Todo sobre la maternidad tardía: riesgos y ventajas

Revista bbmundo · 4 octubre, 2018

¿Tienes más de 35 años y quieres embarazarte? Conoce todo sobre la maternidad tardía, los riesgos y ventajas para tu salud y la del bebé.

maternidad tardía

Los médicos consideran embarazo tardío a la concepción que ocurre después de los 35 años. Según la American Society for Reproductive Medicine (ASRM), actualmente una de cada cinco mujeres tiene a su primer hijo después de esta edad y la cifra se ha incrementado 20% respecto a la década pasada; y es que contrario a la creencia popular, sí es posible tener una maternidad tardía saludable.

 

Todo lo que necesitas saber de la maternidad tardía

 

Entre las primeras cosas que debes saber es que a partir de los 30 existe una disminución espontánea de la fertilidad, asociada con la baja producción de óvulos o problemas comunes como endometriosis u obstrucción de las trompas de Falopio.

En segundo lugar, que casi todas las parejas logran concebir tras 12 meses de intentarlo y el éxito aumenta si programan los encuentros sexuales.

 

¿Sabías que 1 de cada 5 mujeres tiene a su primer hijo después de los 35?

 

¿Cómo lograrlo?

  • Ten relaciones en tus días fértiles y revisa tu periodo de ovulación para favorecer la fecundación. Puedes apoyarte con el método del ritmo revisando el aspecto de la mucosa cervical, tomando la temperatura basal o con una prueba hormonal
  • Busca las mejores posiciones, se recomienda que después de la eyaculación permanezcas acostada durante 20 minutos para minimizar la salida del esperma
  • ¡Disfrútalo! El orgasmo causa contracciones o movimientos vaginales que fomentan el ingreso del semen al útero

Si después de un año no has obtenido resultados, ponte en manos de un ginecólogo experto en reproducción.

Checa: 9 secretos del embarazo que nadie te dice (y deberían)

¿Cuáles son los riesgos?

Si los conoces será más fácil que los detectes y prevengas.

Para ti

Pérdida del bebé: Estudios de la ASRM, de Chicago, indican que después de los 40 años la probabilidad aumenta 35%.

Problemas de salud: eres más propensa a desarrollar diabetes gestacional, hipertensión y problemas de placenta previa. Para esta última, la cesárea puede evitar complicaciones graves en tu bebé.

Preeclampsia: puede detectarse cuando hay inflamación en la cara y las manos, pero es necesaria una revisión médica. Entre sus principales consecuencias están que puede dañar tu sistema nervioso y provocar convulsiones o accidentes cerebrovasculares.

Complicaciones en el parto: para quienes pasan de los 40, las probabilidades de prolongar la segunda etapa del parto y presentar sufrimiento fetal son mayores.

Partos múltiples: existe mayor incidencia de concebir gemelos o trillizos, incluso sin utilizar medicamentos para la infertilidad. Son considerados de alto riesgo.

Además: La importancia de usar ropa de maternidad

Para el bebé

Nacimiento prematuro: si sucede antes de la semana 37 y pesa menos de 2.5 kilos, quizá presente dificultades durante las primeras semanas de vida.

Anomalías genéticas: conforme avanza tu edad, los óvulos se comportan de manera diferente. El síndrome de Down es un trastorno causado por la presencia de un cromosoma 21 adicional que provoca retraso intelectual, defectos en el corazón y otros órganos.

En la actualidad, hay exámenes para detectar estas anomalías conforme avanza el embarazo y el médico indicará si requieres: una medición de la translucencia nucal con ultrasonido, pruebas de sangre, muestra de vellosidades coriónicas y amniocentesis.

También: La realidad de la maternidad en fotografías

Ventajas de la maternidad tardía

  • Eres más madura y paciente, lo que te permitirá saber cómo criar a tu hijo con herramientas que sólo el tiempo puede darte
  • Has consolidado tu estabilidad económica y profesional para cubrir sus necesidades de crecimiento y educación; por ende vivirás una maternidad más tranquila

Cuidados

  • Evalúa tu estado de salud en general: descarta padecimientos como presión arterial alta, diabetes, enfermedad de la tiroides, anemia u obesidad
  • Toma ácido fólico: consúmelo antes y durante el primer trimestre. Ayudarás a prevenir defectos en el cerebro y médula espinal
  • Sigue una dieta balanceada: incluye vegetales, legumbres, frutas, lácteos, granos y carnes. Cada uno aportará los nutrientes necesarios para ti y tu bebé
  • Acude a tus revisiones ginecológicas y prenatales: infórmate sobre las posibles anomalías genéticas que pudieran presentarse y cuáles son los exámenes para detectarlas a tiempo
  • Restringe el consumo de bebidas alcohólicas, café y cigarro: son agentes que contaminan tu organismo y causan severos daños al feto
  • Vigila tu peso: lo adecuado es aumentar de 1 a 1.5 kilos por mes
  • Practica ejercicio moderado: por ejemplo caminar o nadar sólo si el especialista lo recomienda
  • ¡Relájate y mantente fuera de estrés! Mantener un buen estado anímico facilita el resto del proceso.
Por otro lado: Amamantarlo en público

En 2012, investigadores de la Canadian Fertility and Andrology Society descubrieron que un grupo mujeres israelitas que se convirtieron en mamás después de los 45 años desarrollaron genes capaces de inhibir la muerte celular, o sea que la maternidad tardía aporta beneficios rejuvenecedores y de longevidad.

 

Revista print bbmundo No. 94, agosto 2013

 

Summary
Todo sobre la maternidad tardía: riesgos y ventajas
Article Name
Todo sobre la maternidad tardía: riesgos y ventajas
Description
¿Tienes más de 35 años y quieres embarazarte? Conoce todo sobre la maternidad tardía, los riesgos y ventajas para tu salud y la del bebé.
Author
Publisher Name
bbmundo
Publisher Logo

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...