La ictericia y su relación con el oído del recién nacido

Guadalupe Camacho · 21 octubre, 2019

Te explicamos cómo afecta la ictericia en la audición de tu recién nacido y cómo puede ser peor si es prematuro. Conoce los tipos de hipoacusia que existen.

la ictericia

La hipoacusia es la pérdida de la capacidad auditiva y puede ser común en los recién nacidos que presentaron ictericia (color amarillo en la piel) de deficiente control. Cuando un bebé nace, es posible que presente un color amarillo en la piel y eso se debe a que tienen elevadas las cantidades de bilirrubina en la sangre.

La importancia de controlar la ictericia de tu bebé

¿Por qué se pone amarillo?
La ictericia es frecuentemente una señal de un problema con el hígado, la vesícula biliar o el páncreas, y ocurre cuando se acumula un exceso de bilirrubina en pequeño cuerpo del recién nacido.

“Para eliminar el exceso de bilirrubina se recomiendan baños de sol puesto que el calor permite que se active la vitamina D, y ésta elimina las concentraciones elevadas de bilirrubina”, explica la audióloga, Jimena Atuán Rodas.

También: Mi bebé está amarillo, ¿qué tiene?

La mayoría de los pequeños que son expuestos a baños de sol, mejoran notablemente, pero hay un grupo que no lo hace y a ellos se le brindan tratamientos de fototerapia controlada en un hospital o clínica.

“Sin embargo, en algunas ocasiones el recién nacido sigue amarillo y ello significa que su oído se está dañando, puesto que las células ciliadas —las cuales crean señales eléctricas  que son captadas por el nervio auditivo— están siendo lesionadas por el exceso de bilirrubina”, explica la experta.

En los prematuros es aún más complejo

El bebé que nació prematuramente tiene aún más problemas para controlar el funcionamiento de sus órganos, puesto que aún es muy inmaduro. “Generalmente se habla de la inmadurez de los pulmones del prematuro, pero también el hígado puede tener incapacidad para funcionar correctamente, y justamente es ese órgano el encargado de eliminar el exceso de bilirrubina”, precisa Atuán Rodas.

Además: La importancia del baño de sol en bebés

Los baños de sol son extraordinarios para eliminar la bilirrubina, pero en algunos casos los prematuros no pueden exponerse directamente a él porque su pile está también inmadura, entonces se dan baños controlados de luz dentro de la incubadora.

“Lamentablemente pocos son los médicos que hacen evaluaciones a los oídos de los prematuros, porque se concentran en otros problemas médicos que tiene, y dejan a un lado este importante sentido. Por eso siempre les recomiendo a las madres y padres que se acerquen a un experto en la salud ótica (del oído) si su bebé fue prematuro o tuvo ictericia de difícil control y les tuvieron que cambiar la sangre a sus bebés”, afirma la audióloga y foniatra.

Conoce: La audición en recién nacidos

Tipos de hipoacusia

Existen diversos tipos de hipoacusia, los cuales se clasifican de acuerdo con la zona del oído que afectan y la reducción de la audición.

Hipoacusia leve: quienes la padecen tienen dificultades para oír sonidos lejanos o suaves, susurros, o entablar conversaciones en ambientes muy ruidosos.

Hipoacusia moderada: no es posible mantener conversaciones normales, incluso en ambientes tranquilos, pues la pérdida auditiva es mayor.

Por otro lado: Estas son las vacunas que evitan la sordera infantil

Hipoacusia severa: Las personas afectadas sólo se perciben voces fuertes emitidas a distancias muy cercanas. A partir de este nivel de hipoacusia, y en adelante, se puede denominar a la patología como sordera.

Anacusia: es la pérdida total de la audición.