ambos por igual, sin que su cariño sea mayor o menor hacia uno de ustedes.

Por otro lado, su preferencia puede relacionarse con los juegos: está demostrado que hombres y mujeres entretienen a los niños de distintas maneras, y mientras los primeros los retan e intentan que aprendan a través de la exploración, nosotras somos más delicadas y buscamos su seguridad ante todo, lo que puede no ser tan divertido para ellos.

Por otro lado: Cosas que papá hereda genéticamente al bebé

El rechazo también es común en madres que trabajan y en menores de dos años, pues están buscando su independencia, por lo que un día parecen querer a una persona y otro no quieren ni verla.

En cualquier caso, si tu hijo prefiere a su papá, es fundamental que aceptes esta relación y les des su espacio. Pero que intervengas cuando debas hacerlo, es decir, si tiene que bañarse, hazle entender que no hay otra opción y no permitas ningún berrinche. Otras recomendaciones que pueden servirte son:

  • Habla con tu pareja y planeen cómo puedes integrarte a sus juegos. Una buena idea es apartar una hora al día para estar los tres juntos.
  • Aclara tus sentimientos. Los celos son comunes, pero no permitas que estos dañen la relación padre e hijo; tampoco hagas sentir culpable a tu esposo por este cariño.
  •  Comenta con otras mamás cómo te sientes. Te sorprenderá saber cuántas han experimentado lo mismo que tú y lo han superado; toma nota de lo que hicieron y ¡ponlo en práctica!
  • Crea una actividad sólo para ustedes, ésta puede ser su pequeño secreto. Este consejo te será útil sobre todo si trabajas.
  • Aprovecha cualquier oportunidad para decirle cuánto lo quieres y demuéstraselo a través de besos, abrazos y masajes.
  • Averigua si esta actitud se debe a un momento que para él fue desagradable. Por ejemplo: hace unas semanas tuviste que salir a comprar algunas cosas y él lloró para que no te fueras, pero aún así lo hiciste. Si su comportamiento se relaciona con esto, no te preocupes, se le pasará pronto.
Artículo publicado en la revista impresa No 81, en julio 2012