Cómo ser mamá y trabajar al mismo tiempo

Redacción bbmundo · 21 septiembre, 2016

Así cómo tú, hay miles de madres mexicanas que trabajan. Saca provecho de la situación criando niños responsables.

El número de mujeres que trabaja fuera del hogar ha aumentado en los últimos años. En México hay 30 millones de mamás y 43% de ellas trabaja. Las principales razones son:
  • Satisfacción profesional. Muchas mujeres que han estudiado una carrera no están dispuestas a renunciar a su realización profesional para dedicarse únicamente a la maternidad.
  • Situación económica. En muchas familias es indispensable que ambos padres trabajen para mantener a la familia.
  • Necesidad. Por lo general, las madres solteras se ven obligadas a trabajar para mantenerse y mantener a sus hijos.
Sea cual sea la razón, si decidiste retomar tu vida laboral después de convertirte en mamá, tu principal reto será equilibrar el tiempo que dedicas a tus hijos, a tu trabajo, a tu pareja y a ti misma. Para lograrlo: 
  1. Decide quién cuidará a tus hijos. Los abuelos o algún familiar cercano pueden ser una buena opción. Otra alternativa  son las guarderías o los centros de desarrollo infantil.
  2. Apóyate en tu pareja. Si quieres o debes regresar a trabajar después del nacimiento de tu bebé, debes tomar la decisión con calma y platicarlo con él. Durante los 9 meses de embarazo tendrán tiempo suficiente para pensar y decidir quién es la persona más indicada para cuidar al bebé cuando regreses a trabajar.
  3. Organízate. Entre el lunch, tareas, ropa, uniformes, comida, trabajo y otras necesidades, lo mejor es que tengas una agenda en la que apuntes todo para que no se te pase nada. Cuando estés en el trabajo, enfócate al 100% en él para que al llegar a casa puedas dar toda tu atención a tu familia.
  4. Aprende a lidiar con la culpa: 
Llevar a tu bebé a la guardería o dejarlo con alguien más no significa que lo estás abandonando. Durante su desarrollo, los niños adquieren hábitos de alimentación, limpieza y orden más fácilmente cuando están rodeados de otros niños. La presencia de adultos que no son los padres les permite tener otros modelos de identificación y aprender a relacionarse con todo tipo de personas desde pequeños. Te interesa: Así son los hijos de las mamás que trabajan Si tu culpa es el poco tiempo que tendrás, mejor enfócate en que lo más importante no es la cantidad  sino la calidad. Para darles a tus hijos tiempo de calidad al llegar a casa desconéctate del trabajo y dedícales el 100% de tu atención. Además: 
  • Aprende a reconocer sus horarios y de ser posible organiza tu agenda de tal forma que puedas estar con él mientras está despierto.
  • Reconoce y acepta tus sentimientos de culpa y miedo para encontrar la forma de enfrentarlos y controlarlos. No permitas que ellos te controlen a ti.
  • Recuerda que no estás sola. Muchas mamás como tú necesitan dejar a sus hijos en la guardería. Platicar con ellas puede servirte para despejar tus dudas, compartir tus sentimientos y encontrar respuestas o soluciones para los problemas.
  • No utilices regalos materiales para compensar tus sentimientos de culpa.
  • Cuando pases tiempo con tu bebé disfrútalo y no pienses en otras cosas, es un tiempo especial para los dos. Cuando tus hijos crezcan no utilices este tiempo sólo para regañarlo.
Algunas personas creen que ser una buena mamá significa renunciar a tu trabajo y quedarte en casa con tus hijos. Pero no existe ninguna evidencia científica que demuestre que a los niños les afecta que su mamá trabaje. Al contrario, mira lo que dice el estudio de Harvard Business School.  

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (4 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...