Disfrazarse no es una actividad sin importancia que solamente deba practicarse en Halloween, es una parte básica de la diversión que, además brinda muchos beneficios para los críos. Aquí te explicamos cuál es la importancia de que tu hijo se disfrace...

La importancia de que tu hijo se disfrace

  La imitación es una acción que empieza desde los primeros años de vida. Tu hijo empezará a copiar o intentar copiar tus movimientos, palabras y gestos. A partir de los dos años intentarán imitar a otros y a asumir roles de sus personajes favoritos, lo que le dará la pauta para convertirse en una persona inteligente y organizada ya que, es a través de este tipo de juegos que tu crío adquirirá comportamientos, habilidades y emociones nuevas. La importancia de que tu hijo se disfrace  es porque desarrollarán ciertas habilidades, como:  

Desarrollo del lenguaje

  Ya que el niño intentará decifrar cómo expresar sus sentimientos, lo que está haciendo y a quién está representando, buscará cómo hacerlo a través de nuevas palabras. El poder de un disfraz es tan grande que puedes aprovechar para enseñarle vocabulario que relacionará con las acciones que está viviendo. Te aseguramos que así será más sencillo que las aprenda.
Checa: ¿Por qué se disfrazan los niños?

Creatividad

  Fomentar a tu crío a que se disfrace le aportará herramientas de creatividad para su vida futura. Puedes retarlo a que interprete o desarrolle juegos diferentes con las herramientas que tiene. Pregúntale qué más puede hacer con su capa, además de volar, si con eso puede rescatar a alguien o cumplir otra misión súper secreta.

Se volverá más sociable

  En muchas películas hemos visto cómo una máscara puede transformar a alguien; sin embargo, esto no es ficción, adquirir una personalidad alterna con un antifaz, permite que tu hijo se olvide de los miedos y busque empatizar con otras personas. Al creerse Thor o cualquier princesa que es amada por su pueblo, buscará la manera de parecerse a ese personaje y esto es lo que le abrirá fronteras de comunicación con otros.
También: Galería: Disfraces de Halloween en familia

Autoestima

  Si como adultos, somos pocos los que tenemos buena autoestima, imagina un niño que no ha leído todos los libros que tú o que no ha participado en los talleres de autoayuda. Justamente aquí entra la importancia de que tu hijo se disfrace ya que en este mundo de fantasía, él es dueño de su propia realidad y los miedos no tienen lugar. De esta manera puede controlar su sentido del yo y les da una idea de su poder personal. Un ejemplo más de la importancia de que tu hijo se disfrace

Buena cara a los problemas

  El que tu hijo intente salvar al mundo de un ataque extraterrestre o tu hija quiera librarse del hechizo de una bruja, servirá para que desarrolle sus habilidades de resolución de problemas y aprenda que si se esmera, puede lograr lo que se proponga. Idealizarse como uno de sus personajes favoritos, le permitirá romper con ideas negativas y le dará el impulso para que en un futuro vaya solucionando sus problemas sin que esto lo paralice.
Por otro lado:  Galería: Disfraces originales de Halloween para embarazadas
 
Artículo original: fatherly.com