Embarazada y con cáncer, ¿hay tratamiento?

Guadalupe Camacho · 9 octubre, 2019

Conoce algunos síntomas que pueden alertar de presencia de cáncer durante el embarazo y además cómo es el tratamiento de esta enfermedad.

Foto: Nikki Cee / @nceephotography

Uno de los grandes mitos en torno al cáncer es que los tratamientos para erradicarlo destruyen todo a su paso, pero hoy en día hay medicamentos oncológicos que son tan “nobles” que pueden utilizarse hasta en mujeres embarazadas.

Embarazada y con cáncer de mama, ¿hay tratamiento?

“Tanto mamá como bebé pueden convivir y sobrevivir exitosamente cuando se brinda un tratamiento oncológico estudiado, dirigido y asertivo”, explica el hematólogo Álvaro Cabrera García, director de la única clínica en México para atender a las mujeres embarazadas con cáncer, CREHER.

“Esta clínica la abrimos hace tres años, en el hospital Regional de Ixtapaluca porque observamos la necesidad de las mujeres embarazadas y diagnosticadas por su ginecólogo con algún tumor, pero no había una clínica que las atendiera de forma integral”, indica el experto.

En CREHER, no solo le damos la quimioterapia a la mamá, también le brindamos tratamiento psicológico, ginecológico, dental, endrocrinológico y nutricional. Incluso, en nuestra clínica nacen los bebés y les damos seguimiento con los pediatras y otros médicos de por vida, precisa Cabrera García.

Te recomendamos: Cáncer de ovario: causas, síntomas y cura

¿Cuánto cáncer hay en las mujeres embarazadas?

En México nacen dos millones y medio de bebés cada año, de esta cifra, al menos 2 mil 500 embarazadas tienen algún tipo de cáncer. “El cáncer no respeta condiciones, por eso los tumores malignos están presentes también en mujeres durante su embarazo, y es cuando debemos darle todo nuestro apoyo”, explica el hematólogo Álvaro Cabrera García.

  • En menores de 25 años son las leucemia

Así, en México y en el mundo se han diagnosticado en mujeres en estado de gestación y por abajo de 25 años los cánceres hemáticos, como leucemia y linfomas.

“La edad promedio de nuestras pacientes es de 22 años y a ellas les hemos detectado esos tipos de cáncer, el diagnóstico se hace después del segundo trimestre, algunas en el tercer trimestre y para ese tiempo, el feto ya está formado por eso el tratamiento no le afectará, siempre y cuando se busquen las combinaciones de fármacos que no pasen la protección que da la placenta”, precisa el experto.

  • En mayores de 25 años son los tumores de mama

En las mujeres mayores de 25 años y que están en gestación, el cáncer más común es el de mama y el de cérvix. A ellas, les damos otro tipo de tratamiento, porque no es lo mismo atender un cáncer sólido (como las masas o bolitas de la mama) frente a un cáncer líquido (como las leucemia o linfomas).

Te recomendamos: Leucemia Linfoblástica Aguda: el cáncer más común en niños

Síntomas que no son normales

Cuando una mujer está embarazada y comienza a tener síntomas diversos, la mayoría de los médicos, familiares y amigos se los achacan al embarazo. Sin embargo, cuando ella comienza a perder peso o sentirse muy cansada, desmotivada y tiene alterado los resultados de sus estudios de sangre o de orina, habrá que valorarla más profundamente, puesto que el cáncer como tal no da síntomas precisos, sino que en cada chequeo con el ginecólogo se debe palpar bien el cuerpo de la mujer.

“Hemos tenido casos en que la mujer bien porque se sintió una masa en el seno y los ginecólogos por lo general quieren esperar a que el bebé nazca, pero no, no es necesario, puesto que 9 meses (lo que dura un embarazo) o seis meses o tres meses es tiempo vital en el que la mujer puede recuperarse”, advierte el experto y explica que “la evidencia mundial indica que si te esperas más tiempo para atender el cáncer en la mujer embarazada, peor le va a ella y puede tener a su hijo, pero ella morirá al poco tiempo”.

El cáncer no espera y “hemos atendido desde el año 2016 a 70 mujeres con cáncer, de ellas cinco decidieron irse a atender en otros centros, pero 65 fueron atendidas por nosotros, de ellas tenemos 54 niños vivos y con su mamá, y el restante fueron casos en los que la mujer llegó muy tarde y el cáncer ya estaba en etapas terminales”, lamenta Cabrera García.

Te recomendamos: Cáncer de mama: mamografía para embarazadas, mujeres lactando y adolescentes

Cuando no se da tratamiento oncológico asertivo a la mujer en estado de gestación, se le pueden generar a los embriones y fetos malformaciones y riesgo de muerte. Así como daño severo a mamá.

“El tratamiento para cada mujer es diferente, depende del tipo de cáncer, de la etapa en la que se haga el diagnóstico, del trimestre que curse del embarazo, de la edad de la mujer y de los medicamentos que tengamos para atenderla”, refiere el experto y finaliza: “no hay que tener miedo si se diagnostica cáncer en el embarazo, ya no estamos en los tiempos de las quimioterapias devastadoras”.