¿Cómo criar niños tolerantes a la frustración y violencia?

Vidal Schmill · 22 octubre, 2020

¿Te da risa cuando hace "berrinche"? Mejor aprende herramientas para criar niños tolerantes a la frustración y violencia.

Nos hemos reído con los múltiples videos que vemos en redes sobre niños que hacen berrinche porque algo no salió como ellos planeaban. Más allá de que sea «divertido» para algunos, lo ideal es preguntarse qué estamos haciendo para que los niños se desesperen tanto y tan rápido. Por lo tanto hoy te explicamos cómo criar niños tolerantes a la frustración.

Tips para criar niños tolerantes a la frustración

*ESCUCHAR EN EL REPRODUCTOR

 

¿Qué es la intolerancia a la frustración?

Un profundo sentimiento de incapacidad, impotencia, desagrado y desaprobación. Una respuesta emocional no gestionada que ocurre cuando nuestros deseos o expectativas no se cumplen.

Puede manifestarse con berrinches, enfado, y en casos donde esto no se aprende a manejar, puede presentarse ante cualquier incomodidad con desmotivación generando que los niños, adolescentes o adultos abandonen metas y proyectos, sintiendo ansiedad, tristeza, culpa, apatía o resentimiento.

Por otro lado: Rivalidad entre hermanos ¿cómo manejarla sin empeorarla?

Puede recrudecerse por trastornos psicológicos como TDAH, trastornos de ansiedad, estrés post-traumático y depresión.

Puede ser resultado de un estilo educativo sobreprotector:

  • Dar demasiado (¿Cuánto es suficiente para los hijos?)
  • Criar en exceso (hacer por ellos lo que ellos deberían hacer por si mismos. Infantilizarlos patológicamente)
  • Falta de estructura (actividades, horarios, responsabilidades, tareas domésticas, límites, hábitos y trato a los demás)

Las diferencias entre Agresión y Violencia

Agresión puede entenderse como una función instintiva de ataque defensivo cuando las circunstancias del entorno se interpretan como amenazas para los intereses vitales de un individuo. Se genera a partir del miedo y la desesperación».

Revisa: Aprende a pelear en pareja sin lastimar a tus hijos

Violencia es toda acción u omisión intencional que puede dañar o daña a terceros. Puede entenderse como un constructo social que no tiene valor real de sobrevivencia pues se ejerce sin que medie amenaza alguna para los intereses vitales del individuo que la ejerce. Se basa en el ejercicio del poder y tiene una intención de dominio sobre los demás.

Cuando se perpetra contra cosas, suele llamarse vandalismo. Cuando se perpetra contra personas, adquiere distintos nombres de acuerdo con el tipo de conducta, de daño causado, de contexto o de víctima».

Fragmento de: Vidal Schmill. “Aprender a convivir en la escuela”. iBooks

Agresión Violencia
 

•     Es instintiva [biológicamente programada] y se observa en todas las especies.

 

 

•     Ocurre cuando se perciben amenazas para los intereses vitales de quien agrede y busca defenderse. Es la contraofensiva para no ser devorado (literal o simbólicamente) por alguien más.

 

•      Tiene valor de sobrevivencia real ya que persigue la autopreservación o la de seres con los que tenemos empatía.

 

•     Es altamente intensa pues está motivada por el miedo al no tener escapatoria ni esperar gracia o compasión. Quien la ejerce, percibe que se está “jugando la vida” al calor de la desesperación.

 

•      Se detiene cuando cesa la percepción  de peligro, ya que no busca el aniquilamiento, sino que la amenaza cese.

 

 

•     Es aprendida [socialmente adquirida] y se relaciona con patologías de la personalidad.

 

•     Ocurre con la finalidad de ejercer poder y dominio sobre los demás.

 

 

 

 

•     No tiene un valor de sobrevivencia real, ya que persigue la destrucción de otros sin que medie ninguna  amenaza real.

 

•     Puede ser ejercida en diferentes niveles de intensidad pues no está motivada por el miedo. Incluso el sufrimiento de la víctima puede “divertir” a quien la ejerce y ser ejercida a “sangre fría”.

 

•      Puede no detenerse y estr exenta de empatía alguna, llegando a extremos de aniquilamiento (físico, moral o emocional) del otro si éste no se somete totalmente.

 

En el hogar y en la escuela debemos actuar para impedir las siguientes actitudes y conductas:

• Humillar
• Ignorar
• Comparar
• Mentir
• Insultar
• Burlarse
• Menospreciar
• Usar la ironía
• Golpear

“Lo que permites, fomentas”

“Maldad: Consiste en obrar deliberadamente de una forma que dañe, maltrate, humille, deshumanice o destruya a personas inocentes, o en hacer uso de la propia autoridad y del poder sistémico para alentar o permitir que otros obren así en nuestro nombre. ”

“Empatía: Es nuestra habilidad para identificar lo que alguien más está pensando o sintiendo y responder a esos pensamientos y sentimientos con la emoción y la acción apropiada. Esto sugiere dos etapas de la empatía: reconocimiento y respuesta.”

“La erosión de la empatía inicia con la despersonalización de los demás y darles a las personas o seres vivos trato de objetos, de “cosas” o de “seres repulsivos”.

Fragmento de: Vidal Schmill. “Aprender a convivir en la escuela”. iBooks.

Ficha Vidal Schmill