Actividades para que camine

Redacción bbmundo · 1 octubre, 2014

Te recomendamos conservar la calma, sonreír y motivarlo con los siguientes juegos

Si cada vez que tu hijo trata de pararse sientes un hoyo en el estómago, te recomendamos conservar la calma, sonreír y motivarlo con los siguientes juegos:

Para empezar

  • Ponte a su altura y muéstrale cómo debe pararse con ayuda de los muebles o las paredes
  • Déjalo que dé pasos laterales; mientras se apoye en un objeto seguro, está bien
  • Muéstrale confianza y seguridad
  • Permítele bajo tu vigilancia, que se desplace por la casa para que conozca su espacio y los muebles de los que podrá sujetarse
  • Cierra los accesos a los cuartos donde corra peligro como la cocina y las escaleras

Actividades divertidas 

 

El aro mágico

 

Material

  • 1 aro de plástico mediano (De 40 a 50 centímetros de diámetro)
  • 1 banco de 15 centímetros de alto. Si no tienes, utiliza tres libros gruesos forrados de tela o papel que no se muevan o resbalen
  • 1 juguete

Instrucciones

Siéntalo en el banco procurando que apoye por completo las plantas de los pies y muéstrale el muñeco a diferentes distancias y alturas, incluso haz que gire, incline su tronco y eleve los brazos para favorecer el equilibrio y control de su cuerpo.

Después enséñale el aro, deja que lo toque y motívalo para que sin que lo sueltes, se agarre de él por ambos costados. Elévalo poco a poco hacia delante, hasta que logre ponerse en pie. Repítelo varias veces para tonificar las piernas

Déjalo parado y balancéalo a delante y atrás para que conserve el equilibrio. En seguida, lleva el aro hacia ti para que dé unos pasos.

Una vez que se desplace con seguridad y control, puedes hacer más compleja la actividad poniéndole obstáculos para que suba y baje alturas pequeñas.

 

“Alcanza el juguete” 

 

Material

  • Dos mesas pequeñas con una altura máxima de 50 centímetros forradas de hule espuma
  • Juguetes medianos

Instrucciones

Haz que se sujete de una de las mesas y párate del otro lado con su juguete favorito, muéstraselo para que la rodeé y lo alcance.

Luego ponlo en medio de las dos y enséñale a que se sujete de una con ambas manos. Deja el objeto en el extremo de la otra mesa y pídele que lo tome; tendrá que pasar de una a la otra para conseguirlo. Lo ideal es que incrementes la distancia poco a poco.

 

¡A recoger!

 

Material

 

  • Un cesto
  • Pelotas de goma o peluches de diferentes tamaños
  • Un sofá largo

Instrucciones

Reparte los objetos en el sillón y pídele que los deposite en el cesto, el cual deberás poner en el otro extremo para que se desplace por todo el mueble. Conforme avance su aprendizaje, invítalo a tomar sólo el oso o la pelota roja, por ejemplo, para trabajar otros niveles de desarrollo como la atención y la identificación de diferencias.

Después de practicar cada actividad, ¡notarás en él la sensación de logro! Garantizado.