Así es el desarrollo de un niño a los 3 años

Redacción bbmundo · 27 septiembre, 2014

Lo que aprende un niño sus primeros años dependerá mucho de cómo lo eduquen en casa.

El desarrollo de un niño a los 3 años engloban sus ganas de ser independiente, situación que lo ha llevado a dejar poco a poco los pañales y el biberón. Sin embargo, aún le hace falta madurar en el ámbito emocional.

Los berrinches que hace se deben a su incapacidad de expresar con palabras sus sentimientos. Cuando pase por una rabieta, acércate y dile: “Sé que estás enojado porque…”, “Sé que  estás triste porque…”. Es importante que le ayudes a reconocer sus emociones y ponerle nombre.

Así deberá ser su desarrollo físico y motriz a los 3 años: 

  • Mostrará preferencia por el uso de la mano derecha o la izquierda
  • Las molestias de la dentición han desaparecido. Cuenta con 20 dientes de lech
  • Utiliza superficies de sillones, muebles o cualquier otro mueble para jugar y lo hace con facilidad
  • Al correr, da pequeños saltos
  • Puede dibujar líneas algo temblorosas
  • Ya es capaz de lavarse y secarse las manos sin ayuda
  • Patear una pelota o aventarla con ambas manos incrementa su confianza en la habilidad física y ayuda en su coordinación mano-ojo

Desarrollo mental de un niño a los 3 años

  • Empieza a relacionar las palabras con imágenes. Si le lees repetidamente un cuento es capaz de recordar la narración que le corresponde a cada imagen
  • Puede que le guste hacer las cosas con calma o sea impulsivo y no analice los peligros que implican realizar ciertas actividades
  • Su imaginación no tiene límites: juega a hacer un viaje a la Luna desde su recámara
  • Si lo llevas al doctor, tu bebé recuerda sus experiencias anteriores y suele mostrar resistencia para entrar al consultorio. En este caso, puedes comprarle accesorios de juguete similares a los del médico y dejarlo que juegue con ellos
  • Al no saber diferenciar entre lo real y la fantasía puede que diga alguna mentira sin intención

 Desarrollo del lenguaje

  • Emplea verbos auxiliares (ser o haber) en sus oraciones: “María ha comido”
  • Su lenguaje es más comprensible, incluso para las personas ajenas a la familia
  • Es capaz de recordar la letra completa de una canción infantil. Esto le ayudará a ampliar su vocabulario
  • Comprende y hace preguntas utilizando: ¿quién?, ¿qué?, ¿a quién? y ¿dónde?

 Desarrollo emocional y social

  • La ansiedad a separarse de ti disminuirá si tú le demuestras confianza cuando lo dejas. No hagas despedidas muy largas porque le darás inseguridad y tampoco te escondas para irte, ya que empezará desconfiar de ti y menos querrá perderte de su vista
  • Tiene curiosidad por las emociones de otras personas: se pregunta cosas como “¿Por qué está enojada la abuela?”
  • Está más interesado en socializar. Probablemente tu hijo comienza a pensar en sus compañeros de juego como amigos y está aprendiendo a tener gestos de amabilidad

Tip
Tu hijo no tiene noción de lo que son las horas o minutos. Lo mejor es que relaciones el tiempo con alguna actividad: “Cuando termines de comer, yo estaré aquí”, “Cuando el reloj haga ring, ring. Saldremos al parque”.