Guía para sobrevivir a un berrinche en público

Momzilla · 15 agosto, 2018

¡Alto! Si vas a salir de compras y avecinas otro show con llanto y patadas, primero lee esta guía para sobrevivir a un berrinche en público.

guia-para-sobrevivir-a-un-berrinche-en-publico2

¿A quién no le ha pasado? Están haciendo las compras cuando tu hijo ve su juguete favorito  y te lo empieza a pedir. Ante tu negativa,  empieza un espectáculo digno de obra de teatro. Antes de pegarle y que todos te volteen a ver como la mala del cuento, revisa los tips para sobrevivir a un berrinche en público…

 

¡SOS! Mi hijo me hizo un berrinche en público

 

Afrontar los berrinches de nuestros hijos no es tarea fácil y menos cuando la sociedad se empeña en opinar constantemente sobre la crianza ajena a la menor provocación. Sin embargo, puedes aprovechar esta oportunidad para construir mayor resilencia ante los demás sin descuidar la crianza de tu pequeño. A continuación te dejamos algunas recomendaciones para afrontar este tipo de situaciones sin perder la cordura y confortar a tu pequeño.

 

 

Conoce: La importancia de ponerle límites a los niños

 

 

  1. Mantén la calma. Trata de comenzar con el ejemplo y no desesperes. Si es posible, lleva a tu hijo a un lugar con poca concurrencia, si no, imagina que has acordonado la zona con un letrero de advertencia que dice “Crianza en proceso” e ignora todo y a todos. Los demás no importan, quien necesita toda tu atención es tu hijo.
  2. Enfócate en el problema. Generalmente los berrinches derivan de alguna situación frustrante para los niños. Haz una evaluación rápida de la situación: ¿Realmente está frustrado por el dulce o juguete que se le negó? ¿Tiene hambre, sueño, cansancio? ¿Llevan todo el día fuera de casa y ya quiere regresar? ¿Está aburrido o sobre estimulado?
  3. Acércate a tu hijo. Ponte a su nivel, habla con voz calmada y pregúntale qué siente. En ocasiones los adultos no logramos identificar nuestras emociones, así que imagina lo difícil que debe ser para un niño saber exactamente lo que le causa frustración. En este momento nadie puede ayudarlo mejor que tú.
  4. Dale contención. Tu hijo necesita saber que pese a sentirse mal, es apreciado. Un abrazo ayudará a que se sienta reconfortado. Si rehusa que lo abraces, dale espacio y tiempo a que se sienta más tranquilo y sugiérele que se enfoque en respirar pausadamente, esto quitará su atención de la frustración y le ayudará a pensar más claramente.
  5. Valida sus sentimientos. Una vez que sepas la razón de su frustración, empatiza con él,  así sabrá que tener estos sentimientos no es malo.
  6. Ofrece una solución. Es importante que no cedas al berrinche explicándole que la manera en que expresó su frustración no es la adecuada y que hay que seguir las reglas. En cambio, puedes ofrecer una actividad alterna una vez que lleguen a casa: leer un libro, dibujar, comer una fruta, un baño en tina.

 

También: 11 estrategias vs berrinches

 

Ante todo, ten presente que todos somos susceptibles de perder la cabeza, y es imposible ir por la vida siendo zen 24/7. Si no logras solucionar la situación en el momento, platica con tu pequeño más tarde y hablen de lo que sucedió, lo que estuvo mal, lo que hicieron bien y cómo pueden evitar que la situación se repita en el futuro. Conforme crezca, tu hijo comprenderá a controlar sus impulsos y podrá manejar mejor sus emociones teniendo tu guía y ejemplo.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (5 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...