El verano es una época muy esperada por los niños pero las altas temperaturas pueden transformarse en un riesgo para su salud.  

Identifica el agotamiento por calor y  el golpe de calor

  Cuando hace mucho calor el cuerpo tiene dificultades para regular la temperatura, misma que puede aumentar a más de 37ºC  debido a la deshidratación, sudoración excesiva y desajustes en el centro cerebral que regula la temperatura corporal. Si esto ocurre  al niño le puede provocar agotamiento por calor  y hasta una condición más grave como el golpe de calor, cuando el cuerpo alcanza hasta los 40ºC y no tratarlo a tiempo puede dañar rápidamente el cerebro, el corazón, los riñones y los músculos. Para ayudarte a identificar cada uno de estos síntomas y sus consecuencias, te dejamos estos puntos.  

¿Cómo identificar el agotamiento por calor?

  • Sudoración excesiva • Sensación de calor sofocante • Sed intensa y  boca seca • Calambres musculares • Agotamiento, cansancio o debilidad • Dolor de estómago, mal apetito, nauseas y vómitos • Dolor de cabeza • Irritabilidad (llanto inconsolable) • Mareos o desmayos  

Revisa: Guía para que tu hijo sobreviva al calor en la escuela

 

¿Qué debo hacer?

  • Ofrecer agua fresca o electrolitos orales • En bebés, ofrecer el pecho frecuentemente • Trasladarlos a un lugar fresco con sombra y ventilación • Desvestirlo • Mojarles el cuerpo con agua fresca    

¿Signos del golpe de calor?

  • Temperatura mayor a 39ºC que no responde a antipiréticos • Piel roja, caliente, seca • Agitación • Dolor de cabeza punzante • Vértigo, desorientación • Delirio, confusión, pérdida del conocimiento • Convulsiones  

Además: Estos son lo mejores parques acuáticos cerca de CDMX

 

¿Cómo reaccionar?

  • En bebes ofrecer el pecho mas frecuentemente • Acudir a un servicio de urgencias • Quitar la ropa y refrescar mojando con agua fría todo el cuerpo • Ofrecer agua o electrolitos orales si esta consiente • No administrar antipiréticos  

¿Cómo los puedo prevenir?

  • Ofrecer agua, electrolitos orales, jugos con frecuencia aunque no los pidan • Ofrecer el seno materno frecuentemente • No ofrecer líquidos o comidas calientes o pesadas • Incorporar sal en mayor cantidad de lo habitual en cada comida para reponer el sodio perdido • Bañarlos o mojarles todo el cuerpo con frecuencia • Realizar actividades tranquilas y en lugares frescos o con sombra • Evitar que transiten o jueguen expuestos al sol, en especial al mediodía o en las primeras horas de la tarde. • Si deben estar bajo el sol: usar sombrero, protector solar con filtro mínimo de 30 fps y tomar descansos a la sombra. • Usar ropa holgada, de algodón y con colores claros • Nunca dejar a los niños en un vehículo estacionado y cerrado • Nunca untar alcohol ya que se absorbe y puede intoxicar al niño   [relacionado id=33111]