La infertilidad en la pareja

Redacción bbmundo · 22 septiembre, 2014

Conoce los factores masculinos y femeninos que pueden impedir un embarazo.

La infertilidad puede deberse a problemas tanto en el hombre como en la mujer. Del 80% de los casos de infertilidad, se sabe que aproximadamente la mitad de ellos tiene su origen en el hombre y la otra mitad se debe a factores relacionados con la mujer.

¿A qué se debe la infertilidad masculina?

Entre las principales razones se encuentran:

  • No producir esperma, condición que se conoce como azoospermia
  • Poca producción de la misma, es decir, oligospermia
  • El estilo de vida es un factor determinante que puede afectar la producción de esperma; por ejemplo, el alcohol y las drogas -legales e ilegales-, pueden reducir temporalmente su producción
  • Influencia del ambiente (toxinas, plaguicidas, etc)
  • Problemas de nacimiento o hereditarios
  • Padecimientos graves como paperas o ETS (Enfermedades de Trasmisión Sexual)
  • Lesiones en los testículos
  • Tumores

Se habla también de problemas para lograr una eyaculación normal, que puede deberse a:

  • Enfermedades como la diabetes
  • Cirugías de próstata o uretra
  • Uso de medicamentos para controlar la presión alta o la impotencia

¿Y la femenina?

La mayoría de los problemas de infertilidad femenina se deben a desórdenes ovulatorios caracterizados por la carencia de ovulación y, como consecuencia, la inexistencia de óvulos o huevos para fecundar. Estos problemas pueden originarse por periodos menstruales irregulares o por la ausencia de éstos, fenómeno que se conoce como amenorrea. Otros factores como el estrés, dieta inadecuada (incluidos desórdenes alimenticios como la anorexia y la bulimia) o ejercicio físico exagerado; pueden afectar el ciclo menstrual.

Dentro de las causas menos frecuentes están los tumores en la glándula pituitaria (que si se encuentra enferma no podrá enviar la señal a los ovarios para que liberen al óvulo), obstrucción en las trompas de falopio (enfermedad inflamatoria pélvica), la cual impide el movimiento del óvulo hasta el útero y puede ser causa de una cirugía previa para tratar un embarazo ectópico y de endometriosis.

Así que si una pareja cree tener problemas de infertilidad es importante que ambos se realicen los estudios correspondientes.