Un estudio organizado por la Universidad de Brightman Young de Utah, dio a conocer que las nuevas princesas de Disney promueven la igualdad de género ya que los roles están enseñando ideas más progresistas, sobre las mujeres y los personalidades tóxicas de algunos hombres. Esto a pesar de que la cultura de las princesas ha sido criticada por contribuir a los estereotipos de género y la baja estima corporal.

¿Por qué las nuevas princesas de Disney promueven la igualdad de género?

Los investigadores, incluyeron a más de 307 niñas, niños en edad escolar y sus padres, con el objetivo de descubrir qué tipo de influencia están teniendo las nuevas princesas, en las generaciones que están surgiendo. Durante el estudio se observaron  las actitudes y las ideas que los niños y niñas están recibiendo sobre los estereotipos de géneros, la estima corporal y la masculinidad.

La titular del estudio que habla de que las nuevas princesas de Disney promueven la igualdad de género, Sarah Coyne, explicó que los niños fueron cuestionados sobre sus gustos e intereses por las películas y juguetes con las princesas más actuales de Disney, tales como Moana, Elsa, Rapunzel.

Afirmó que «la cultura princesa tiene algunas cosas realmente profundas y hermosas sobre la feminidad y las relaciones».

Sin embargo, fue cinco años después que, los mismos niños respondieron un cuestionario donde se pudo medir el efecto que la nueva cultura de Disney tenía en esas generaciones. Se midió lo que ellos conocen como el efecto de la «cultura princesa» en las actitudes entre el preescolar y la adolescencia temprana.

Entre las preguntas que se les hacían, los niños calificaban ciertas afirmaciones como: «decir palabrotas es peor para una niña que para un niño» o «es más importante para los niños que para las niñas desempeñarse bien en la escuela». 

Por otro lado, el estudio también involucró a los padres a quienes se les preguntaba con qué frecuencia sus hijos jugaban con juguetes estereotipados de género, tales como juegos de té, joyas, muñecas o bien, actividades como limpieza y cocina.

Coyne, explicó que los resultados lanzaron conclusiones como que las nuevas princesas de Disney promueven la igualdad de género, ya que se han vuelto más feministas y saca de lo establecido, ciertos roles masculinos tradicionales como Blancanieves y el Príncipe Azul.  Afirmó que «en general, encontramos que la cultura de las princesas tendía a tener un impacto pequeño, pero positivo en el desarrollo infantil a lo largo del tiempo».

La experta asegura que las nuevas princesas, enseñan a las generaciones mensajes como: la importancia del esfuerzo para conseguir las cosas;  además de superar desafíos difíciles al encontrar una fuerza interior y centrarse en los logros más que en la apariencia.

En los cuestionarios realizados cinco años después, los niños mostraban ideas más progresistas como que las oportunidades educativas, las relaciones y las carreras eran igualmente importantes para hombres y mujeres.

Entre las conclusiones del estudio que demuestra que las nuevas princesas de Disney promueven la igualdad de género, se encontró que los niños que veían estas películas,  tenían menos probabilidades de adoptar los rasgos de la masculinidad tóxica, la estricta adherencia a los roles de género donde los hombres son automáticamente dominantes, y apoyaban más el dejar que los hombres y las mujeres sintieran y mostraran emociones.

La autora agregó que además estos niños  tienen un mejor manejo emocional, ya que «en lugar de apagar sus sentimientos o sentir que deben luchar contra alguien que los desafía, pueden expresar sus emociones de manera no violenta».

Artículo original: sltrib.com

 

También lee:
→De las princesas a las películas con mensaje
→10 libros que les enseñan a las niñas que no solo deben ser princesas
→La primera Disney Store llega a CDMX