¿Cómo mejorar la relación con tus hijos este 2019?

Vidal Schmill · 9 enero, 2019

Vidal Schmill te da los mejores consejos para mejorar la realción con tus hijos este 2019. Olvídate de los sermones y obtén los resultados deseados.

Año nuevo, vida nueva, es momento de cambiar los métodos de comunicación con nuestros hijos. Olvídate de los sermones y aprende a mejorar la relación con tus hijos este 2019. Vidal Schmill te da los mejores consejos para hacerlo…

8 tips para mejorar la relación con tus hijos este 2019

*REPRODUCIR EN EL REPRODUCTOR

 

Controla lo único que puedes controlar: tu respuesta

 

  • No permitas que tus emociones al calor del momento de un pleito con tus hijos escondan lo mejor de ti. Al establecer un límite o aplicar una consecuencia, lo que importa es tu congruencia y consistencia, no que le duela o lastime a tu hijo.
  • Ser consistente, moderado y predecible es lo que va a funcionar, aunque tus hijos aparenten que no les importa lo que haces para corregirlos. Cuando te reten, enfócate en lo que puedes controlar: tu respuesta, no la de ellos.
También: ¿Cómo tener autocontrol emocional ante tus hijos?

 Muchas veces, alejarte temporalmente es la mejor respuesta

 

    • No te consumas y frustres en pleitos y gritos constantes. La técnica que te recomiendo para acabar con las luchas de poder es irte momentaneamente. Cuando tu hijo rompa una regla, aplica la consecuencia correspondiente y antes de que te arrastre a la discusión sobre si es justo o no. Si tu hijo insiste en ello, aléjate momentáneamente. Cuando lo haces,estás mostrando que no vas a tolerar más discusiones y alegatos. Alejarte para enfriarte y darle tiempo a ellos también para hacerlo, te dará la oportunidad de hablar tranquilamente, de forma más efectiva y productiva.

 

Enfrenta y maneja una conducta o problema a la vez, una cosa a la vez

 

    • Es entendible que te gane la angustia de tantas cosas que no te gustan o te preocupan: las bajas calificaciones escolares, que lo molestan en la escuela, que se pelea con su hermano, que no hace nada por ayudar en la casa, etcétera. Si intentas resolver todo a la vez solo te agobiarás. Una cosa a la vez y verás que no es tan grave o en caso de serlo, tendrás energía para resolverlo con mayor eficacia.

Ejemplifica la conducta que deseas ver en ellos

 

  • Tu ejemplo es la forma más poderosa de influir para que tengan una buena conducta. Incluso si crees que no estás influyendo en sus elecciones y conductas, no siempre las apariencias son la realidad. Si eres consistente en tus límites, expectativas claras y consecuencias proporcionales y sobre todo en tus reconocimientos cuando lo hacen bien, lograrás impactar en su conducta.
Por otro lado: Comunicación no violenta con mis hijos: Ni gritos, ni amenazas

 No te tomes todo personal

 

    • Aunque te responda mal y te ataque, enfócate en corregir la conducta negativa y no en lo que su conducta te hace sentir. No se trata de ti, se trata de ellos. Que aprendan cuál es la conducta correcta, no lo que su conducta produce emocionalmente en ti.

 

Tu meta debe ser una madre o padre “suficientemente bueno”, no “perfecto(a)”

 

  • No te compares con otras familias o trates de darle gusto a toda tu parentela con tu forma de educar. Todas las familias tienen sus propias luchas pero no las conoces. Detrás de las puertas cerradas, todos tenemos problemas.
    • Haz lo mejor que puedas por mejorar. A veces te enganchas en pleitos que sabes debiste evitar, gritaste cuando debiste calmarte, pero aprenderás de cada experiencia si lo intentas hacer de forma diferente cada vez.
    • Tus hijos, tu pareja, tu misma(o) hacen lo mejor que pueden. Todos tienen sus luchas. Un poco más de empatía va caer bien a todos.

 

 No minimices la importancia de cuidarte a ti mismo(a)

 

  • Caminar, alimentarte bien, hacer ejercicio, estudiar y aprender, platicar con tus amigos, salir con tu pareja, practicar tus hobbies, es importante para evitar que la tensión de la vida cotidiana te absorba. Cuidarte a ti mismo, te hará mejor madre o padre.
Además: ¿Cómo lidiar con la rivalidad y celos entre hermanos?

 

Ten paciencia: el cambio de conducta es un proceso, no un evento único 

 

  • Las conductas inaceptables se aprenden y desarrollan a lo largo del tiempo. También las aceptables o que deseas que tengan. Recuerda que los cambios en la casa empiezan por los papás. Empieza por saber como actuar la próxima vez que tu hija se comporte mal. Y mientras más consistente y repetitivo que seas al respecto, tendrás más posibilidades de cambio efectivo a largo plazo. Ten paciencia, el cambio ocurre cuando persistes.

 

Vidal Schmill, Pedagogo, especialista en Desarrollo Humano. Autor del libro “Disciplina
Inteligente”, best-seller con más de 500,000 ejemplares vendidos y “Berrinches, su manejo eficaz”.
escuelaparapadres.com
TW:@escuela_padres
FB:Escuela para Padres de Vidal Schmill
Instagram: escuelaparapadresvidalschmill