Amputación infantil: principales causas

Guadalupe Camacho · 11 enero, 2019

Conoce todo sobre la amputación infantil, las enfermedades relacionadas, cuáles son las causas principales y cómo evitarlas desde casa.

amputación infantil

Los dedos de las manos, y en especial las yemas, son las zonas más afectadas por la amputación infantil; y son justamente las puertas (de automóviles, de casas y de las escuelas) así como las ventanas corredizas, las principales causas.

 

Esto es lo que debes saber de la amputación infantil

 

Según un estudio realizado en Grecia sobre amputaciones traumáticas en niños, 14% de todas las lesiones pediátricas involucró la mano y los dedos de la mano. De estas amputaciones, más de 50% ocurrió en niños menores de cinco años de edad, con un pico entre los 12 y 24 meses. Al considerar el lugar donde ocurrió la lesión, 64% del total sucedió en la casa, en particular en el jardín y 14% en actividades deportivas, escolares y guarderías.

También: Accidentes comunes de los recién nacidos

Justamente, fueron las puertas el objeto involucrado con más frecuencia, seguido de muebles y enseres del hogar; también se identificaron las herramientas y maquinaria como importantes causales. El mecanismo de lesión más frecuente fue el aplastamiento.

 

Las enfermedades también cuentan

 

Las amputaciones adquiridas también son consecuencia de una enfermedad como el cáncer y las malformaciones vasculares tal es el caso del padecimiento llamado púrpura fulminante, condición trombo embólica causada por la infección de meningococo, la cual causa gangrena en las extremidades y para salvarle la vida al paciente hay que amputarlo.

Por otro lado: ¿Cómo evitar accidentes cuando aprende a caminar?

Sin embargo, son los traumatismos los que que causan el doble de pérdidas en las extremidades frente a las enfermedades. De acuerdo con un estudio “Amputaciones Infantiles” de la Universidad Autónoma de Nuevo León, los accidentes de tráfico, las heridas por arma de fuego, el uso de herramientas mecánicas-eléctricas y las explosiones (por la quema de fuegos artificiales) también ocasionan amputaciones entre los menores de edad.

 

Los brazos igualmente se pierden para siempre

 

Las amputaciones traumáticas en México son un importante problema de salud que afecta a miles de mexicanos cada año. En los últimos cinco años se registraron —en promedio— dos mil 126 amputaciones de origen traumático en toda la población, en particular en niños y adolescentes en las extremidades torácicas distales, indica el libro “Los amputados y su rehabilitación. Un reto para el estado”, de Juan Vázquez Vela Sánchez, publicado por la Academia Nacional de Medicina y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, 2016.

Además: Accidentes más comunes

Estas lesiones son causadas sobre todo por la manipulación de herramientas manuales y artefactos del hogar seguidas de aquellas que resultaron de accidentes viales, ante todo motociclistas con lesiones tanto en las extremidades torácicas como pélvicas.

¿Qué es una amputación?

Es la remoción o resección total o parcial de una extremidad seccionada a través de uno o más huesos, y ocurre porque el tejido que conforma, en este caso los dedos, se pierde, desgarra o quema por completo y, por ello, es mejor quitarlo.

Según las cifras del INEGI, del año 2010, en México existían 785 mil personas carentes de una o varias extremidades, pero diversas fuentes indican que el número total de amputados en el 2014 era de alrededor de 935 mil. No obstante, hay escasa información al respecto, especialmente cuando se trata de niños.

Conoce: Enemigo en casa: guía para prevenir accidentes

Los traumatismos son más comunes en los varones (dos casos masculinos por cada mujer) y 42% de los amputados son menores de diez años de edad. Debido a que aún están en crecimiento los niños amputados, su tratamiento y rehabilitación deberán efectuarse por un ortopedista pediátrico calificado, a fin de conservar lo más que se pueda la movilidad y funcionalidad. Sin embargo, en México sólo hay 300 expertos en prótesis y órtesis, así que son pocos los médicos que atienden estos casos.

Prevención, desde el hogar

Seis de cada diez niños amputados en sus dedos, tuvieron el traumatismo en su hogar; la escuela o guardería, ocupa el segundo puesto. En el mercado existen diversos seguros protectores que bloquean las puertas y ventanas, y también algunos cajones. Así que no permiten que se cierren “de golpe” y aunque los niños tengan los dedos en los marcos de puertas y ventanas, no se podrán lesionar. Evitarás la amputación con estas medidas.

 

Te interesa:  Así debes reaccionar si tu hijo se atraganta

Es importante también que para evitar amputación en los niños,  los padres coloquen los seguros de puertas y ventanas de los automóviles, para que los pequeños no jueguen con ellos. “Los niños son inquietos y siempre están en constante movimiento, además, les llaman la atención siempre las puertas y ventanas eléctricas, por eso siempre hay que tomar medidas de precaución”, explica el doctor Javier Sánchez Nava, pediatra y neonatólogo.

Otras medidas de prevención de amputación son:

 

1. Nunca dejes que tus hijos jueguen con puertas y ventanas.
2. Coloca protectores en puertas y ventanas para que no se cierren fuertemente.
3. Toma a tus hijos de la mano en las escaleras eléctricas.
4. Evita que tus pequeños manipulen herramientas, como podadoras o licuadoras.
5. Si tu hijo te va a ayudar en el jardín o la cocina, que use guantes en el primer caso, y en el segundo que solo prepare platillos en frío y sin usar cuchillos.
6. Evita que tus hijos se suban a bicicletas, motos y patines del diablo a alta velocidad, y sin protección.
7. Siempre que tu hijo esté jugando supervísalo y enséñale a cuidarse, indícale que sus dedos de pies y manos pueden ser aplastados si no se cuidan.
8. Revisa que en su escuela, gimnasio o guardería no haya puertas que se cierren solas o de golpe.