Jugar siempre ha sido parte del aprendizaje y el crecimiento de un niño: es la mejor manera para que aprenda las habilidades que necesitarán en su vida adulta. Olvida tu rol de papá y cruza el puente hacia el mundo de fantasía de tu hijo. Puede ser un camino lleno de baches por cuestiones como el poco tiempo o el cansancio. ¿Por qué es tan importante? Porque hay muchos beneficios de jugar con tus hijos:
  • Es una de las necesidades más importantes de los niños
  • Aprenden sobre la vida y la practican en su mundo y su cultura
  • Los ayuda a manejar sus sentimientos y hacer frente a las cosas molestas que ocurren en sus vidas
  • Al crecer practicando juegos de habilidad, les ayuda a aprender a controlar sus impulsos y ser pacientes
  • Los motiva a construir relaciones
  • ¡Es divertido!
¿Qué ganan ellos al jugar contigo? Bebés
  • Estimulan su sentido de la vista y el oído (cambios de paisajes, voces de los papás, música)
  • Entienden el concepto de la causa y efecto, por ejemplo, si golpean una sonaja, esta hace ruido
  • Aprenden a tomar turnos, por ejemplo, si su papá saca la lengua, él lo va a imitar; estos son los comienzos de una conversación
Niños (1 a 3 años)
  • Empiezan a expresarse y a explorar "quiénes son"
  • Estimulan sus habilidades motoras
  • Practican su propio idioma
  • Fortalecen su capacidad de atención que en esta etapa es corta
  • Facilita la convivencia con otros niños
Planea actividades, sigue su iniciativa y asegúrate de que el juego sea seguro, pero no permitas que se salga de control. Es importante que estén abiertos a la experimentación y los errores. No compitas con ellos, esto puede disuadirlos de querer jugar contigo. ¿A qué jugar? Aprendizaje y desarrollo intelectual
  • Clasificación juguetes
  • Rompecabezas
Desarrollo de las habilidades motoras
  • Empujar y tirar juguetes
  • Montar juguetes
  • Recoger cosas pequeñas
  • Lanzar y atrapar
  • Usar lápices de colores o pinceles
Desarrollo de la lengua
  • Canciones infantiles
  • Juegos con amigos y adultos
  • Hablar entre sí
Ahora que sabes todos los beneficios, ¡ponte a jugar con ellos!