Todos queremos que nuestros hijos sean los mejores en todo, que sean felices, sanos y exitosos, pero ¿te has cuestionado cómo y por qué deben ser fuertes mentalmente? Bueno como todo, empieza por la casa, con lo que hacemos como adultos y el ejemplo que le damos a los críos. Te dejamos una lista de cosas que no debes hacer si quieres que sea papá mentalmente fuerte.

No hagas esto si quieres un hijo mentalmente fuerte

Antes de decir que esto es una tontería, te explicamos que la fuerza mental es muy importante para que los niños se recuperen de los momentos complicados a los que se pueden enfrentar. Les dará impulso para seguir adelante, se volverán resilientes. Esto es lo que explica Amy Morin, en su libro 13 cosas que los padres mentalmente fuertes no hacen.

1.Mentalidad de víctima

No le fomentes mentalidad de víctima. Explícale que el rechazo, el fracaso y la injusticia son parte de la vida. Ofrécele herramientas para encontrar lo bueno de cada circunstancia en la que se encuentre atorado o crea que está viviendo algo negativo. Este es el paso principal para lograr que sea mentalmente fuerte.

2. Ceder a la culpa

Caer en los sentimientos de culpa que los niños pueden llegar a generar, que se vuelvan caprichosos y les enseñará a ceder ante otros. Por ejemplo, le están indicando que es normal que uno de sus compañeritos le diga «seré tu amigo si me pasas el examen», ante lo que tu hijo se sentirá manipulado y aceptará.

Demuéstrales que está bien decir «no», cuando la situación lo amerita, que no se sienta culpable al hacerlo y no permita que la gente lo chantajee.

Conoce: El papá que se hizo viral por llevar a su hija al baño de mujeres

3. Hacerlos creer el centro del universo

Un padre, que de verdad es mentalmente fuerte, no le hace creer al niño que es el centro del universo, esto solamente hará que lo crea y que sienta que los demás deben verlo o tratarlo así, cosa que lo alejará de sus amigos. Invítalo a descubrir qué tienen para ofrecer al mundo, en lugar de lo que el mundo tiene para ellos.

4. Criarlo con miedo a vivir

Cuando le haces creer que el mundo es solo peligro, quieres evitar a toda costa que sufra o se enfrente, le enseñas que está bien que el miedo lo manipule. Invítalo a salir de su forma de confort y a ser valiente.

5. Darle el poder de tu vida

Dejar que tu hijo elija qué se come o a dónde será el paseo del día, es darle más poder del que realmente están listos para manejar. Tratarlos sin límites, como si fuera «tu amigo», no los hará personas  mentalmente fuerte, porque no aprenderá sobre jerarquías y que hay momentos para escuchar y obedecer a sus jefes o a sus maestros, cuando se enfrenten al día a día.

También: Síndrome de la mamá tóxica: ¿existen las malas madres?

6. Esperar que sean perfectos

Exigirles perfección en todo, criará a niños inseguros de sí mismos, aquellos adultos que siempre buscan la aprobación de todos. Tanto tú como un papá mentalmente fuerte, como él, deben aprender que está bien fallar, es normal y todos lo hacen. Se trata de explicarles que siempre hay una nueva oportunidad para mejorar y que si fallan, pueden volverlo a intentar.

7. Evitar que sean responsables

Hacer todo por ellos, incluso en labores domésticas, solamente hará que se conviertan en personas con poca energía para trabajar. Ten en cuenta que cuando sean adultos, no siempre estarás para resolverles sus tareas. Déjalo ser responsable.

8. Evitar que sientan dolor

Sentimientos como la tristeza, el dolor o la ansiedad, son completamente normales en la vida del ser humano. Bríndale orientación y apoyo cuando tengan que lidiar con esos sentimientos, de esta forma desarrollarán capacidades para enfrentarse a situaciones complicadas y tengan un buen manejo de sus emociones.

9. Sentirte responsable de sus emociones

Tu hijo debe aprender a manejar sus propias emociones y acciones. No te asumas responsable de eso, más bien enséñale herramientas para afrontarlas y controlarlas, de tal forma le enseñarás a no depender de un segundo para su propia felicidad.

10. Evitar que se equivoquen

Parte de criar a un ser humano mentalmente fuerte, implica dejar que se equivoquen y aprendan. Estarle recordando a cada rato lo que deben hacer o corregir su tarea para que la maestra no lo regañe, solamente evitará que asuma las consecuencias de sus actos. Enséñale cómo debe hacerse algo y luego permite que él vuelva a hacerlo, si se equivoca aprenderá cuando llegue el momento. Esto lo hará más sabio y fuerte.

11. Confundir disciplina con castigo

Es importante diferenciar entre castigo y disciplina, el primero implica herir a tu hijo por sus acciones. La disciplina es corregirle, enseñándole una nueva forma de hacer las cosas para el futuro. Sí usa consecuencias que lo ayuden a autodisciplinarse para que tome mejores decisiones.

12. Tomar atajos

Hacer la tarea por él o ceder ante el llanto, con tal de que no te haga una escena en el supermercado, creará hábitos poco saludables para su vida futura.  Al no ceder, al no hacer trampa para llegar más rápido a una meta, les mostrará que pueden ser más fuertes y perseverantes.

13. Perder de vista los valores

Lamentablemente los padres están olvidando inculcar valores y si realmente queremos niños mentalmente fuerte, es momento de retomar esas costumbres de fomentar respeto, honestidad, empatía, dignidad, tolerancia y lealtad.

Artículo original: motherly.ly