¿Cómo tener autocontrol emocional ante tus hijos?

Vidal Schmill · 21 noviembre, 2018

No dejes que la gárgola que llevas dentro te domine. Vidal Schmill te dice cómo tener autocontrol emocional ante tus hijo.

Autocontrol emocional

El experto en berrinches, Vidal Schmill, nos hablará de cómo lograr tener autocontrol emocional ante tus hijos y no dejar que la gárgola que llevamos dentro nos domine.

 

¿Qué tanto autocontrol emocional  tienes?

*REPRODUCIR EN EL NAVEGADOR

  • Hay eventos que activan tus demonios. Yo le llamo “la GÁRGOLA”. Hasta las personas más pacíficas y bondadosas tienen  “botón” o “gatillo” que les detona reacciones fuera de control. Pero estos demonios no son tu conducta, son tus pensamientos, tu imaginación, tus creencias, y recuerdos…
  • No se trata de “echarle ganas”, de “contar hasta 10 o 100”, de entrar en estado de “gracia”, sino de hacer un trabajo de fondo, autocrítico para modificar pensamientos, creencias, imaginación basura. Es decir tener un autocontrol emocional.
  • Es un mecanismo automático sobre el que no se tiene control, a menos que tomes consciencia de que actúas bajo la influencia de dicho mecanismo y de sus orígenes.

 

“No puedes esperar resultados diferentes si continúas actuando de la misma forma”

Albert Einstein

Definición de estupidez en mi libro Disciplina Inteligente:

“Actuar de la misma forma y esperar que el resultado sea diferente”

 

  • Pero no es suficiente decir: “Hoy voy a cambiar”. ¿De dónde proviene nuestra conducta? ¿Por qué reaccionamos de manera que luego nos arrepentimos de lo hecho? Pegaste, gritaste y ya con calma no entendemos qué pasó y justificamos diciendo que es por lo que el otro hizo o lo que nos pasó, pero no es así. No es racional.

 

  • Para poder actuar de forma diferente primero debemos modificar nuestras CREENCIAS. Nuestra conducta es resultado de nuestras creencias.

 

  • A es Evento Activador, C es Conducta
Conoce:  Comunicación no violenta con mis hijos: Ni gritos, ni amenazas

 

  • Ejemplos de Eventos Activadores: Tu marido llegó demasiado tarde del trabajo, el niño hace berrinche, tu adolescente te hace ojos de huevo cocido. Algo te activa. El error es creer que debido a algo que ocurrió en nuestro ambiente, tenemos una conducta.

 

  • Hay una serie de procesos intermedios entre el Evento Activador y tu Conducta. Algo te activa y antes de la C de conducta está B: Creencias, Pensamientos, Imaginación, Recuerdos: Todos los hombres son infieles, imaginas cosas y eso detonará Emociones, antes de la C de conducta está la C de Cambio emocional.

 

  • Esto te conduce a una Conducta. No te brinques, de A no sigue C de Conducta, de A luego es B y luego C de Cambio emocional y luego C de Conducta.

 

  • El punto es que esta B no siempre es racional. Tus creencias, pensamientos, imaginación y recuerdos no siempre te ayudan a producir un cambio emocional apropiado a la circunstancia.

 “No nos afecta lo que nos sucede, sino lo que nos decimos sobre lo que nos sucede”

Epicteto

 

  • El diálogo interno contigo mismo. Tus pensamientos, tu imaginación, tu interpretación de los hechos, no los hechos: “Esta niña me hace esa cara porque seguramente su padre le dijo cosas malas de mi, no lo voy a permitir” y esto detona un Cambio Emocional.

 

  • Así A, luego B, luego C (de cambio emocional)

“Dime lo que piensas y te diré qué sientes”

Efraín Bartolomé

 

  • Tu pensamiento determina lo que sientes y lo que sientes, tu forma de actuar.

 

  • Así: A es Activador, B son Burradas, bobadas o Basura cognitiva (pensamientos, creencias, imaginación y recuerdos basura) que conducen Cambios emocionales (neuróticos) y a Conductas reactivas

 

  • En resumen: A (Evento Activador) B (Basura cognitiva, Burradas, Bobadas) C (Cambio emocional) C (Conducta o acción)

 

  • Sólo modificando la Basura Cognitiva podremos modificar nuestras emociones y así, nuestras conductas.

