8 Consejos para papás novatos

Redacción bbmundo · 10 enero, 2019

¿Están esperando al primer bebé? No sufras innecesariamente, te damos 8 consejos para papás novatos que te servirán para esta nueva etapa.

papás novatos

¿Quién nos enseña a ser papás? La verdad es que a  veces por mucho que te prepares, recibas consejos para papás novatos y desees más que nunca escuchar la palabra “mamá o papá”; la verdad es que nadie está preparado al 100% para la llegada de un bebé. Ente angustias, dudas y esperanzas siempre hay formas de lograr convertirte en el padre que tu hijo merece.

 

8 Consejos para papás novatos

 

No temas, la maternidad o la paternidad no sólo son vómitos, llanto y cambiar pañales. Es también un rol lleno de aventuras, sonrisas y mucho amor. Para ayudarte en el camino, traemos estos consejos que, deseamos sean una herramienta para ti…

No corras por él

 

Si valoras tu tiempo y el de tu bebé, al despertar no vayas corriendo a verlo a la cuna. Si no ha llorado y te estás alarmando, no salgas corriendo. Toma tiempo para ti, dos minutos servirán para estirarte, respirar de verdad y tomar impulso para el día.

Además: Tips para que sobreviva su relación tras la llegada del bebé

Odiarás  a tu pareja, ¡acéptalo!

 

Durante los primeros días después de la llegada del bebé, la mamá tendrá un trabajo de 24 horas. En muchos casos, el papá sigue con su ritmo de oficina, sale de 9 a 5 y digámoslo así “de alguna forma se despeja”, mientras que mamá no.

Si regresarás a trabajar, a la larga podrás retomar tu vida; pero si has decidido quedarte en casa, debes tener en cuenta que te llegarán sentimientos de enojo y rabia contra tu pareja, porque él “vive una vida más allá de casa”… ¡Acéptalo y suéltalo! Es común de los papás novatos.

Se trata de hacer equipo y que efectivamente papá llegará cansado del trabajo, pero también le corresponde tener tiempo con tu bebé, cambiar pañales y alimentarlo. Si comparten responsabilidades, se sentirán como un verdadero equipo.

Revisa: La pareja y la llegada del bebé

Conectar

 

Una de las mejores cosas que viene con un bebé es que es la puerta para hacer nuevos amigos. Si antes te burlabas o quejabas de las mamás que hacían amigas en los parques, en las tiendas de artículos infantiles o en las fiestas a las que ahora serás invitado; pues te decimos que terminarás convirtiéndote en una de ellas. Honestamente, amarás tener nuevas amigas que te den consejos y que te entiendan perfectamente cuando termines desahogándote. Algunos papás novatos se niegan, pero terminan disfrutando de esta etapa.

Cuídate

 

Con la llegada del bebé, los papás novatos creen que pasan a segundo término y no debe ser así. Siempre eres tú primero. Si no estás bien, tú bebé lo sabrá y entrarán en una sincronía de no estar a gusto ninguno de los dos y se volverá un caos. Cuídate, apapáchate, si estás bien, él también lo estará.

Conoce: El kit básico para recibir a tu bebé

Vive

 

Entre las pocas horas de sueño, los tiempos de comida y el día en general, llegará el momento en que sin buscarlos, los momento hermosos aparecerán en tu camino: ya sea cuando tu bebé te mande un beso, cuando diga “papá” por  primera vez o incluso un bello atardecer. No importa lo que sea, disfruta el momento, solamente vive.

Descansa

 

Aprovecha sus siestas y ten tiempo de calidad para ti. No te estreses por si despertará en cualquier momento. Disfruta y lee, ve una serie, toma un té mientras observas tu alrededor o, mejor aún, duerme también. La mayoría de los papás novatos no saben qué hacer con este tiempo y le transmiten su sentimiento al bebé.

También: 10 maneras en que estás dañando a tu bebé

Todo pasará

 

El despertar llorando a media noche, los vómitos, los berrinches y todo lo que te puede causar frustración, pasará. Así de fácil. Sí habrá días en que quieras llorar, grites y te arrepientas de ser padre, pero ¿qué crees? También pasará. Es común que los papás novatos se enganchen.

Pide ayuda

 

¿Sabías que el 20% de las nuevas mamás experimentan depresión o ansiedad postnatal y es completamente normal? Recuerda que no estás en un concurso por ser la mejor madre del año y se vale decir “no puedo, necesito ayuda”.

Ya sea a tu pareja, a tu familia o incluso asistir a terapia, se vale pedir tiempo fuera y buscar la forma de encontrarte, de buscar tu felicidad para que le enseñes a tu hijo a hacerlo cuando sea necesario.

 

Artículo original: huffingtonpost.co.uk