Estas son las vacunas que evitan la sordera infantil

Guadalupe Camacho · 11 abril, 2019

¿Sigues pensando que no debes vacunarlo? Conoce cuáles son las cuatro vacunas que evitan la sordera infantil y cómo cuidar el oído de tu crío.

vacunas que evitan la sordera

Muchos padres siguen negando la idea de que vacunar a los niños tiene beneficios invaluables. Es por esto que en esta ocasión decidimos hablar de cuáles son las vacunas que evitan la sordera infantil como un efecto secundario.

 

4 vacunas que evitan la sordera infantil

 

Sí las vacunas que evitan la sordera infantil, son las vacunas que contra enfermedades como el sarampión, la meningitis, la rúbeola y las paperas no sólo conlleva los síntomas propios de cada padecimiento, como lesiones en la piel por el sarampión o inflamación de las meninges en el caso de la meningitis. Sino que también destruyen el canal auditivo y el oído.

Por ejemplo, las paperas se generan por un virus que afecta, principalmente, las glándulas salivales las cuales se encuentran muy cerca del oído y sin una atención adecuada la infección también arrasa con ese sentido.

También: Los peligros de que tu hijo abuse del uso de los audífonos

En México de 5 millones 739 mil 270 personas que viven con alguna discapacidad, 12.1% son sordas, es decir 694 mil 451 habitantes del país padecen deficiencia auditiva, de acuerdo con cifras del Censo de Población y Vivienda, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, en los menores de 15 años, el 60% de los casos de pérdida de audición son atribuibles a causas prevenibles, en general, las causas prevenibles de la pérdida de audición en niños son:

– Infecciones como las paperas, el sarampión, la rubéola, la meningitis, las infecciones por citomegalovirus y la otitis media crónica (31% de los casos).
– Complicaciones al nacer como asfixia del parto, bajo peso al nacer, prematuridad e ictericia (17% de los casos)
– Uso de medicamentos ototóxicos (tóxicos para el oído) en embarazadas y lactantes (4% de los casos).
– Otras causas como exposición frecuente a ruidos fuertes, golpes contundentes (8% de los casos).

Por otro lado: Bebés con problemas de oído

Consejos para evitar la sordera infantil

 

Lavarle los oídos y evitar el ruido extremo no son las únicas acciones que necesitas para cuidar los oídos de tus hijos. Sigue estos consejos:

  • Vacuna a los niños contra las enfermedades de la infancia, en particular el sarampión, la meningitis, la rubéola, varicela y la paperas.
  • Administra la vacuna contra la rubéola a las adolescentes y las mujeres que desean gestar pero antes de que estén embarazadas.
  • Realízate pruebas para detectar y tratar la sífilis y otras infecciones en las embarazadas.
    Reduce la exposición a ruidos fuertes (tanto en el trabajo como en las actividades recreativas), esta medida ayudará a reducir la probabilidad de que padezca sordera infantil.
  • Lleva a cabo pruebas de detección de la otitis media a los niños y llevar a cabo las intervenciones médicas o quirúrgicas si es necesario
  • Evita el uso de algunos medicamentos que puedan ser nocivos para la audición, a menos que sea prescrito y supervisado por un médico.
  • Lleva a tu pequeño al médico si presenta riesgos altos de problemas de oído por antecedentes familiares de sordera, si nació con bajo peso o ha sufrido asfixia del parto, ictericia o meningitis.

Conoce: ¿Cómo cuidar los oídos y ojos del bebé?

 

¿Cómo oye tu crío?

 

Si no sabes si tu pequeño oye o no y qué tan bien lo hace pon atención estos señales para evitar que evolucione  y se convierta en sordera infantil: no se sobresalta con los ruidos fuertes, ni voltea la cabeza hacia la fuente de un sonido después de los seis meses de edad, tampoco dice palabras sencillas como “mamá” o “papá” para cuando tiene primer año de vida.

“Si tu pequeño voltea la cabeza cuando te ve a los ojos o lo miras directamente, incluso cuando lo tocas, pero no lo hace si solo lo llamas por su nombre, puede haber un problema de sordera. Además, se piensa equivocadamente que se trata de falta de atención o que el niño simplemente ignora a la otra persona, pero puede ser el resultado de una pérdida auditiva parcial o total”, indica el pediatra Javier Sánchez Nava.

Entre los niños mayores de un año y medio las señales de sordera infantil son:

 

1. Parece escuchar algunos sonidos pero no otros.
2. Tarda en hablar.
3. No habla en forma clara.
4. No sigue instrucciones
5. Con frecuencia dice: ¿qué? ¿cómo? ¿otra vez?
6. Sube demasiado el volumen de la televisión.
7. Habla muy fuerte
8. Se toca los oídos con frecuencia
9. Te busca sólo la mirada o te mueve la cabeza para que lo veas.
10. Llora con frecuencia cuando no estás frente a frente con él.