Mi hijo es distraído

Redacción bbmundo · 5 abril, 2015

¿Siempre está “en las nubes”? Descubre si este comportamiento es normal.

Notar cierto grado de distracción en un niño, usualmente despierta inquietudes de quienes lo rodean. Al verlo casi todo el tiempo “en las nubes”, muchos aeguran que padece algún tipo de trastorno que debe ser valorado por un profesional, sin pensar que tal vez se trata de una forma de reaccionar ante algo que le aburre o de una fase transitoria.

Podemos descartar la idea de que tiene que ver con un problema médico o psicológico y centrarnos en causas más simples que pueden ser cansancio o sueño extremo, aburrimiento ante ciertas tareas o actividades que pueden ser demasiado largas o poco interesantes, hábitos arraigados, imitación, baja capacidad para comprender instrucciones que no están a su nivel cognitivo, etcétera.

Por ello, antes de diagnosticarle arbitrariamente, es fundamental que descubras lo que está ocasionando esta conducta. Para lograrlo, obsérvale y analiza los siguientes factores:

  • ¿En qué momentos y lugares comienza a hacerlo?
  • ¿Lo hace durante las clases, mientras estudia, o por el contrario, cuando está jugando y viendo la televisión?
  • Cuando está con otros niños, ¿parece estar atento?
  • Al estar solo, ¿notas que se abstrae en sus pensamientos?
  • Cuando juega un videojuego, ¿termina de jugarlo, lo deja a la mitad, o se aburre de éste desde el principio?
  • ¿Está distraído la mayor parte del día sin importar en donde esté?
  • Al darle una orden, ¿notas que se concentra o parece despistado?

Contestar estas preguntas tras haberle observado por un periodo de tiempo considerable, te ayudará a identificar el momento exacto y lo que detona que tu hijo se distraiga. Con la información recopilada será más fácil saber si se trata de algo más serio. De cualquier forma, a continuación te damos una serie de estrategias para que fomentes su curiosidad y atención, y al mismo tiempo minimices sus lapsos de despiste:

  • Evita encasillarlo bajo el concepto de distraído o despistado, tampoco le digas que es un “tonto”. Con estas descalificaciones sólo le provocarás inseguridad y baja autoestima
  • Trata de no darle órdenes o instrucciones mientras está ocupado, ya que sólo lo abrumarás
  • Cuando le des una instrucción, pídele que te la repita, así tendrás la certeza de que te ha escuchado y entendido
  • No lo castigues. Utilizar esta técnica no es la solución y sólo agravará la situación
  • Establece rutinas. Le ayudará a saber que a cierta hora tiene la obligación de hacer su cama, darle de comer al perro, empezar a hacer su tarea, etcétera
  • Fomenta la lectura. Leer es una excelente táctica para agilizar su mente y para que ubique su entorno
  • Ten mucha paciencia, pues la distracción no es algo que se “le quite” de la noche a la mañana, requiere esfuerzo de tu parte
  • Si sigues pensando que esto no es normal, acude con un paidopsiquiatra para que con base en un diagnóstico neurológico y psicológico, te diga qué es lo que ocurre

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (5 votes, average: 4,80 out of 5)
Loading...