Bárbara Anderson presenta “Los dos hemisferios de Lucca”, ¿qué implica tener un hijo con parálisis cerebral infantil?

Lourdes Botello · 20 noviembre, 2019

¿Qué serías capaz de hacer por sacar adelante a tu hijo con parálisis? Bárbara Anderson nos lo cuenta, en su libro "Los dos hemisferios de Lucca".

Los dos hemisferios de Lucca

En México, el 10% de la población padece algún tipo de discapacidad. Hay más de 2 millones de niños que están en estas condiciones y sólo 145 mil (6%) va a la escuela. Lamentablemente, el 94% de estos chicos se quedan en su casa por falta de oportunidades. Bárbara Anderson presenta “Los dos hemisferios de Lucca”, donde cuenta qué es tener un hijo con discapacidad: los retos dentro y fuera de casa, las complicaciones de salud y de vida; los cambios de prioridades; el Everest de cada día al tener un hijo con parálisis cerebral infantil.

Bárbara Anderson presenta “Los dos hemisferios de Lucca”

Nos va a contar del viaje a India que hizo toda la familia, para que Lucca fuera uno de los primeros niños en someterse a un tratamiento de 28 días, dos ocasiones durante 2017 y otra en 2019, y los maravillosos resultados que vieron en él.

¿De qué va “Los dos hemisferios de Lucca”?

Bárbara cuenta el día a día de tener un hijo con discapacidad: los retos dentro y fuera de casa, las complicaciones de salud y de vida; los cambios de prioridades; el Everest de cada día al tener un hijo con -hasta ahora- un diagnóstico irreversible como es la parálisis cerebral infantil.

Revisa: Beneficios de los videojuegos para niños con parálisis cerebral

Nos cuenta, cómo emprende un viaje a India con toda su familia para que Lucca sea uno de los primeros niños en someterse a un tratamiento de 28 días, dos ocasiones durante 2017 y otra en 2019, y los asombrosos resultados que vieron en él: una neurogénesis que arranca con el Cytotron, aparato creado por el científico indio Rajah Kumar.

Como buen viaje de todo héroe, la historia no termina ahí: Bárbara, se mete en una lucha para lograr impulsar el uso del Cytotron en México. Un vistazo a las posibilidades que se abren desde ahora para pacientes con parálisis cerebral y otras condiciones neurológicas además de otro tipo de enfermedades como el cáncer desde México, el punto más lejano en el mundo a Bangalore.

Los dos hemisferios de Lucca

¿Qué es la parálisis cerebral infantil?

Es un síndrome no progresivo provocado por un daño en las áreas del cerebro que se encarga del movimiento. Afecta principalmente el tono y la coordinación del movimiento de los brazos, piernas y el tronco. Esto no significa necesariamente que el paciente tenga una afectación en su nivel intelectual.

Su historia de “Los dos hemisferios de Lucca”

Lucca nació con parálisis cerebral grado 4. Su daño involucra sus dos hemisferios cerebrales, el derecho y el izquierdo. Según los neurólogos, el hemisferio izquierdo se encarga de los procesos que involucran lógica, secuencia, control, razón, realidad, precisión, detalle. Es analítico en todo. El hemisferio derecho, rige la pasión, la creatividad, las sensaciones. Hace planes a largo plazo, improvisa; es espontáneo, casual, holístico.

Por otro lado: Método Ulzibat: cirugía para niños con parálisis cerebral

No podía hablar, comer, reír, mucho menos caminar. Desde el primer día que lo tuvo en brazos su mamá. Bárbara Anderson, supo que sería un camino arduo. “Montañas de no”. Sin embargo, nunca bajaron los brazos. Ni ella, ni su hijo más pequeño Bruno. Mucho menos Lucca.

Su camino de investigación empezó en el propio quirófano a donde dio a luz a Lucca. Entrevistó a cada persona que estuvo en el momento en que el pequeño fue diagnosticado, parte importante del libro “Los dos hemisferios de Lucca”.

“Esto me ayudó a quitarme las culpas porque pensé que había sido mi culpa. Que mi incapacidad de pujar lo había afectado pero en realidad le faltó oxígeno. Tuvo un infarto. Le pedí tantas veces perdón. Le decía: ‘Estás encerrado en tu cuerpo por mi culpa'”.

El viaje a la India

El camino empezó con muchos obstáculos y una oportunidad: en una entrevista que Bárbara estaba haciendo con un empresario, se enteró de la existencia de Rajah Kumar, un científico indio que había creado una máquina que podía “despertar” las neuronas de Lucca.

Conoce: Beneficios de fomentar la inclusión educativa en México

“Cytotron” podía ser -o no- la respuesta a sus preguntas. La esperanza -o no- de ver a su hijo crecer en otras condiciones. La posibilidad -o no- de hacer algo más. Toda la familia se subió a un avión durante tres días para recorrer los más de 17 mil kilómetros hasta Bungalor. Al llegar, conocieron a Cytotron y a Kumar sin saber que el día 15 de esa odisea, Lucca iba a pronunciar su primera palabra: “Kumar”.

El pequeño fue el primer niño del mundo en recibir este tipo de tratamiento que consiste en modificar la membrana de las células con información que se envía vía cuántica y frecuencia magnética y electrónica, que modifica la manera en que las proteínas se comunican con las células. “Despierta a las células progenitoras y les ordena parir nuevas células”.

Dentro del Cytotron

Es una máquina muy parecida a un resonador magnético; se combinan los principios de la resonancia magnética y de la radiofrecuencia que no es dañina para el cuerpo humano.
La terapia se divide en sesiones de una hora durante 28 días.

Además: Lo que debes saber de la parálisis cerebral

Es la cantidad de días precisos para conseguir los cambios celulares correspondientes y ver resultados en los pacientes. Kumar logró que estas señales de radiofrecuencia sean controladas y moduladas apropiadamente para alterar el potencial transmembrana celular y luego aprovechar esa apertura para estimular ciertas proteínas específicas para que hagan una tarea determinada.

¿Qué cambios lograron con el Cytotron?

Conectaron el tálamo al sistema nervioso central. Nueva sensibilidad en el cuerpo. Papilas gustativas activas. Reconexión de funciones motrices. Memoria a largo plazo. Mejoró su vista. Cuello y cabeza con mejor control. Esfínteres con señal. Temperamento. Se perdió la rigidez del rostro. Lucca sonríe y usa su lengua. Succiona. Cedieron la espasticidad y los movimientos involuntarios. Reflejo de marcha activado

Ayudar a otros

El primer viaje a la India, se convirtió en varios más. El Cytotron dio resultados. Lucca empezó a hablar, perdió un 70% de su actividad epiléptica y logró pararse. Al ver esto, Bárbara empezó a movilizarse para que esos aparatos llegaran a México.

Hoy, hay uno funcionando en el subsuelo del Hospital Infantil de ciudad de México y otro en un hospital para adultos. Por ahora, ambos funcionan para degenerar células cancerígenas y no para regenerar neuronas.

“Quiero convertir a México en un hub para tratamientos con esta máquina”, dijo Anderson quien además fundó, junto a la periodista Katia D’Artigues, “Yo también”, plataforma de contenidos especializados en discapacidad, inclusión y accesibilidad.