¿Qué hacer si le da un ataque de asma a mi hijo?

Revista bbmundo · 11 febrero, 2019

Es muy importante que sepas cómo reaccionar en caso de que tu hijo sufra un ataque de asma y cuándo es necesario llevarlo a urgencias.

Cuando un niño padece asma, los pulmones y sus vías respiratorias se inflaman al estar expuestos a ciertos detonantes, por ejemplo por el exceso de polvo, humedad, polen o por tener un resfrío. El asma puede causar síntomas molestos y uno de ellos son los ataques de asma, que son aquellos episodios en los que la vida de los niños puede ponerse en riesgo.

Tomando en cuenta la frecuencia, su nivel de gravedad, los antecedentes familiares y el entorno infantil, se puede establecer un tratamiento adecuado a su edad. Y aunque se trata de una enfermedad incurable, se puede controlar de manera que el niño lleve una vida normal.

 

Todo sobre los ataques de asma

 

¿Cómo identificarlo?

Con la presencia de mucha tos, flemas y un chiflido en el pecho, sobre todo en la noche. Generalmente va a tener problemas para conciliar el sueño, se le puede hundir el pecho o ponerse pálido.

[También puedes leer: ¿Tu hijo es asmático o alérgico? DIFERENCIAS]

¿Qué lo provoca?

Infecciones virales o bacterianas y los alérgenos ambientales. Un niño que padece asma puede ser propenso a una crisis si sufre alguna infección.

Otros factores son la exposición a humos y polvos:

• La contaminación intramuros, como el humo de cigarro de algún papá o familiar.

•La contaminación extramuros (aunque es más frecuente la intramuros).

 

¿Cómo controlar un ataque de asma? 

 

Debes consultar siempre a su médico para que haga una evaluación y decida si necesita tratamiento para la infección. En algunos casos, la crisis puede ser muy peligrosa y poner en riesgo la vida de tu hijo.

[No te pierdas: Lo que debe comer un niño con asma]

Llévalo a Urgencias si:

• Presenta labios y/o uñas de color azulado (por falta de oxígeno).

• Le falta el aire al hablar o simplemente al andar.

• La piel de sus clavículas y entre las costillas se hunde al respirar.

•Tiene respiración y/o pulso acelerados (más de 25 respiraciones y 120 pulsaciones por minuto).

¿Cómo puedes prevenirlo?

• Lava sus manos con frecuencia y evita que comparta alimentos con otros niños o adultos.

•Traza, con la ayuda del médico, un plan de acción para actuar lo más rápido posible.

•Informar a las personas más cercanas al cuidado del niño.

[Te puede interesar: Tener mascotas desde bebés puede evitar alergias

Síntomas generales del asma

 

Si tu hijo ha presenta varios de los siguientes síntomas, es importante que lo lleves con su pediatra para determinar si tiene asma y evitar que tenga un ataque asmático.

-Tos frecuente  y seca
-Al inhalar y exhalar presenta sibilancia o un sonido similar a un silbido
-Falta de aire al hacer actividades físicas
-Dolor de pecho, en particular en los niños más pequeños
-Problemas para dormir causados por falta de aire, tos o sibilancia
-Retraso en la recuperación o aparición de bronquitis después de una infección respiratoria
-Fatiga, que puede deberse a la falta de descanso

Con información de la OMS, la Secretaría de Salud y la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología. Agradecemos al Dr. José Luis Carrillo, especialista en Medicina Interna, Neumología y Medicina del Sueño en la UNAM.
Este artículo salió publicado en la Revista bbmundo 135