Trastorno obsesivo-compulsivo infantil todo lo que debes saber

Revista bbmundo · 12 noviembre, 2020

¿Tu hijo presenta trastorno obsesivo-compulsivo infantil y no te habías dado cuenta? Descúbrelo e identifica qué hacer para solucionarlo.

De acuerdo con la American Academy of Family Physicians (AAFP), el trastorno obsesivo-compulsivo infantil (por sus siglas TOC) es “una enfermedad que hace que las personas tengan pensamientos no deseados (obsesiones) y que repitan una y otra vez ciertas conductas (compulsiones); y aunque todos tenemos hábitos en nuestro día a día como cepillarnos los dientes antes de acostarnos, para los niños y adultos con esta condición los patrones de conducta interfieren en su vida”.

Trastorno obsesivo-compulsivo infantil

Aunque todos tenemos rutinas como lavarnos los dientes, el TOC afecta la vida diaria de quien lo padece.

¿A qué edad?

Los especialistas indican que en el caso de pacientes infantiles, se ha encontrado que de los siete a los 10 años es cuando se hace más evidente y que, de no ser atendido, puede intesificarse en la etapa adolescente.

Además: Trastorno de Identidad de Género infantil ¿cómo identificarlo?

¿Qué lo causa?

Hasta el momento se desconocen sus orígenes certeros, pero suele estar relacionado con la herencia y con la de ciencia de algunas sustancias químicas del cerebro, especialmente la serotonina, por lo que los mensajes de una célula nerviosa a otra no se llevan a cabo adecuadamente.

La limpieza, el orden y la perfección son los Trastorno obsesivo-compulsivo infantil más frecuentes.

Obsesiones

  • Miedo a la suciedad o los gérmenes
  • Disgusto por los desechos corporales
  • Preocupación por el orden, la simetría o equilibrio y la exactitud
  • Ansiedad por haber hecho
    mal una actividad, aunque sepa que no fue así
  • Temor a pensamientos incorrectos o negativos
  • Repetición ininterrumpida de sonidos, imágenes, palabras o números

Revisa: Trastornos psicológicos infantiles por encierro en cuarentena

Compulsiones

  • Asearse continuamente manos, dientes o cuerpo, por ejemplo
  • Controlar cajones, cerraduras y aparatos para asegurarse de que estén cerrados, guardados o apagados
  • Redundar acciones como entrar o salir, sentarse y pararse o tocar cosas varias veces
  • Arreglar objetos de determinadas maneras (por colores, tamaños o formas)
  • Contar repetidamente hasta cierta cantidad
  • Guardar periódicos, correos o recipientes cuando ya no se necesitan
  • Buscar consuelo y apoyo constantes

¿Cómo se diagnostica el Trastorno obsesivo-compulsivo infantil?

Si tu hijo presenta uno o varios de los síntomas mencionados, deberás comentarlo con su pediatra y pedirle que te canalice con un psiquiatra especialista en niños, quien con base en su historial clínico le realizará algunas pruebas, por ejemplo podrá solicitar entrevistas contigo, su papá y sus maestros para saber si realiza estos patrones en todos los ámbitos de su vida y confirmar dicha condición.  Lo importante es estar alerta por si tu hijo presenta síntomas de trastorno obsesivo-compulsivo infantil.

¿Cuál es trastorno?

Depende de la edad y el nivel de obsesión o compulsión que tenga. Por lo general incluye la combinación de terapia cognitivo-conductual, fármacos y apoyo familiar. Como la sustancia que más se relaciona con este padecimiento es la serotonina, las medicinas suelen ser las mis- mas con las que se trata la depresión, por lo cual no debes espantarte si le recetan clomipramina, uoxetina, sertralina, paroxetina o uvoxamina.

También: Trastornos neurológicos: qué son y cuántos existen

¿Se cura?

Hasta la fecha se han encontrado grandes mejorías al cabo de 12 meses, pero la desaparición de los síntomas depende de cada caso.

Ten presente que sólo sus doctores tendrán la autoridad y el conocimiento para prescribir medicamentos e indicar los pasos a seguir; así que, aunque al poco tiempo veas una mejoría, deberás seguir aplicando las herramientas sugeridas e incentivarlo hasta lograr juntos su alta.

Artículo publicado en la revista print No. 89, marzo 2013