Técnicas efectivas para reducir el estrés escolar en tu hijo

Evelina Valdés · 14 agosto, 2019

Reducir el estrés escolar en tu hijo es posible si le das herramientas con las que pueda trabajar. Practiquen juntos estas técnicas y vean los resultados.

Técnicas para reducir el estrés escolar en tu hijo

Terminan las vacaciones y retomar la rutina parece cuesta arriba. A la mayoría de los niños les cuesta trabajo volver a levantarse temprano y muchos sufren con el estrés que implica tener que hacer la tarea o incluso el mismo ambiente escolar. Para ayudarlos, te comparto estas técnicas para reducir el estrés escolar en tu hijo.

Reducir el estrés escolar le permitirá prestar atención

Con rutinas claras y una actitud relajada regresar a la escuela será muy sencillo. Aquí te damos unas estrategias para un regreso a clases sin estrés.

  1. Una semana antes de regresar a la escuela, retomen los horarios de descanso y sueño. Acuesta y despierta a tus hijos a la hora en que deberán hacerlo durante el periodo escolar.
  2. Recorre la ruta para llegar a la escuela o a la parada del autobús.
  3. Coloca a la vista de todos los horarios de las actividades que se realizan cada día.

Antes de hacer tarea, ducharse, tomar la merienda o ir a dormir, son momentos ideales para practicar estas técnicas para reducir el estrés escolar en tu hijo:

  1. Designa un lugar donde desde la noche anterior se coloquen mochilas, la ropa que se usará y demás artículos que se llevarán a la escuela.
  2. Mantente firme y consistente en los horarios a fin de que se desarrollen hábitos.
  3. Levantarse con suficiente tiempo, para poder atender cualquier inconveniente que se pudiera presentar. Esto logrará reducir el estrés escolar en tu hijo.
  4. Promueve la empatía hacia los nuevos compañeros, invita a tus hijos a dar la bienvenida a los nuevos miembros de su grupo. Pregunta: “Si tú fueras nuevo en la escuela, ¿qué te haría sentir bienvenido?”
  5. Y lo más importante habla con tus hijos acerca de qué les preocupa del regreso a clases, especialmente si están cambiando de escuela o grupo. No minimices ningún tema valida y sus emociones.

Ejemplo:  Si te dice que le preocupa con quién va a estar en su salón.

Dile: “Te preocupa que te toque en el mismo salón que tus amigos”

Valida la emoción: “Tener que compartir con gente que apenas conocemos puede ser incómodo y nos puede poner nerviosos. “

Redirige: Hacer más y nuevos amigos puede ser divertido, ¿qué podemos hacer para que te sientas cómodo y tranquilo?

  1. Realicen pequeños ejercicios de respiración o relajación antes de salir de casa o en el trayecto a la escuela.

Un cerebro tranquilo y sereno es creativo y receptivo al conocimiento. Practicar técnicas que ayuden a reducir el estrés escolar en tu hijo, le permitirá desarrollar habilidades importantes para su vida en general.

Evelina