9 formas de saber si tu hijo sufrió abuso en la guardería

Redacción bbmundo · 2 octubre, 2019

El abuso en la guardería puede ser: físico, sexual, emocional y negligencia. Te explicamos cómo identificar si tu hijo fue víctima.

  • 9 alertas que te indican el abuso

    9 alertas que te indican el abuso

    Lamentablemente son situaciones que aún se viven y tienen consecuencias en la vida e nuestros críos. Aquí te dejamos 9 señales de que tu hijo sufrió abuso en la guardería.

  • Marcas

    Marcas

    El abuso físico es la huella más notable de abuso. Las zonas comunes donde puedes diagnosticar si tu hijo ha sufrido este tipo, son:  las muñecas, los brazos, las nalgas, el cuello, los hombros o la parte posterior de las piernas. Muchas veces el niño reacciona de manera inconsciente a movimientos como cuando papá levanta la mano o si alguien intenta tocarlo.

  • ¿No se comporta igual?

    ¿No se comporta igual?

    Un niño que ha sufrido abuso en la guardería, puede reaccionar de dos maneras: volverse retraído o agresivo. Un niño que se vuelve tímido o empieza a sentir vergüenza por pequeños errores, puede indicar que ha sufrido regaños excesivos. También están los que hacen lo contrario y empiezan a patear, morder o rasguñar a otros, que utilizan estas medidas para expresar su enojo.

  • ¿Mucha hambre?

    ¿Mucha hambre?

    Parecerá exagerado, pero es deber de las guarderías, alimentar correctamente al niño, a las horas indicadas. Si notas que cada que lo recoges tiene hambre o mucha sed, es momento de preguntarle a la maestra por qué se da esta situación y exigir que el pequeño reciba la atención necesaria.

  • No duerme bien

    No duerme bien

    Para controlar a los pequeños, los trabajadores de la guardería suelen torturar a los niños mediante el uso de máscaras de miedo y amenazas que pueden tener efectos traumáticos persistentes. Esto se ve reflejado en el sueño interrumpido del crío.

  • Regresión

    Regresión

    Comportamientos como orinarse en la cama, chuparse el dedo, el apego extremo y el llanto exagerado, pueden ser síntomas de abuso verbal o sexual.

  • Mal comportamiento

    Mal comportamiento

    El comportamiento de un niño es una manifestación externa de estabilidad y seguridad interior. Por lo tanto, si has notado que tu hijo empieza a desobedecer, a desafiar o a argumentar por todo; en especial, a no controlar sus impulsos sociales, es probable que haya sufrido de abuso en la guardería y su manera de externarlo es a través de estas conductas.

  • Abuso sexual

    Abuso sexual

    Aquellos niños que han sufrido de abuso sexual, generalmente muestran mayor conocimiento sexual del que deberían para su edad. Esto puede ser causa de que el abusador le pasa esa información y que después lo amenaza con no decir nada.

  • Miedos

    Miedos

    Un niño maltratado puede ser excepcionalmente pegajoso o reaccionar de una manera temerosa o enojada cuando se le deja en la guardería. En algunos casos, un niño puede fingir una enfermedad, llorar excesivamente o tratar de poner excusas para no ir a la guardería.

  • Bebé sacudido

    Bebé sacudido

    Los signos que pueden advertir que un cuidador frustrado a utilizado este método, son:

    • Ojos vidriosos
    • Parece rígido
    • Aparece letárgico
    • Pérdida de apetito
    • VómitoLlorando frecuentemente
    • No se puede enfocar en un objeto
    • Convulsiones