¿Qué son los entuertos del postparto?

Guadalupe Camacho · 2 septiembre, 2019

Te contamos todo sobre los entuertos, cómo disminuir el dolor y cómo identificar que ya es momento de asisitir al doctor.

entuertos

No importa que tu pequeño haya nacido por parto vía vaginal o por una cesárea, todas, sí, todas las mujeres presentarán lo que los médicos llaman entuertos. “Son contracciones del útero en forma de espasmos intermitentes, espontáneos y de corta duración”, explica la ginecóloga y obstetra, Stéphanie Loof Esquivel.

Entuertos que limpian tu útero

Los entuertos sirven para limpiar el útero y los presentan todas las mujeres después de cualquier tipo de nacimiento. Los entuertos sacan a los loquios, éstos son el conjunto de restos de la placenta, líquido amniótico y todo aquello que el bebé utilizó para desarrollarse en el vientre de su madre. “Los entuertos también ayudan a que pueda regresar el útero a su tamaño normal previo al embarazo, por eso son fundamentales para la salud de la mujer”, refiere la entrevistada.

Entre cinco a diez días duran estas contracciones, y lo ideal es que estés informada en torno a ellos. Por ejemplo, no son peligrosos, aunque sí los puedas percibir como un espasmo fuerte y prolongado especialmente los primeros días tras el nacimiento.

También: INCONTINENCIA POSTPARTO: LO QUE DEBES SABER

Al paso de las horas serán menores en duración e intensidad. Recuerda que todos los entuertos son normales y transitorios. Por tanto, debes relajarte y esperar a que pasen. algunas mujeres al lactar, reducen el dolor de los entuertos; en cambio, otras los sienten con mayor intensidad.

Si duran más de 15 minutos ¡cuidado!

Un entuerto deberá durar apenas unos minutos e incluso segundos. No obstante, si sientes una contracción —con cólico sostenido— por más de 15 minutos y que no cede con el uso de algún analgésico prescrito por tu ginecólogo, acude al doctor, puesto que no es normal y puede ser que se esté gestando una infección.

Pueden ser más dolorosos a partir del segundo embarazo, puesto que el útero está más distendido y requiere de mayor trabajo para que vuelva a su tamaño original, por ello, las contracciones pueden ser más intensas y prolongadas, advierte Loof Esquivel.

Además: La episiotomía: corte de la vagina durante el parto

Sin embargo, si el entuerto es bastante doloroso, pídele a tu ginecólogo que te brinde medicamentos (analgésicos) que puedes utilizar durante la lactancia, y que no afecten la calidad de la leche materna.

“El uso de calor local también ayuda, la mujer puede colocar calor por medio de una toalla o un cojín de semillas, y mantenerlo especialmente durante las noches, momento en que los entuertos se sienten aún más”, menciona la entrevistada.

Las tres funciones principales

Recuerda que los entuertos deben presentarse, puesto que su misión es ayudar a recuperarte. Las tres funciones principales son:

– Evitan la hemorragia materna. Al contraerse el útero, los vasos de la zona donde se localizó la placenta se cierran por completo. Por eso ya no hay fuga de sangre.

Además: ¿Cuándo regresa mi menstruación después del parto?

– Expulsan pequeños coágulos, restos de placenta y membranas, evitando así una infección por el tejido que se quede atascado y comience a echarse a perder.

– Permiten recuperar la posición, el tamaño y el volumen del útero hasta dimensiones previas al embarazo. Antes del embarazo, tu útero era del tamaño de una naranja mediana y a finales del embarazo es como una enorme sandía, de las grandes.