¿Cómo saber si estás lactando correctamente?

Guadalupe Camacho · 6 agosto, 2019

¿No sabes cuánta leche consume tu crío? los expertos te dan varios consejos para saber si estás lactando correctamente.

lactando correctamente

Cuando tu bebé está tomando leche materna directa de tu seno, es posible que no sepas cuanto líquido está ingiriendo; y para las mamás primerizas esta información quita el sueño: ¿es suficiente leche? ¿se queda con hambre? ¿llora porque no está satisfecho? ¿le llena mi leche o le daré fórmula para completar? Estos son los indicativos de que estás lactando correctamente:

Maneras de saber si estás lactando correctamente

Al respecto, la Clínica Mayo elaboró cinco indicadores, que toda mamá y papá pueden poner en práctica, para conocer si se tiene una lactancia exitosa:

1. ¿Tu bebé está aumentando de peso? El aumento constante de peso es a menudo la señal más confiable de que el bebé está comiendo lo suficiente. Aunque la mayoría de los bebés pierden peso poco después del nacimiento, generalmente se recuperan en una o dos semanas.

También: ¿Qué son los lactarios?

2. Cuenta los pañales sucios de tu bebé Durante los primeros días después del nacimiento, la cantidad de pañales sucios aumenta cada día. Los primeros cuatro días tu bebé mojará de dos a tres pañales, pero para el quinto día después del nacimiento, se espera que sean, al menos, seis pañales mojados al día y tres o más deposiciones al día. Las heces estarán oscuras y pegajosas durante los primeros días, y finalmente se volverán sueltas y de color amarillo dorado.

3. Para saber si estás lactando correctamente, checa con qué frecuencia amamantas a tu bebé. La mayoría de los recién nacidos pedirán el seno materno de ocho a 12 veces al día, aproximadamente cada dos o tres horas. Durante los períodos de crecimiento acelerado, es posible que tu bebé tome más en cada alimentación o quiera amamantar con más frecuencia. Confía en la capacidad de tu cuerpo para mantenerse al día con la mayor demanda. Cuanto más amamantes su bebé, más leche producirán tus senos. Además, a medida que tu bebé crezca, tomará más leche en menos tiempo en cada alimentación.

Por otro lado: Derechos de las mamás trabajadoras lactantes en México

4. ¿Tu bebé está realmente tragando? Observa y escucha atentamente cada que amamantes a tu pequeño, si pones suficiente atención podrás oír cuándo está tragando tu bebé. Escucharás un suave sonido de la letra “k”, pero si tu bebés es muy silencioso, es posible que solo notes una pausa en su respiración.

5. Senos repletos que se vacían en cada toma. Cuando estás lactando correctamente, sentirás una suave sensación de tirón en el seno. Al inicio tus senos se sentirán firmes y llenos antes de la alimentación, y más blandos o vacíos después.

La importancia de los pañales sucios
Por su parte, la International Lactación Consultan Association, indica que contar el número de pañales sucios es una buena forma de saber si tu bebé está lactando bien. “Los pañales son uno de los signos de lactancia materna efectiva más sencillos de conocer, por ejemplo: son al menos tres deposiciones por día después del nacimiento; y al menos seis pañales mojados por día a partir del cuatro o quinto día de nacido.

Conoce: Derechos de las mamás trabajadoras lactantes en México

Al respecto, la Academy of Breastfeeding Medicine considera que los indicadores de que estás lactando correctamente es la transición desde las primeras heces oscuras que pasa el bebé hasta las heces amarillas para el día quinto; y de tres a cuatro deposiciones por día para el cuarto día de vida.

¿Completar o no con fórmula?
La pediatra Diana Espejel Huerta, del Hospital Español, precisa que no hay necesidad de “completar” la lactancia con fórmula, “recordemos que el recién nacido tiene un estómago del tamaño de una aceituna, es muy pequeña así que no necesita mucha leche, sino que requiere poca leche pero ocho o 12 veces al día”, explica.

“El estómago del bebé crecerá pero aún pedirá de seis a ocho tomas diarias; al paso de esos meses el pequeño ya estará listo para probaditas de verduras cocidas y frutas frescas y limpias”, precisa Espejel Huerta, por eso la leche materna siempre será suficiente para alimentar y hacer crecer a tu bebé.