Se ha demostrado que la estimulación temprana es ideal para que los pequeños desarrollen sus capacidades físicas y cognitivas. Lo ideal es que, en los llamados tapetes o mantas sensoriales los niños ubiquen las diferentes zonas donde se encuentran las texturas, lo que despertará su curiosidad y deberán realizar movimientos para acercarse a cada zona. Al mover sus manos o incluso, si el tapete es largo donde puedan gatear, estimularán el desarrollo psicomotor y su sentido del tacto. En bbmundo armamos un pequeño tapete sensorial pero tú puedes animarte a hacerlo más largo. Deja a tu hijo en el piso y de manera segura, descubrirá las nuevas texturas que existen.

¡Manos a la obra! arma tu propio tapete sensorial

 

Necesitas: 

• Base dura de 50 X 50 cm • Regla para medir y lápiz • Algodón • Botones de colores y tamaños diferentes • Plumas de colores • Zacate • Piedras de río • Pistola de silicón • Silicón 5 varitas

Revisa: Juguetes que estimulan su creatividad

Instrucciones

  1. Se la base que hayas elegido: madera, papel cascarón o cualquiera pero que tenga firmeza, deberás dividirla con un lápiz para saber en qué zona colocarás cada material.
  2. Elige de qué lado quieres colocar los materiales duros y suaves y empieza a colocar silicón caliente, al mismo tiempo que vas colocando los materiales.
  3. Deja secar y coloca a tus hijos
 

Además: Juguetes para un niño dependiendo su edad