Destete nocturno ¿fin de la lactancia?

Dixie Montiel · 15 julio, 2019

¿Cómo saber si es momento de aplicar el destete nocturno? Si ya estás lista te dejamos seis tips para que sea una transición tranquila y sin culpas.

Cada vez más mujeres optan por amamantar a sus hijos y muchas veces tienen el temor de concluir la lactancia con el destete nocturno. A continuación te dejo algunas recomendaciones que, en mi experiencia me ayudaron a dar este paso de manera amorosa y respetuosa.

Tips para un destete nocturno exitoso

¿Qué pasa con la llegada de un bebé?

Los primeros días de vida de un recién nacido son los más aleccionadores para nosotros los padres, nos ponen a prueba con todo y contra todo, los miedos más profundos salen a flote, el cansancio hace de las suyas pero al final todo fluye y la etapa de acoplamiento se va disfrutando día a día.

Te recomendamos: Destete tardío: consecuencias físicas para el niño

Dentro de esta primera etapa, uno de los temas que más nos preocupan cuando vamos a ser mamás es: ¿cómo vamos a establecer la lactancia con nuestro bebé? Previamente nos preparamos, leemos, nos informamos pero en la realidad, cuando estamos en la penumbra de la noche abrazando a nuestro bebé no sabemos si en realidad estamos haciéndolo bien. Sin embargo, la naturaleza es sabia y nuestro instinto protector nos saca avantes ante este primer gran reto.

Después de haber establecido la lactancia surge otra interrogante: ¿Cuando dormirá mi bebé más de tres horas sin que requiera tomas nocturnas?

Está comprobado que el no dormir bien provoca cambios de humor, irritabilidad, cansancio, falta de energía y puede influir en la depresión post parto. Por eso, aunque como mamás estemos disfrutando esa conexión maravillosa con nuestro bebé, lo cierto es que es demandante y cansado tener que estar despertando en medio de la noche para estar alimentando a nuestro hijo.

También: El destete: libre de culpas

Por eso la primera pregunta que debes hacerte es: ¿Por que quiero aplicar el destete nocturno a mi bebé?

Los motivos pueden ser muchos, quizá mamá tiene que volver a la vida laboral y necesita descansar para poder rendir o el cansancio es tan profundo que ya no puedes seguir durmiendo de tres en tres horas. Pero, ¿qué pasa si quieres quitarlo por las noches y tu deseo es seguir con la lactancia?

El destete nocturno no necesariamente es el fin de la lactancia. Si realizas un proceso amoroso y respetuoso, tu bebé y tú podrían continuar disfrutando de la lactancia sin sacrificar horas de descanso. Y lo sé porque así lo hice con mis dos hijas. La clave está en que tú mamá, estés preparada y decidida. ¿Y por qué te digo esto ? Muchas veces creemos tener la firme idea de querer hacerlo pero en el fondo nuestro corazón nos dice otra cosa. Por eso, primero escúchate, date el tiempo de sentir para que puedas tomar la mejor decisión sin culpa.

Además: 8 problemas que llevan al destete sin necesidad

Después de haber tomado la determinación, te aconsejo los siguientes puntos para que puedas llevar un destete nocturno amoroso y respetuoso.

  • Hablar con tu bebé

Sí! Hablar con tu bebé sobre lo que va a pasar es primordial. Cuéntale lo que va a suceder, dile cuánto lo amas pero que mamá también tiene que descansar, afírmale que siempre vas a estar para él cada vez que te necesite.

Puedes reforzar haciendo secuencias de fotos enmicadas que describan lo que está por suceder para que tu bebé poco a poco lo vaya asimilando. Te recomiendo hacer esto un par de semanas antes.

  • Evitar cambios significativos

Tanto para ti como para tu hijo. ¿Cuáles podrían ser estos cambios? una mudanza, mamá o papá tienen un cambio en el trabajo, llegada de un hermanito, un divorcio o alguna pérdida importante. El tener cambios trascendentes en el seno familiar no asegura un destete favorable porque los bebés absorben todas las emociones que afectan a los padres.

Por otro lado: Deep latch: la técnica para aliviar los pezones adoloridos y sangrantes

  • Tomar en cuenta la edad de tu bebé

El destete nocturno no debería llevarse a cabo antes de los 10 -12 meses por las necesidades nutricionales y de desarrollo, la leche materna sigue siendo el principal alimento de un bebé en esas edades.

  • Tomar en cuenta tus sentimientos y los de tu bebé

El proceso de separación del vínculo nocturno que tiene una mamá y un bebé no es nada sencillo para ambos, la mamá sufre cuando escucha a su bebé llorar por ella y el bebé también sufre cuando siente que su mamá no está a su lado. Para que sea un proceso amoroso y respetuoso se tienen que hacer válidos los sentimientos de ambos, tiene que ser un proceso gradual y siempre escuchando lo que tu corazón te dicte.

No se trata de dejar llorar por horas a tu bebé, si no de acompañarlo y enseñarle que puede estar bien y dormir toda la noche sin tener que despertar por alimento o por querer tener a mamá a un lado.

Revisa: Galería: posturas para amamantar y dormir a tu bebé

También quiero decirte que el éxito de un destete nocturno no es igual para todas, a unos bebés les cuesta un poco más de tiempo que a otros, por eso, deben ir a su propio ritmo. Sirve que las primeras noches dejes en la cuna alguna prenda con la que hayas dormido para que quede tu olor impregnado en ella y así tu bebé pueda “sentirte cerca”.

  • Cada quien en su cuarto

Generalmente, si no es que en la mayoría de los casos, cuando tenemos bebés pequeños y estamos en periodo de lactancia solemos practicar el colecho con ellos, te aconsejo que si deseas destetar a tu bebé por las noches, un par de semanas antes intentes que tu bebé ya duerma en su cuarto, aun y cuando se siga despertando por sus tomas. Esto para evitar que tenga dos cambios bruscos, así cuando ya estés lista para destetarlo tu bebé sepa que cuando llega la hora de dormir el debe estar en su cuna. Con este paso facilitarás en mayor parte el destete nocturno.

  • Papá, apoyo importante en la transición

Las primeras noches que despierte tu bebé por su toma puede ser papá quien acuda a consolarlo y ayudarle a conciliar de nuevo el sueño. Tienes que ser paciente y confiar en él, aveces como mamás queremos que las cosas se hagan a nuestra manera y ellos tienen su propia forma de involucrarse con sus hijos.

Estos son algunos consejos que en mi experiencia como mamá me ayudaron para hacer el destete nocturno con mis dos hijas sin concluir la lactancia. Con mi primera hija finalizamos la lactancia a los dos años y actualmente, con mi segunda hija llevamos diecinueve meses.

Recuerda que el proceso debe ser amoroso y respetuoso tanto para tu bebé como para ti. Tienes que estar convencida de hacerlo para que esa seguridad la trasmitas. Te deseo todo el éxito del mundo y nunca olvides confiar en tu instinto de mamá.

Con cariño Dixie Montiel LAMOM saludable