Método Kaizen para que tus hijos tengan buenos hábitos en un minuto

Lourdes Botello · 2 marzo, 2020

¿Quieres que tu hijo levante sus juguetes? La solución no está en los gritos, mejor revisa en qué consiste el método Kaizen.

Es hora de cenar y tu cría tiene mil juguetes regados por el piso. Le dices que recoja y nada… Nadita. Antes de enfurecer y gritarle, tienes que conocer método Kaizen para que tus hijos tengan buenos hábitos en un minuto.

Método Kaizen, técnica oriental para que te hagan caso

Es una escena súper frustrante, lo sabemos. La buena noticia es que los japoneses tienen una solución donde le inculcan al niño buenos hábitos y regresa la paz a tu hogar. El método Kaizen se basa en un concepto oriental de que cada día puedes ser un poco mejor. Por pequeña que sea, esa mejora es buena, pues una serie de pasos pequeños y constantes da muchos mejores resultados que un acto dramático que no se repite.

También: ¿Por qué en Japón los niños limpian los baños de las escuelas?

Los niños, igual que tú, tienen miedo al cambio y se sienten abrumados cuando el reto frente a ellos les parece muy grande. Su cuarto regado de juguetes y ropa es un reto enorme para su mente.

Kaizen, ahora

La idea es que cualquier reto, por enorme que sea, se puede partir en acciones pequeñas que se pueden hacer con menos dificultad.

Repite cada día una actividad con tu hijo, solo la puede hacer durante un minuto. 60 segundos y ya. Es el tiempo mínimo para instalar un hábito sin que la flojera nos gane. Cuando termine el tiempo, elogia a tu crío, dile qué orgulloso estás de lo que hizo. El secreto aquí es que no se pase un solo día y que no te desesperes.

Revisa: El secreto de por qué los niños japoneses no hacen berrinches

En el método Kaizen, la repetición nos hace acostumbrarnos a las actividades. En tres o cuatro semanas, ya será parte de su rutina, y poco a poco, la podrá realizar durante más tiempo.

Este método se puede usar a cualquier edad y es útil para formar hábitos de cualquier tipo: para las rutinas de la casa,  el estudio, hacer ejercicio o leer. La lección aquí es que tu cría se de cuenta que lo importante es avanzar un pasito cada día y que así, se logran grandes resultados.