No son las adversidades las que causan los trastornos emocionales sino las Burradas o Basura cognitiva con que nos convencemos al interpretar los acontecimientos del ambiente.

“Si no se puede ser feliz en este mundo, habrá que procurar al menos no ser tan desdichado”

Schopenhauer

 

También: ¿Cómo no perder la paciencia con mis hijos?

 

Basura cognitiva

 

  1. La tendencia a confundir el deseo con la realidad.

La característica típica de una persona neurótica es su rigidez e inflexibilidad. Su intolerancia, intransigencia y poca adaptación. “Es muy especial”.

Esto es producto de una tendencia ferozmente arraigada de la mente humana a formular exigencias irracionales a la Naturaleza.: LAS COSAS TIENEN QUE SUCEDER DE UN CIERTO MODO SÓLO PORQUE NOSOTROS ASÍ LO QUEREMOS.

CREER que las personas deben comportarse de una cierta manera sólo porque, según nosotros, esa es la única manera correcta de comportamiento.

Distinguir entre deseos y realidad es un signo de madurez psicológica y un blindaje contra la neurosis.

Confundir deseos y realidad es una forma de encadenarnos al sufrimiento gratuito.

Afirmación:

“Esto no debería ser así o esto debería ser asado…” y al enfocarse en los defectos del mundo me castigo a mi misma o a los demás por algo que no ocurre. Expectativas irracionalmente altas respecto a mi mismo o a los demás.

 

  • Esto conduce a la FRUSTRACIÓN, “el no debería…” al ser, genera depresión y enojo.

Detrás de tus neuróticos brotes de ira, angustia, depresión está la mano peluda de un “debería”

 

SÓLO ES POSIBLE CAMBIAR UNA REALIDAD CUYA EXISTENCIA ACEPTAMOS

 

La frustración te conducirá a:

  1. La tendencia a magnificar la realidad.

“Catastrofismo” ver las cosas como terribles u horrendas.

 

El pensamiento neurótico nos coloca una gran lente de aumento que nos hace ver los acontecimientos del mundo de forma exagerada. Por eso la importancia de lograr el autocontrol emocional.

Decirme a mi mismo que “todo” es “horrible”, “malo”, “terrible” y esto conduce a una sobre-reacción o reacción exagerada negativa.

La exageración te conducirá a:

  1. La tendencia a la indefensión.

“Ya no puedo más” ,“no lo soporto, no lo tolero, es algo con lo que no puedo”

Conoce:  ¿Cómo lidiar con la rivalidad y celos entre hermanos?

“No puedo hablar en público”, “no puedo con la gente mentirosa”, te conducirá a un estado de fragilidad, ansiedad, nerviosismo, debilidad e indefensión.

 

Etiquetas auto-adheribles que indican que no soportas algo (la vulgaridad, a un drogadicto en la familia, su forma de mirar, etc, etc.)

 

La indefensión conduce a:

  1. La tendencia a condenar.

Condenar, maldecir, censurar, insultar, culpar, acusar, descalificar, satanizar, degradar, rebajar, anular. Deporte favorito de nuestra triste especie.

 

A otros o a uno mismo. “Es un gran pe…” “Qué pe… soy”

Condenar por razones raciales, socioeconómicas, profesionales, religiosas, sexuales, políticas, etc.

 

El condenado es a ojos de quien condena, un humano defectuoso e inferior.

Se usan adjetivos para degradar, insultando con nombre de animales: cerdo, rata, gusano, piojo, víbora, perra, alacrán, es decir: sub-humanos.

TEST:

Activador

  1. ¿Qué sucedió? (truco de cámara de cine)

 

Basura cognitiva o Burrada

  1. Exigencia: ¿Qué es lo que, según yo, debió o no debió suceder?
  2. Magnificación: Lo más horrible de lo sucedido es…
  3. Indefensión: Lo que de plano no puedo tolerar es…
  4. Condenas: ¿A quién condeno y con qué adjetivos?

¿A mi?           A los demás?          ¿A la suerte?

