El apego seguro entre los padres y el bebé parece tener más relevancia en la vida de una persona, de lo que teníamos pensado. Así lo aseguró el psiquiatra, Karl Heinz Birsch, quien comentó que es la clave para su salud física, psicológica y social.

Por esto deben tener un apego seguro

  "Es crítico que un niño tenga padres que perciban las señales que les manda, que sean capaces de regular su estrés y afectos de forma apropiada, y que le ofrezcan seguridad emocional para que las neuronas del niño hagan las conexiones apropiadas", declaró el experto en apego seguro, en la presentación de un proyecto de formación que busca proteger al menor para que tenga vínculos sanos en familias vulnerables. Como ya lo hemos platicado con nuestros propios expertos, como Vidal Schmill, tener un apego seguro logrará que el bebé tenga confianza y logre relaciones interpersonales cálidas, estables y sociales,  por lo que no parece ilógico que también influya en la salud física de las personas.
Además: Las consecuencias del apego negativo
Para lograr un apego seguro, Heinz Birsch comenta que los padres deben transmitir seguridad hacia los críos, ya que muchos incluso les tienen miedo y son incapaces de responder a las señales de sus hijo. Responder de manera segura hace que los adultos sean vistos como personas consientes y coherentes cuando se encuentran en situaciones estrés. Recordemos que los niños aprenden del ejemplo de los adultos. Por lo tanto, si la madre no sabe cómo reaccionar cuando atraviesa por un momento difícil, los niños pensarán que es normal responder con ansiedad y no con un modelo organizado. 
Por otro lado: ¿Qué hago si tiene “mamitis”?
Ante esto, el psiquiatra concluyó que los estudios han demostrado que los niños que carecen de un esquema de apego sano, durante su primer año de vida, padecerá síntomas de trastorno de personalidad durante su adolescencia. Evita que tus hijos generen cualquiera de los apegos negativos ya que de adultos desarrollarán las siguientes características: Ambivalente o ansioso Serán excesivamente autocríticos e inseguros.  Dependientes, y continuamente desconfiados  ya que en el fondo sienten que van a ser rechazados. Desorganizado Interpretan las cosas como algo peligroso y reaccionan impulsivamente. Se congelan porque se sienten desesperados e impotentes, sin posibilidad de obtener ayuda. Inseguro evitativo Tienden a ser solitarios porque consideran que las relaciones y las emociones tienen poca importancia. Reprimen sus sentimientos.
Artículo original de: abc.es