Abuelitos con Alzheimer: ¿cómo pueden mis hijos ayudarlos?

Guadalupe Camacho · 17 octubre, 2019

Los nietos no solo rejuvenecen el corazón de sus abuelos, también ejercitan a la mente y hasta pueden ser ayuda para quienes padecen Alzheimer.

Se calcula que en México, hay entre 800 mil y un millón de adultos mayores viviendo con Alzheimer, trastorno neurodegenerativo profundo que se caracteriza por un impacto negativo en diversas áreas de cerebro. Especialmente en la memoria, es decir, el afectado comienza a olvidar tanto recuerdos pasados como presentes.

“Una de las señales clásicas del Alzheimer es la pérdida de memoria, pero hay una gran confusión porque los familiares del afectado dicen que la ‘memoria buena’ (recuerdos de la infancia, adolescencia y juventud del abuelo) no está afectada, entonces no tiene la enfermedad”, indica el psicogeriatra, Agustín Torres Cid de León.

Sin embargo, esto no es así, porque no hay “memoria buena” o “memoria mala”, todos los recuerdos del pacientes se comienzan a perder, aunque es más notaria la enfermedad porque el abuelo no recuerda qué desayunó ayer, o quién lo cuidó, dónde pasó la tarde o quiénes lo visitaron en fin de semana.

Te recomendamos: Beneficios de la convivencia entre nietos y abuelos

¿Cómo ayudar a los abuelitos con Alzheimer? 

Los abuelos en México, y en diversos países de América Latina, son esenciales para la crianza de los nietos, puesto que los adultos mayores cuidan de forma integral a los más jóvenes de la familia. Pero “cuando hay un diagnóstico de Alzheimer en casa, se crea cierta confusión, miedo e ignorancia”, lamenta el psicogeriatra, Torres Cid de León.

Tras el diagnóstico de Alzheimer ¿qué hacer? Lo primero es llevarlo siempre a sus revisiones con el doctor, que tome su medicamento y que no sea aislado. “Es necesario informarse acerca de la enfermedad y hablarlo con toda la familia, para que estén enterados todos de la condición del paciente”, recomienda el experto.

Además, “los abuelitos con este tipo de demencia —y que conviven con sus nietos y otros familiares— fortalecen su estado integral de salud, con la socialización de sus familiares y amigos, eso les ayuda a no sentirse solos, desmotivados y depresivos”, explica Torres Cid de León.

Los nietos fortalecen el cerebro

Cuando el Alzheimer comienza, es necesario que el abuelo siga participando en las actividades con sus nietos, lo ideal es que convivan y hagan actividades mentales juntos, puesto que tanto a nietos como a abuelos se beneficiarán.

Entre las actividades que se recomiendan están:

1. Participar en juegos de mesa. El dominó, damas chinas, memorama, ajedrez y juegos de habilidades mentales son recomendados. Además, los niños pasan las tardes conviviendo con los abuelos y para ambos es un tiempo memorable.

2. Realizar actividades manuales como: tejer o bordar, pintar mandalas o decorar algún objeto. Toda la precisión que se necesita para coordinar ojo-mano es un gran trabajo mental.

3. Cocinar en frío. Preparar alimentos como emparedados, bocadillos y ensaladas en familia es sano para el cerebro de abuelos y nietos. Así que dales recetas y cómprales los ingredientes para que preparen unas ricas botanas para estas tardes de lluvia. Evita el uso de cuchillos o la estufa.

Te recomendamos: Características de los abuelos TÓXICOS

4. Bailar. La coordinación del cuerpo para seguir el ritmo es un trabajo mental muy complejo. Organiza tardes de baile, torneos y competencias de los ritmos favoritos de los abuelos y pídele a toda la familia que participe, los nietos — especialmente— lo disfrutarán.

5. Concursos de canto y tocar instrumentos. Al igual que en el baile, organiza las reuniones de canto y guitarra, canto y piano, o simplemente dales ollas y que hagan la batucada. Nietos y abuelos serán muy felices.

6. Veladas literarias. Leer en familia siempre ha sido uno de los grandes placeres, por eso a los adultos mayores les gusta y los niños los disfrutan. Compra libros apropiados para ambos y ponlos a leer. ¡No te arrepentirás!

Te recomendamos: ¿Qué hacer para que a tu hijo le guste leer?

El Alzheimer es incurable

El geriatra Alejandro Montiel, indica que es esencial que los pacientes con trastorno neurocognitivo mayor o enfermedad de Alzheimer sean tratados de manera integral con medicamentos que mejoren su área cognitiva, afectiva y conductual.

“Este trastorno no se cura, solo hay que acompañar a los abuelos a que tengan una buena calidad de vida, pero recordemos que el Alzheimer no es solo una pérdida progresiva de la memoria sino que también afecta otras áreas del cerebro”, advierte Montiel.

Otras señales de Alzheimer son:

  • Cambio en la escritura. Es decir, el abuelo (a) escribía muy bonito, pero de pronto comienza a cambiar su letra y la hace más grande, curveada o pequeña.
  • Modificación en el sazón. La abuela o abuelo que cocinaba extraordinario, de pronto sala mucho la comida o está cruda, incluso pueden reemplazar ingredientes por otros que no van con el platillo.
  • Falta de expresión facial. De pronto los pacientes con Alzheimer ya no sonríen como antes, su cara está cambiando, se ve muy seria o parece enojada.
  • Cambios en el comportamiento, de pronto se vuelven impertinentes, groseros y en ciertos momentos agresivos. Por ello, hay que darles los medicamentos para que no lleguen a estas etapas.

Te recomendamos: El verdadero papel de los abuelos en la vida de tus hijos, por Julia Borbolla