La episiotomía: corte de la vagina durante el parto

Redacción bbmundo · 18 junio, 2019

¿Sabías que no en todos los partos es necesario que se practique la episiotomía? Te decimos cuándo sí y cómo deben practicarla sin que te veas afectada.

episiotomía

Durante décadas, los ginecobstetras han llevado a cabo una incisión durante el parto que se creía, beneficiaba el procedimiento y ayudaba al piso pélvico de la mujer. Te explicamos de qué trata  la episiotomía y cuándo sí o no debe practicarse.

Episiotomía, la incisión que puede ayudarte durante el parto

Para tener claro el término, es necesario explicar que se aplica cuando el orificio vaginal no se dilata lo suficiente, por lo que debe realizarse un corte que va de la abertura vaginal al ano, para permitir  más espacio al bebé y se logre la expulsión. Este procedimiento solamente es correcto aplicarlo cuando el hombro del bebé está atorado detrás del hueso pélvico de la madre y sea necesario ingresar los fórceps para ayudarlo a salir.

 

Te recomendamos: Mamás glamurosas en el parto, todo sobre esta tendencia viral

Sin embargo aunque por muchos años esto se llevó a cabo, hace aproximadamente 15 años, los expertos del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG)  encontraron que realizar la episiotomía no era recomendable en todos los casos y era mejor que se buscara estirar los tejidos de manera natural.

¿Cuándo se aplica la episiotomía? 

Este procedimiento no es para todas los partos, ya que investigaciones  han demostrado que las mujeres a las que no era necesario practicársela, podrían correr el riesgo de tener incontinencia anal; por lo que debes tener cuidado que el doctor te explique si tu caso se encuentra en una de estas opciones:

    • Parto complicado, cuando primero salen las nalgas o los pies del bebé. También cuando ya ha salido la cabeza pero no los hombros.
    • Cuando existe fatiga fetal
    • El bebé es muy grande o es prematuro
    • El parto requiere de fórceps o ventosa

Además: Embarazo críptico: estar embarazada y no saberlo

Cabe aclarar que antes de la episiotomía, el doctor deberá explicar el procedimiento y los dolores y cuidados posteriores que debe tener la paciente. La mujer tendrá que firmar el  consentimiento y comentarle al doctor si es sensible o alérgica a medicamentos o instrumentos como látex o cinta adhesiva. De igual forma si ha tenido hemorragias anteriores o está tomando anticoagulantes o hierbas sin receta.

¿Qué debes saber si eres candidata?

Se realizará durante la segunda etapa del trabajo de parto, en la que el médico utilizará tijeras especiales o un bisturí para realizarlo. Una vez que haya salido la placenta, se examinará la incisión y si no ha habido desgarro, se aplicará anestesia local  en la piel y el músculo perineal para disminuir el dolor para las suturas que desaparecerán con el tiempo.

También: Playlist para parir como campeona

Cuidados posteriores

Al poco tiempo de haberse llevado a cabo la episiotomía, es probable que haya dolor en la zona. Se deberá aplicar hielo inmediatamente después para reducir inflamación y dolor. En casa…

  • La mujer deberá realizar baños de asiento para acelerar la cicatrización
  • Si el doctor lo indica, aplicar cremas o pulverizadores con anestesia local
  • Tomar analgésicos si así lo indica el experto. Nunca tomar algunos que puedan producir sangrados, como la aspirina.
  • Realizar lavados vaginales y no usar tampones
  • Abstenerse de las relaciones sexuales, mientras el doctor lo indique

 

Por otro lado: Cesárea pro vínculo: cesárea que se asimila al parto natural

¡Alerta! 

Si notas sangrado en la zona donde se realizó la episiotomía, secreciones vaginales con olor y color, fiebre, escalofríos y dolor intenso en el perineo, es necesario asistir a consulta para que la situación no empeore y seas atendida de manera inmediata.

Artículo original: stanfordchildrens.org