Consecuencia emocional

  1. ¿Cómo me siento? (nombre de la emoción y sensaciones que le acompañan?
  2. Del 0 al 10 ¿qué tan perturbado(a) estoy con esta emoción?

 

Derrota o destrucción de la basura cognitiva

  1. ¿Es cierto que lo sucedido en A no debió suceder sólo porque a mi no me gusta?
  2. ¿Por qué sí debió suceder? (causas naturales, sociales, psicológicas reales)
  3. ¿De verdad es terrible?
  4. ¿Realmente no lo tolero?
  5. ¿Son ciertos los adjetivos que usé para condenar?
  6. Los demás o yo ¿realmente valemos menos por lo sucedido?
  7. ¿Cuál es el acto, ajeno o mío, que no me gustó?
  8. ¿Qué puedo hacer, realistamente, en el futuro para modificar mi conducta?
  9. ¿Mi malestar emocional me ayuda a lograr la meta anterior?
  10. ¿Maldecir mi suerte sirve para cambiarla?

 

Pensamientos Automáticos Negativos sobre uno mismo:

Estoy vieja

No sirvo para nada

No me puedo controlar nunca

Soy mala mamá o mal papá

Soy un fracaso

Ojalá todo fuera como antes

Tengo miedo de que algo malo pase

Sobre la pareja:

Ya no me quiere

Es egoísta

No le importo

No me soporta

No soy suficiente para él o ella

Sobre los hijos:

Debe ser el mejor, el número 1

Debe ser líder

Debe ser aplicada(o)

Se me va a subir a las barbas y eso no lo puedo soportar 

Resumen de pensamientos automáticos negativos y basura que hay que barrer para lograr el autocontrol emocional:

CatastrofismoDecirme a mí mismo que todo es “horrible”, “malo” o “terrible”, exagerando mis reacciones negativas.
PersonalizaciónCulparme a mí misma(o) por lo que sucede, las decisiones de otros, por los sentimientos de los demás y los problemas ajenos.
Generalización exageradaGeneralización negativa del resultado de un evento único y ponerlo por encima de lo demás. Uso excesivo de “siempre” y “nunca”
Lectura mentalAsumir que sé lo que el otro piensa, siente o sus intenciones. “Éste sólo se quiere aprovechar”, “me está utilizando”
Adivinador(a)Decirme a mí mismo o creer que algo nunca pasará en el futuro o que no funcionará, estableciendo profecías auto-cumplidas negativas. “Nunca voy a pasar mis exámenes”
Pensamiento blanco o negroFormas exageradamente rígidas de ver el mundo y a los demás con muy poco lugar para los grises. Pensamiento de “todo o nada”.
Descalificar lo positivoEnfoque exagerado en los problemas, defectos y lo negativo, ignorando lo positivo, los logros, éxitos y fortalezas.
“Debería” ser asíEnfoque exagerado en lo ideal en un mundo imperfecto. Castigarse uno mismo o a los demás por lo que no hecho. Exigir irracionalmente expectativas de desempeño para uno mismo o los demás.
Etiquetar e insultarMentalmente insultarse a sí mismo(a) o a otros con calificativos como “estúpido”, “bobo”, “idiota”, etcétera.

 

Aprende más sobre cómo lograr el autocontrol emocional frente a tus críos. Solamente compra tus boletos para asistir a la conferencia que Vidal Schmill estará ofreciendo este 24 de noviembre en el Master bbmundo 18 años.

Compra tus entradas aquí.

 

Vidal Schmill, Pedagogo, especialista en Desarrollo Humano. Autor del libro “Disciplina Inteligente”, best-seller con más de 500,000 ejemplares vendidos y “Berrinches, su manejo eficaz”.
TW: @escuela_padres // escuelaparapadres.com
Summary
¿Cómo tener autocontrol emocional ante tus hijo?
Article Name
¿Cómo tener autocontrol emocional ante tus hijo?
Description
No dejes que la gárgola que llevas dentro te domine. Vidal Schmill te dice cómo tener autocontrol emocional ante tus hijo.
Author
Publisher Name
bbmundo
Publisher Logo

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (6 votes, average: 4,17 out of 5)
Loading...