UNAM: Niños golpeados genera adultos violentos

Melissa Espinosa · 15 octubre, 2020

Una experta de la UNAM explica por qué los niños golpeados genera adultos violentos y cómo es que la nueva ley será de ayuda para evitarlo.

Después de que recientemente, el Senado anunciara que quedaba prohibido el castigo físico en menores de edad. La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer el respaldo a esta decisión, ya que está comprobado que niños golpeados genera adultos violentos.

Niños golpeados genera adultos violentos

En una investigación realizada por la Máxima Casa de Estudios, se destacó que durante la pandemia se ha hecho más visible el  incremento de la violencia en las familias. Por su parte, la  supervisora académica de la estrategia Crisis, Emergencia y Atención al suicidio de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, doctora Carolina Santillán Torres Torrija, explicó que ahora tenemos menos escaparates, pasamos más tiempo juntos y se hace más evidente el poco entrenamiento para incrementar las conductas adecuadas y extinguir las no adecuadas”.

Además hay que tener en cuenta que estudios han demostrado que durante este tiempo de contingencia, la violencia en el hogar ha aumentado debido al estrés que se llega a vivir. Ya sea por desempleo o el mismo contagio de Coronavirus.

Además: Senado prohíbe gritos, pellizcos o golpes para castigar a niños

La revelación de que niños golpeados genera adultos violentos, es porque la psicóloga Carolina Santillán Torres Torrija, explicó que se ha demostrado que el castigo corporal y la humillación sólo logra que en el corto plazo los niños y adolescentes cumplan con cierto orden, pero a largo plazo tienden a ser niños más agresivos, desarrollan conductas delictivas y antisociales, tienen problemas para adaptarse y más probabilidad de desarrollar una enfermedad de salud mental».

Informó que durante 20 años ha habido un incremento de los talleres para padres y sumado a esto, con la aprobación de la ley permitirá que la relación en la familia sea más democrática. Los padres tienen la obligación de educar pero en forma responsable y respetuosa y el menor tiene derecho a expresar su opinión.

Agregó que “No hay ningún estudio que demuestre que a mayor castigo y humillación se tendrán mejores ciudadanos”.