10 señales de que tu hijo sufrió abuso en la guardería

Redacción bbmundo · 3 diciembre, 2018

Si tu hijo se volvió retraído, agresivo o tiene pesadillas constantes, es probable que esté sufriendo abuso en la guardería. Aquí te dejamos otras señales.

10 señales de que tu hijo sufrió abuso en la guardería

Sabemos que no es sencillo hablar del tema; sin embargo, es importante estar alerta para saber si nuestro bebé ha atravesado por algún tipo de abuso. Lamentablemente son situaciones que aún se viven y tienen consecuencias en la vida e nuestros críos. Aquí te dejamos 10  señales de que tu hijo sufrió abuso en la guardería.

El abuso en la guardería sigue siendo un problema común

 

El abuso que llegan a sufrir puede ser: físico, sexual, emocional y negligencia. Cualquiera de estos, aunque no son fáciles de detectar, es importante estar atentos a los comportamientos y síntomas físicos del niño. Ante esto es importante mantener una línea de comunicación familiar exitosa para atender el problema lo antes posible.

1.Moretones inexplicables, rasguños u otras lesiones

El abuso físico es la huella más notable de abuso. Las zonas comunes donde puedes diagnosticar si tu hijo ha sufrido este tipo, son:  las muñecas, los brazos, las nalgas, el cuello, los hombros o la parte posterior de las piernas. Muchas veces el niño reacciona de manera inconsciente a movimientos como cuando papá levanta la mano o si alguien intenta tocarlo.

2. Cambios en el comportamiento

Un niño que ha sufrido abuso en la guardería, puede reaccionar de dos maneras: volverse retraído o agresivo. Un niño que se vuelve tímido o empieza a sentir vergüenza por pequeños errores, puede indicar que ha sufrido regaños excesivos. También están los que hacen lo contrario y empiezan a patear, morder o rasguñar a otros, que utilizan estas medidas para expresar su enojo.

También: Depresión en niños: el trastorno psiquiátrico más común en México

3.Hambriento y sediento al recoger

Parecerá exagerado, pero es deber de las guarderías, alimentar correctamente al niño, a las horas indicadas. Si notas que cada que lo recoges tiene hambre o mucha sed, es momento de preguntarle a la maestra por qué se da esta situación y exigir que el pequeño reciba la atención necesaria.

4. Pesadillas recurrentes

Para controlar a los pequeños, los trabajadores de la guardería suelen torturar a los niños mediante el uso de máscaras de miedo y amenazas que pueden tener efectos traumáticos persistentes. Esto se ve reflejado en el sueño interrumpido del crío.

5. Regresión

Comportamientos como orinarse en la cama, chuparse el dedo, el apego extremo y el llanto exagerado, pueden ser síntomas de abuso verbal o sexual.

Conoce: Cómo detectar el abuso sexual en los niños

6. Pañales sucios y salpullidos

Es obligación del educador, entregar al niño con el pañal limpio. Si es recurrente que lo recibas con erupciones  causadas por el pañal sucio, es un acto de negligencia que debes reportar inmediatamente. Es su obligación, hacer cambios regulares.

7. Su hijo es disruptivo en situaciones sociales

El comportamiento de un niño es una manifestación externa de estabilidad y seguridad interior. Por lo tanto, si has notado que tu hijo empieza a desobedecer, a desafiar o a argumentar por todo; en especial, a no controlar sus impulsos sociales, es probable que haya sufrido de abuso en la guardería y su manera de externarlo es a través de estas conductas.

8. Interés raro en los comportamientos sexuales

El abuso sexual es algo que podemos evitar, si mantenemos buena comunicación con los niños y se habla abiertamente del tema. Generalmente los abusadores sexuales se aprovechan de la confianza e inocencia del niño; por lo tanto, como padres tenemos la obligación de decirle a un niño que sus genitales son un área que nadie puede tocar.

Aquellos niños que han sufrido de abuso sexual, generalmente muestran mayor conocimiento sexual del que deberían para su edad. Esto puede ser causa de que el abusador le pasa esa información y que después lo amenaza con no decir nada.

Por otro lado: 10 señales de que tu hijo fue víctima de abuso sexual

9. Miedos repentinos e inexplicables

Un niño maltratado puede ser excepcionalmente pegajoso o reaccionar de una manera temerosa o enojada cuando se le deja en la guardería. En algunos casos, un niño puede fingir una enfermedad, llorar excesivamente o tratar de poner excusas para no ir a la guardería.

Preste atención a cómo reacciona su hijo a ciertos lugares, personas o actividades; un miedo excesivo a la guardería.

10. Síndrome del bebé sacudido

Este síndrome del bebé zarandeado (SBS, por sus siglas en inglés) es una forma de abuso infantil que puede provocar daño cerebral permanente o la muerte. Los signos que pueden advertir que un cuidador frustrado a utilizado este método, son:

  • Ojos vidriosos
  • Parece rígido
  • Aparece letárgico
  • Pérdida de apetito
  • VómitoLlorando frecuentemente
  • No se puede enfocar en un objeto
  • Convulsiones

 

Artículo original: The Carlson Law Firm
Summary
10 señales de que tu hijo sufrió abuso en la guardería
Article Name
10 señales de que tu hijo sufrió abuso en la guardería
Description
Si tu hijo se volvió retraído, agresivo o tiene pesadillas constantes, es probable que esté sufriendo abuso en la guardería. Aquí te dejamos otras señales.
Author
Publisher Name
bbmundo
Publisher Logo

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (19 votes, average: 4,63 out of 5)
Loading...