¿Qué hacer si a tu hijo no le gusta la cuna?

Michelle Grinberg · 4 marzo, 2020

¿Nunca te da tiempo de nada porque a tu hijo no le gusta la cuna y llora cuando lo dejas? Esto es lo que puedes hacer para ayudarlo.

A cuántas de nosotras nos ha pasado que llevamos nuestros buenos 20,45 y hasta 60 minutos tratando de hacer dormir al bebé en brazos cuando, ¡por fin lo logramos¡ e intentamos acomodarlo en la cuna y empieza a llorar sin parar. ¿Qué está mal? Aquí te decimos qué hacer si a tu hijo no le gusta la cuna.

Si a  tu hijo no le gusta la cuna prueba estos tips

Primero intentamos, con mucho cuidado, irlo bajando poco a poco, sin cambiar la posición de los brazos. No vaya a ser que hacemos un ruido, chocamos con los barrotes o nos abra el ojo camino al colchón, porque toda la misión se pierde.

También: La nueva cuna inteligente que imita los movimientos de los brazos

Por fin logramos el cometido y unos minutos después… cuando íbamos a empezar a recoger, bañarnos, vestirnos, escuchamos que ya despertó. Todo iba bien, entonces ¿a tu hijo no le gusta la cuna?

Imagínate que te duermes en el coche y despiertas en el super, o que te duermes en brazos y despiertas en la cuna… ¿Te sentirías raro? ¡Pues tu bebé también!

Además: Argo: la cuna anti WiFi protege a tu bebé de la radiación

Cuando tu bebé se queda dormido, en algún lugar y despierta en otro, puede causarle confusión y al encontrarse en un lugar diferente, en lugar de poder seguir durmiendo y lograr conectar fases de sueño y tener continuidad, causaría que despierte y no logre seguir durmiendo. Provocando que duerma solamente un ciclo de sueño 30-40 minutos o a veces menos.

¿Cómo solucionar si a tu hijo no le gusta la cuna? Acostándolo directamente en el lugar en donde va a dormir y acomodando el ambiente adecuado:

  • Con oscuridad
  • Ruido blanco
  • Buena temperatura en el cuarto
  • Usando saquito o taquito (swaddle)

Por otro lado: Si el llanto de tu hijo te desespera

De igual forma les recomiendo que intenten lo siguiente:

  • Una siesta al día, al menos, en la cuna en su cuarto (si no es en el que duerme)
  • Una siesta al día en la cuna en donde si duerme las noches
  • Para mayores de 5 meses, empezar a buscar un horario más establecido de siestas
  • Acomoden una pequeña rutina de siestas, que sea agradable, un masaje o una canción

Sé que no es fácil a veces lograrlo, pero si tu bebé tiene menos de cinco meses, todos los cambios requieren de constancia y esfuerzo. Si los buscas, créeme que los puedes lograr.