Los niños no perciben las vacaciones como lo vemos los adultos. El concepto de tirarse en la playa a leer no es opción para ellos. Para cualquier niño, la vacación significa cambiar de actividad.

Para los papás existen dos panoramas:

1.- Los niños en vacaciones y mamá trabajando.
2.- Los niños en vacaciones y mamá a cargo de ellos.

En ambos casos no podemos olvidar que los niños tienen que cambiar de actividad

Por lo anterior vamos a darle vacaciones a:

-La rutina
-Las prisas
-El peinado perfecto
-Las uñas limpias en todo momento
-La presión por la tarea

No le vamos a dar vacaciones a:

-Los límites de respeto y convivencia
-Un horario diferente pero cumplido para entrar a redes, para desocupar la recamara que se tiene que limpiar, para irse a dormir, para sentarse a comer, etc.
-Por lo menos un trabajo de casa (hacer su cama, poner la mesa, atender al perro, etc.)
-Un proyecto a largo plazo (puede ser un rompecabezas grande, una manualidad, una obra teatral, un video familiar, etc.)
-Un momento para aburrirse
-Un espacio personal (los niños deben aprender a manejar su soledad)

Puedes hacer tu propio curso de verano en casa, no necesitas material, puedes descubrir todo lo que ya tienes y no has aprovechado. Desde frijoles, cajas de cartón o disfraces viejos.

¿Qué hacer con los más chiquitos?

Los niños en preescolar se entretienen con texturas, colores, bloques, etc.  Es muy importante aprovechar las vacaciones para acercarlos a cosas que en ciclos escolares no podemos hacer.

Haz gelatina, espagueti, pon un tazón lleno de lentejas y mezcla pequeños objetos que ellos deben descubrir con sus manitas, permíteles pintarse las uñas o la cara. Todas estas actividades, si bien los dejan embarrados o sucios, no tenemos la presión de presentarse así en el colegio al día siguiente. Es una actividad que les hace madurar la integración de todos sus sentidos que es la base de cualquier aprendizaje.

Ideas para entretener a tus hijos en vacaciones

Aquí te comparto un calendario para los más grandecitos que puedes implementar en casa este verano.

Lo importante es que lo “vendas” como algo maravilloso, lo escribas en una cartulina atractiva y de esta manera los niños se ilusionan y saben qué va a pasar. El planear los tranquiliza.

1.- El DIA DE COCINAR:  No tienen que ser algo complicado, tal vez un postre o una ensalada, pero hay que planear los ingredientes, ponerse atuendo de chef y porque no, invitar a los abuelos o amigos a probarlo.

2.-EL DIA DE CAMBIO DE ROLES: En el que ellos serán los papás, encargados de que se cumplan las reglas, que se responsabilicen de las cosas de casa, que cuiden a sus “hijos” etc. Este es un juego divertido, que te dará mucha información de cómo te ven tus hijos; pero debe reglamentarse para que no se salga de control y los niños decidan usar su rato de autoridad para algo peligroso o agresivo.

3.-EL DIA DEL ESCOMBRADERO: Que vean que juguetes o ropa ya no usan y les puede servir a alguien más, que ordenen su cuarto, o el espacio de juegos.

4.- EL DIA LOCO: Es el día del peinado loco, la ropa loca y pueden tomarse fotos y pasarse el día relajado

5.-EL DIA DE ESPECIAL DE CADA UNO: El día en que el miembro elegido decide el menú de ese día, los demás deben consentirlo, puede elegir la ventana del coche si salen a pasear, elige un juego de mesa o una película, etc.

6.- EL DIA DE LA GENEROSIDAD: En la que deben pensar lo que les gusta a los demás, lo que necesita el otro y realizar un acto concreto de generosidad.

7.- EL DIA AL REVES: Desde ponerse los zapatos al revés o la ropa, sentarse en lugares diferentes en la mesa, cambiar de cuartos o usar la mano no dominante para dibujar.

Intenta que tus hijos desarrollen su creatividad en este tema, te sorprenderán sus ocurrencias.

8.-EL DIA DEL CAMPAMENTO EN LA SALA:  Pueden usar todo el día en la planeación del campamento, que puede ser en la sala o en el jardín.

9.-EL DIA SIN HUELLA: Es ese día que ni te bañas, ni te cambias del pijama ni te lavas los dientes.

10.- EL DIA DEL CASINO: Juegos de mesa, apuestas entre toda la familia, ruletas, dados, etc.

Lo ideal es que puedas vivir estos días con ellos o bien, si no te es posible dejarlos asignados y llegar del trabajo a recibir la reseña.

Aunque estés muy ocupada no dejes pasar momentos que no van a regresar. Asigna 15 o 30 minutos al día para tener un momento especial con tus hijos que recordaran toda su vida.

Julia Borbolla
Psicóloga. Creadora de los proyectos Antenas y Escudo de la Dignidad.
TW:@GpJuliaBorbolla
FB: Grupo Julia Borbolla
juliaborbolla.com

Sigue aprendiendo con Julia Borbolla, lee esto:

→¿Por qué demasiado amor vuelve ingratos a los hijos?

→Consecuencias de criar hijos tiranos

→¿Cómo afecta el divorcio a los niños y cómo evitarlo?