Sexo después de tener hijos

Redacción bbmundo · 18 agosto, 2017

Después del nacimiento de tu bebé, tu vida sexual no volverá a ser la misma; pero esto no significa que la diversión se acabó.

Por Ira Franco

Estaban acostumbrados a encontrarse en la cama con el estado de ánimo perfecto para empezar todo casualmente; un roce, un viejo chiste, un beso… incluso, esperar el sexo de reconciliación, pero ahora ¡ni siquiera hay tiempo para pelear! Tu bebé despierta por tercera vez en la noche, y se preguntan: “¿nuestra vida sexual volverá a ser como antes?”.

La respuesta es un rotundo –pero benigno–: no. Nada será igual, pero eso no quiere decir que debas resignarte a perder aquello tan divertido que ocurría entre las sábanas. Después de todo, tu hijo crecerá y se irá, pero tú te quedarás con tu marido.

 

Queriendo a la nueva “tú”

 

Es posible que con el vientre abultado, llena de estrías y con la posibilidad de sufrir un derrame de leche materna, no te sientas la mujer más sexy del mundo. La verdad es que a veces el sexo se siente como “una obligación extra”; sobre la apariencia ni hablamos, pues la presión que ponen algunas celebridades que salen de la sala de parto listas para la alfombra roja tampoco nos ayuda.

 

Por qué se ha vuelto tan difícil

 

En el caso de la pareja con un recién nacido todo se convierte en un auténtico revoltijo que toma tiempo desentrañar. El cambio de vida pega especialmente en lo sexual porque hay muchos factores que inciden sobre ello: “Puede ser que estés lactando y tu deseo se vea disminuido por las hormonas, es posible que tengas depresión posparto o, simplemente, estés absorta en tu rol de madre; mientras que tu pareja se encuentra económicamente estresada, tiene que asimilar la idea de que ahora compite por tu atención y, dependiendo de sus creencias particulares, puede verte como un ente desexualizado y que tu imagen se sublime para él ahora que eres madre y el deseo se vaya”, refiere Hugo Villalobos, miembro del Claustro de Terapeutas del Centro Eleia.

  • Cómo lo soluciono. La clave es compartir nuestras sensaciones, hablar con frases simples y claras de lo que sentimos. Es necesario comunicarse mucho y con sinceridad
  • Peligro: ¡hermano a la vista! Hay otro factor que detiene el deseo: el miedo a volverse a embarazar. Por ello, es fundamental que primero resuelvas los miedos reales que puedan interponerse, hables con tu médico sobre anticonceptivos que sean seguros durante la lactancia, y busques la ayuda de un terapeuta si lo que sientes se inclina más hacia una depresión que a una simple falta de deseo por cansancio
  • Una nueva vida. Para que una relación funcione y regrese el sexo, debes crear un entorno amable; deja de pensar en lo que fue y concéntrate en lo que es ahora.

Recuerda que éste es uno de los momentos más intensos de su vida, sobre todo en términos emocionales, por lo mismo, y ante todo deben tenerse paciencia (quizá otro término para referirse al amor). Se trata de no esperar demasiado de uno mismo, ni del otro; eso sí, en cuanto se abra una ventana de oportunidad, ¡no olvides saltar hacia ella!

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (2 votes, average: 3,00 out of 5)
Loading...