Qué hacer cuando sólo quiere comer lo mismo

Nancy Steinberg · 27 octubre, 2015

Hoy veremos qué pasa cuando tu hijo sólo quiere comer su plato favorito. ¿Tú qué haces?

Me gustaría comenzar el día de hoy por agradecer a todas las personas que hicieron posible que la experiencia del #masterbbmundo 2015 fuera maravillosa: a Martha Debayle, Luz Baena y el equipo de bbmundo, a mis compañeros conferencistas, a todos los padres participantes y, en especial, a todos los bebés que nos acompañaron y que se portaron de maravilla. ¡Los bebés del #masterbbmundo estuvieron bien porteados y bien portados!

El grupo de especialistas con Martha Debayle, Luz Baena y Blanca Gómez

El grupo de especialistas con Martha Debayle, Luz Baena y Blanca Gómez

Continuando con el tema de la alimentación, hoy veremos qué pasa cuando tu hijo sólo quiere comer su plato favorito. 

Todas conocemos ejemplos como éste: durante toda la semana, el niño sólo quiere carne asada con papas fritas; la semana siguiente sólo acepta carne asada con papas fritas; y cada semana parece querer solamente ¡carne asada con papas fritas!

En casos menos extremos, una semana sólo quiere ese platillo y la siguiente albóndigas con espagueti; siempre y cuando las albóndigas tengan sorpresa.

Muchas veces se trata de una etapa pasajera. También se ha visto que, en ocasiones, esto le permite al niño ir adquiriendo una dieta balanceada mientras aprende a comer de todo o casi de todo. Este proceso puede tomar un tiempo, por lo que debes tener paciencia.

Algunos de ustedes ya me han oído mencionar que dar demasiada importancia a una conducta a veces puede contribuir a agravarla; de tal forma que, si dejas pasar esta etapa de manera natural, es probable que el niño la supere por sí mismo.

Sin embargo, a veces parece como si se tratara de una cuestión de “lucha de poder”: entre más intentas forzar al niño a comer variado, él más parece empecinado en comer siempre lo mismo, y pareciera que a ti te toca escoger entre permitir que sea lo que él desea o que se quede sin comer.

¿Qué te puede ayudar a decidir cómo quieres actuar? La decisión depende de varios factores:

De tu relación con el niño
Por extraño que te pueda parecer, a veces debes elegir entre lograr que haga lo que tú quieres, en este caso comer lo que le sirves, o tener una buena relación con él. ¡Por supuesto todas elegiríamos las dos! Tener una buena relación con él y lograr que coma lo que tú quieres sería ideal, pero cuando esto no es posible, analiza tus prioridades y toma una decisión y actúa acorde con ella. Sólo tú puedes decidir. No te preocupes si no tomaste la mejor; siempre puedes cambiar si te das cuenta y reconoces que lo que estás haciendo no te está funcionando.

De tus prioridades a la hora de la comida
Por ejemplo: ¿Qué prefieres: que coma lo que sea con tal de que coma o que aprenda a respetar las reglas y comer variado? ¿Que tenga buenos hábitos a la hora de la comida? ¿Que aprenda que, en tu casa, la que manda eres tú?

De su estado de salud
Cuando un niño tiene problemas, especialmente si tiene bajo peso y el médico no lo aconseja, saltarse alguna comida al día no es una buena idea.

Del momento por el que estás pasando
No todos los tiempos son buenos para hacer cambios. Reconoce si estás nerviosa, cuando tu paciencia no está al máximo o si estás pasando por una situación difícil. Elige los mejores momentos para intentar cosas nuevas.

También a la hora de la comida, llena su vida de tanto y tanto amor que no quede espacio ni para un solo castigo.

Te gustaría compartir tu historia? Puedes enviar tus preguntas y comentarios a: midoctoranancy@gmail.com  y visita mi página web  midoctoranancy.com y acompáñame en Twitter y Facebook.

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 1,00 out of 5)
Loading...