¿Qué hago si mi hijo tiene un tic?

Revista bbmundo · 5 octubre, 2018

¿Notas que tu hijo parpadea muy rápido o mantiene inclinada la cabeza hacia un lado? Podría tener un tic, averígualo y aprende cómo tratarlo.

tic en los niños

¿Notas que tu hijo levanta las cejas o encoge los hombros continuamente? Podría tratarse de un tic. Así se les conoce a los movimientos rápidos y repetitivos que ocurren sin una razón aparente. Se presentan en cualquier parte del cuerpo, pero los más comunes afectan la cara, los hombros y las manos. También existen los vocales que se caracterizan por la emisión de sonidos involuntarios como gruñidos o carraspeo.

 

Si tu hijo tiene un tic, puede tener solución

 

Son habituales durante la infancia y la mayoría no tienen riesgos para la salud, pueden ser transitorios o crónicos, es decir que duran más de 12 meses. No se conocen las causas, pero se sabe que la probabilidad aumenta cuando alguno de los padres los tuvo y que los periodos de estrés incrementan su frecuencia e intensidad.

¿Sabías que el tic es más común en los niños? Se estima que se presenta entre 3 o cuatro 4 veces más que en las niñas

 

Revisa: Así puedes tratar a un niño con conductas difíciles

Tips para enfrentar el tic

  • Monitoréalo. Hazle saber que te interesa su padecimiento, será reconfortante sentirte cerca. Anota cada cuánto se presentan o si detectas algún cambio
  • Bríndale sólo la atención necesaria. No permitas que se convierta en el tema central de sus días pues darle demasiada importancia podría empeorarlos
  • Identifica las causas de estrés. Pregúntale sobre sus preocupaciones. No lo juzgues y busquen juntos una solución
  • Enséñalo a relajarse. Practiquen con musicoterapia o ejercicios de yoga; también es importante que trabaje la respiración y descanse adecuadamente
  • Diseñen estrategias para contrarrestarlos. Planeen cómo hacer que pasen lo más desapercibidos posible. Por ejemplo si es vocal, dile que se tape con un pañuelo para aligerar el sonido
  • Evita las correcciones y los regaños. Las llamadas de atención podrían provocarle inseguridad. Ten paciencia y no pierdas de vista que aunque lo desea, no puede controlar el tic.
  • Refuerza su autoestima. Resalta sus logros en cada oportunidad, ya que suelen ser objeto de críticas y burlas

La American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (AACAP) estima que 10% de los niños en edad preescolar presentan tics transitorios

¿Cuándo llevarlo al doctor?

  • Si sospechas que tiene Síndrome de Tourette
  • El malestar interfiere con sus estudios y su vida social
Por otro lado: Los cinco focos rojos del berrinche
Artículo publicado en la revista print No. 95, septiembre 2013