¿Necesitas reconstrucción vaginal después del parto?

Guadalupe Camacho · 20 agosto, 2019

Si tuviste un parto prolongado y con desgarros; o bien más de tres partos vaginales es posible que necesites una reconstrucción vaginal.

necesitas-reconstruccion-vaginal-despues-del-parto

 ¿En qué momento se necesitará una cirugía vaginal reconstructiva? “Todo depende de la genética de la mujer y de la atención ginecológica en el momento del parto, pues hay mujeres que presentan partos prolongados, complicados y con desgarres que requieren de una reconstrucción vaginal, pero también ocurre que por el esfuerzo de tener tres o cuatro partos vaginales se requiere la cirugía”, indica la gineco-obstetra Elizabeth Cacho Méndez, experta en cirugía vaginal.

Todo sobre la reconstrucción vaginal 

“Los ginecólogos, expertos en cirugía vaginal, hemos visto que la piel de un gran número de mujeres no tienen la cantidad de colágena adecuada y después del parto, los tejidos de sostén se elongan (estiran) de más y tienen a caerse”, indica la entrevistada.

También: La episiotomía: corte de la vagina durante el parto

Además, un parto que no está bien llevado también genera dolor, lesiones y desgarros puesto que la cabeza del bebé puede estar muy grande y, por tanto, no pasa fácilmente por el canal de parto. En consecuencia, hay muchas lesiones que deben ser atendidas.

Incluso, “cuando la mujer tuvo más de tres partos vía vaginal también es posible que tengan ya una distensión pélvica o vaginal y hay que levantar los órganos que sostiene la pelvis, como la vejiga, parte del colon y recto”, menciona Cacho Méndez.

El estreñimiento, causa de reconstrucción vaginal

También el estreñimiento genera lesiones que atienden los cirujanos vaginales. “Las mujeres que pujan constantemente hacen mucho esfuerzo abdominal y van presentando —al paso de los años— lesiones en la zona rectal, pero también lesiones que impactan el área pélvica”, precisa la experta.

Por otro lado: Cambios vaginales durante el embarazo, parto y posparto

En los primeros años no tienen dificultades, pero al llegar al momento del parto es cuando ya presentan los primeros problemas. “La vagina es como un túnel y en la parte superior sostiene a la vejiga, pero en la parte baja se localiza el recto; incluso, cuando pasa la cabeza del bebé lo impacta también”, afirma la cirujana. Por lo que es posible que aquí ocurra un desgarre que después lleve a la reconstrucción vaginal.

La entrevistada recomienda que la mujer tenga una adecuada alimentación, alimentos ricos en fibra. Es importante consumir agua natural constantemente, así como evitar el sedentario y la obesidad. “La colitis también suele afectar en el momento del parto, especialmente si ya han descensos rectales o vaginales”, lamenta Cacho Méndez.

En algunas ocasiones, las mujeres con estreñimiento crónico tienen tan estirados los músculos de la pelvis que al llegar a la vejez necesitan “levantar” la vejiga, es decir someterse a una reconstrucción vaginal.

Lesiones externas

La reconstrucción vaginal también puede realizarse de forma externa, en los labios mayores o menores, la vulva, el ano y el periné. “Mujeres, adolescentes o niñas que hayan sufrido algún tipo de abuso sexual (con o sin penetración) tienen que ser valoradas no solo por el ginecólogo sino también por el cirujano experto en genitales”, precisa la ginecóloga Cacho Méndez.

Además:  ¿El parto vaginal daña a la mamá?

Cualquier lesión —en los órganos genitales externos femeninos— ya sea provocada o desarrollada (como manchas, verrugas, lunares o escoriaciones) tienen que ser valoradas ginecológicamente porque la piel de la zona es muy delicada y no cualquier remedio o pomada debe ser usada.

Incluso las quemaduras (por líquidos calientes, cigarrillos o cualquier otro material o circunstancia) en la zona genital femenina deberán ser valoradas de inmediato.