Todo sobre la Hepatitis C durante el embarazo

Guadalupe Camacho · 1 noviembre, 2018

Conoce cómo puedes afectar a tu bebé si te contagias de Hepatitis C durante el embarazo y cómo está la situación de esta enfermedad en México.

Hepatitis C

Para este tipo de hepatitis no existe una vacuna, así que puedes contagiar a tu bebé durante el parto o cesárea ¿Cuál será la mejor forma de traerlo al mundo? Esto es todo lo que debes saber sobre  la Hepatitis C durante el embarazo.

 

¿Qué tan peligrosa es la Hepatitis C durante el embarazo?

 

La ciencia médica ha demostrado la presencia de cinco tipos diferentes de virus que afectan a los humanos. A, B, C, D y E , para los dos primeros existen vacunas que te ayudan a evitar la enfermedad; o bien la inmunización reduce el impacto del padecimiento”, sin embargo, para el resto de las hepatitis no hay vacuna, pero, las tipo D y E no generan contagios en México puesto que esos tipos se presentan principalmente en Asia. Y si llegaran a padecerse, el cuerpo las autolimita el 99% de las veces.

No obstante, “el riesgo es la hepatitis C”, explica la gastroenteróloga, Rosalba Moreno Alcántar, jefe del Servicio de Gastroenterología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, IMSS.

Conoce: Vacunas que no están en la cartilla nacional de vacunación

¿Tuviste hepatitis de niña?

 

“Aquellas personas que tuvieron de niños hepatitis A, todos ya están curados, los que han padecido hepatitis B, solo un 10% de ellos pueden desarrollar una forma crónica de hepatitis; y de éstos, un 5% cirrosis”, explica la entrevistada, y afirma que por el contrario “los que han contraído Hepatitis C, presentarán un 85% de riesgo de padecer una hepatitis crónica y de ellos un 20% —en 15 a 20 años— tendrían cirrosis”.

Por ello, es importante que si estás embarazada o bien tengas el deseo de hacerlo, revises cómo está tu hígado. Cualquier mujer puede contagiarse de hepatitis C, ésta  enfermedad se transmite cuando la sangre u otros fluidos (como semen) de la persona infectada ingresan en el cuerpo de la persona no infectada, también se pueden contagiar por transfusiones sanguíneas con sangre contaminada.

Te puede interesar: ¿Me puedo tatuar durante el embarazo?

Si ya estoy embarazada qué hago

 

Si estás ya con semanas de gestación y salió positiva la prueba de hepatitis (sin importar su tipo) deberás acudir con el médico para que juntos revisen el tratamiento más adecuado y la forma en que nacerá tu pequeño.

Si tuviste o tienes hepatitis A es poco probable que la trasmitas a tu bebé ya sea por cesárea o parto vaginal. En cambio, tienes hepatitis B o C sí puede ocurrir la transmisión vertical en el 6% de los casos, puesto que tu pequeño estará en contacto con tu sangre.

Además de tomar medidas preventivas antes del nacimiento de tu pequeño, deberás aplicarle las vacunas  (para las hepatitis A y B) a tu pequeño una vez que nazca de acuerdo al esquema de vacunación que indica tu el pediatra.

También: 10 Alimentos que te ayudarán a ser más fértil

Pero, si tu prueba de hepatitis no salió positiva, aún así deberás vacunar a tu pequeño de acuerdo al esquema de vacunación de México. Además, para la mujer que tenga hepatitis C se le brindará medicamentos para evitar el daño hepático (cirrosis, principalmente) con antivirales de toma diaria que reduzcan el virus por completo, es por ello que no podrás amamantar a tu pequeño si tienes hepatitis C.

En México entre 1.7  a  1.4 millones de personas padecen hepatitis C, pero no se conoce exactamente la cantidad de mujeres infectadas en el país.

 

Síntomas de las hepatitis

 

Hepatitis A

Fatiga
Náuseas y vómitos repentinos
Dolor o malestar abdominal, especialmente en la parte superior derecha debajo de las costillas inferiores (en la zona del hígado)
Evacuaciones intestinales de color arcilla
Pérdida de apetito
Poca fiebre
Orina de color oscuro
Dolor articular
Color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia)
Picazón intensa

Por otro lado: Aceite de ricino: beneficios increíbles durante el embarazo

Hepatitis B

Dolor abdominal
Orina oscura
Fiebre
Dolor articular
Pérdida de apetito
Náuseas y vómitos
Debilidad y fatiga
Pigmentación amarilla de la piel y la parte blanca del ojo (ictericia)

 

Hepatitis C

Sangrado con facilidad
Hematomas con facilidad
Fatiga
Poco apetito
Coloración amarillenta en la piel y los ojos (ictericia)
Orina de color oscuro
Picazón en la piel
Acumulación de líquido en el abdomen
Hinchazón en las piernas
Pérdida de peso
Desorientación, somnolencia y balbuceo
Vasos sanguíneos en la piel similares a las arañas

 

Summary
Description
Conoce cómo puedes afectar a tu bebé si te contagias de Hepatitis C durante el embarazo y cómo está la situación de esta enfermedad en México.
Author
Publisher Name
bbmuno
Publisher Logo

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...