Trastornos psicológicos infantiles por encierro en cuarentena

Melissa Espinosa · 11 mayo, 2020

Averigua si tu hijo podría padecer alguno de estos trastornos psicológicos infantiles por encierro en cuarentena.

La organización Save the Children realizó una encuesta a más de 6 mil niños y padres de países como  Estados Unidos, Alemania, Finlandia, España y el Reino Unido, donde encontraron que los niños corren el riesgo de padecer trastornos psicológicos infantiles por encierro en cuarentena.

¿Podría sufrir de trastornos psicológicos infantiles por encierro en cuarentena?

Se descubrió que uno de cada cuatro niños que se encuentran en aislamiento, viviendo restricciones sociales, se están enfrentando a sentimientos de ansiedad que, en caso de no ser tratados, pueden llevarlos a padecer trastornos psicológicos infantiles por encierro en cuarentena.

En la investigación Save the Children encontró que aproximadamente el 65% de los niños ha tenido que atravesar por sentimientos contra el aburrimiento y tristeza que ocasiona el aislamiento, lo que ha ocasionado que 1 300 millones de niños y estudiantes  del mundo se han visto afectados por el cierre de sus escuelas.

Además: Van Gogh para niños y sus emociones

Esto sin contar que existe un gran porcentaje de niños que aunado a la cuarentena, diario se enfrentan a situaciones como: pobreza, violencia, soledad, explotación, entre otras.

Por su parte, Anne-Sophie Dybdal, Asesora Senior de Protección Infantil de la Unidad de Salud Mental y Apoyo Psicosocial de Save the Children, explica que  es fácil que los niños caigan en estos sentimientos pues “las personas que están afuera regularmente tienen una actividad más baja en la parte del cerebro que se enfoca en las emociones negativas repetitivas. Esta es una de las razones por las que los niños pueden caer en sentimientos negativos o incluso depresión durante las circunstancias en que viven ahora «.

Entre los trastornos psicológicos infantiles por encierro en cuarentena, los expertos explican que entre los sentimientos que encontraron fue ansiedad, aburrimiento y temor. Miedo a no volver a ver a los amigos o  incluso quedarse sin educación.

Por otro lado: Playlist para sobrevivir a la cuarentena, bailando en familia

En Estados Unidos, el 49% de los niños reveló que estaban preocupados, el 34% aceptó sentir miedo y  el %27 ansiedad. En el caso de Finlandia, el 70% aceptaron sentir ansiedad y 55% fatiga. En el caso del Reino Unido, el 60% tiene miedo a que algún familiar fallezca y 20% a no tener futuro escolar.

Por su parte, la directora de la Unidad de Salud Mental y Apoyo Psicosocial de Save the Children, Marie Dahl, comentó que  aunque «los niños son resistentes, no podemos subestimar el impacto que la pandemia está teniendo en su bienestar mental y su salud en general. Es probable que a los niños en un entorno estable les vaya mejor, pero muchos niños no son tan afortunados. Aquellos que viven en la pobreza, que están experimentando violencia en el hogar o que son vulnerables de otro modo, realmente pueden ser empujados al límite por bloqueos duraderos; en el peor de los casos, si no se abordan, esto podría escalar a depresión y otros problemas de salud mental. Los impactos en la salud mental de COVID-19 podrían verse mucho más allá de la vida de la pandemia».

También: Consejos para “nutrir” las emociones de tu hijo

Para contrarrestar los efectos y evitar los trastornos psicológicos infantiles por encierro en cuarentena, la organización Save The Children pide:

  • Los niños tengan acceso a servicios de apoyo durante y después del cierre, y priorizarán el trabajo de los proveedores de atención social,
  • Las escuelas, los servicios sociales y las autoridades supervisarán a los niños durante los bloqueos y continúan la gestión de casos a través de enfoques remotos hasta que la sociedad y las escuelas vuelvan a abrirse y se pueda brindar más apoyo. Esto incluye garantizar que la educación a distancia sea accesible para todos los niños, que debe contener mensajes sobre salud, higiene y seguridad.
  • Los padres y los maestros deben recibir apoyo para mantener la estructura y la rutina de los niños, y para mantenerlos involucrados en actividades de juego y aprendizaje en la escuela y en el hogar.
  • Se deben establecer mecanismos para la detección temprana de trastornos psicológicos infantiles por encierro en cuarentena, como cambios repentinos en el comportamiento, tristeza persistente inusual, preocupación excesiva, falta de concentración, problemas para dormir o agotamiento