Enséñale a tu hijo a expresar sus emociones con colores

Carla Espinosa · 25 junio, 2020

Cuando los niños son pequeños, es probable que no sepan cómo expresar sus emociones. Enséñalo a usar los colores para hacerlo.

Es importante que los mini artistas conozcan las emociones, aceptar lo que sienten y poder expresarse de forma natural, el arte les aporta una gran oportunidad para lograr esto, los colores pueden ser una gran herramienta para ponerse en contacto con estas ya logran hacernos sentir de diferentes maneras.

¿Qué color le pones a tus emociones?

Podemos acercar a los mini artistas a que tengan la oportunidad de expresar cómo se sienten para así poder procesar mejor sus emociones, visualizando estas por medio de las imágenes de sus dibujos y pinturas.
Los colores son parte de nuestra vida y son capaces de hacernos reaccionar para lograr hacernos sentir diferentes sensaciones y emociones en forma inconsciente. Nos pueden hacer percibir sensaciones e ideas:

-El amarillo es un color que transmite tranquilidad, abre la mente y brinda paz.

-El naranja evoca emoción, entusiasmo, así como confianza, aunque también puede provocar ansiedad.

-El rojo, el color del fuego, es el más cálido de todos los colores y se relaciona con los impulsos y el peligro.

Por otro lado: Van Gogh para niños y sus emociones

-El verde, un color muy eficaz para los casos de nervios, ayuda al reposo y aporta paz, seguridad y esperanza.

-El rosa, es un color que nos invita a ser amables, induciéndonos a sentir cariño, amor y protección.

Para acompañar a los mini artistas y ayudarlos a expresar sus emociones por medio de los colores, podemos realizar dibujos y pinturas, realizándoles preguntas para guiarlos a crear como: ¿Qué color te hace sentir triste? ¿Cuál te hace sentir feliz? etc. o mostrándoles algún color preguntándoles que los hace sentir.

Revisa: Aprendizajes indirectos a través del juego

También podemos mostrarles obras de arte en donde predomine alguno de los colores para que puedan identificar lo que la obra los hace sentir.

Es muy importante estar en contacto con las emociones y saber que se vale sentir, que no existen emociones buenas ni malas, de esta manera las podremos aceptar y logrando procesarlas mejor.