¿Tengo que llevar a mi hijo a vacunar, en cuarentena?

Guadalupe Camacho · 16 junio, 2020

Muchos padres se preguntan ¿debo llevar a mi hijo a vacunar si nace durante la contingencia? Esto es lo que nos dice un experto.

¿Se ha modificado o no el esquema de vacunación de los niños en México por la pandemia de COVID 19?; ¿Qué pasará si mi crío nace en plena pandemia, le harán el tamiz, lo podré registrar y aplicar las vitaminas e inmunizaciones que le tocan? ¿Tengo que llevar a mi hijo a vacunar, en cuarentena? Esto es lo que nos dicen los expertos.

¿Es prudente llevar a mi hijo a vacunar, en cuarentena?

La cuarentena por el virus SARS-CoV-2 (que genera la enfermedad conocida como COVID 19 o Coronavirus) ha generado gran confusión entre los padres de familia que no saben si llevar o no a sus hijos a las vacunas.

Más de la mitad de los niños no son vacunados

«Lamentablemente un número importante de padres no están completando el esquema de vacunación, por miedo o desconocimiento. Pero es muy importante que no se deje pasar ninguna inmunización, especialmente cuando hay un virus nuevo ‘circulando’«, recomienda el neonatólogo y pediatra, Javier Sánchez Nava.

Por otro lado: Vacunas que no están en la cartilla nacional de vacunación

Cuando hablamos sobre si es bueno o no llevar a mi hijo a vacunar, el experto dice: en epidemias o pandemias anteriores, los padres de familia han dejado de vacunar a sus hijos. Las cifras van desde el 47 hasta el 75% de los menores de edad que no tienen completo su esquema de vacunación, de acuerdo con la Sociedad Latinoamericana de Infectología.

Las vacunas no deben suspenderse nunca, porque salvan más de dos millones de vidas cada año en todo el mundo.

¿Qué pasa con los recién nacidos de madres con COVID 19?

El entrevistado explica que cuando nace un bebé de una mujer que tuvo o tiene COVID 19, y él no tiene ningún problema, se le deben aplicar las vacunas que le corresponden, que es la BCG en dosis única, y la de hepatitis B con tres dosis, la primera al nacer; luego, a los dos meses y, finalmente, a los seis.

Después están otras vacunas como la del rotavirus, la pentavalente, la poliomielitis y la neumocócica conjugada, que deben aplicarse a los dos meses tras el nacimiento y, como ya sabemos, la cuarentena lleva ya casi tres meses. Por eso, hay que estar siempre al pendiente con la Cartilla de Vacunación.

Si te estás preguntando ¿debo llevar a mi hijo a vacunar? «Es muy importante que los padres revisen la cartilla de vacunación y acudan a los hospitales y clínicas no COVID; o bien, con su pediatra para tener completas las inmunizaciones. Lo ideal es que llamen por teléfono para hacer una cita y acudir con las medidas de protencción para los padres y para el bebé», indica Sánchez Nava.

Revisa: ¿Qué hacer si aún no has vacunado a tus hijos?

Vitaminas, más importantes que nunca

Al recién nacido también se le deben aplicar sus vitaminas, especialmente la A, pues fortalece la respuesta inmune, es decir, ayuda al bebé a evitar infecciones diarreicas y respiratorias agudas.

Incluso, la leche materna es la fuente de vitamina “A” más completa para el recién nacido, pero se ha demostrado que una dosis extra al momento de nacer protege más al niño durante los primeros meses de su vida. Esta dosis se administra en las primeras horas de vida, antes de salir del hospital en donde nació.

La vitamina K también es fundamental ya que previne un mal que puede ser mortal llamado: enfermedad hemorrágica del recién nacido. La deficiencia de vitamina K es una de las causas más comunes del sangrado en los bebés sanos.
Además, «se aplican gotitas en los ojos de un antibiótico específico para recién nacidos, ello es parte de la profilaxis (conjunto de medidas de protección para evitar una condición o enfermedad) hospitalaria aplicada a todos los bebés», dice el neonatólogo.

Se te pasó el tamiz, aún estás a tiempo

A todos los recién nacidos se les hace por ley el tamiz metabólico, que consiste en analizar un par de gotas (se extraen del talón) de sangre para saber si el pequeño tiene ciertas enfermedades congénitas.

Hay niños que nacen con padecimientos como: hipotiroidismo congénito, fenilcetonuria, hiperplasia suprarrenal congénita, deficiencia de biotinidasa o galactosemia, entre otros y con el tamiz metabólico se pueden diagnosticar.
«Este tamiz se hace desde el tercer hasta el quinto día de nacido, y es muy importante realizarlo debido a que durante los primeros días de vida estos niños no presentan síntomas, pero se va dañando el cerebro y otros órganos», lamenta Sánchez Nava y refiere que si tu bebé no lo tiene, acudas de inmediato a tu servicio de salud materno más cercano.

Sin diagnóstico certero, tampoco habrá un óptimo tratamiento y los daños serán irremediables, e incluso podrían causarle la muerte. De allí la importancia del tamiz metabólico.

También: 4 Vacunas en el embarazo que protegen a tu bebé

Otros tipos de tamiz son el auditivo, que precisa si hay o no sordera; el tamiz cardiológico que indica males cardiacos; y el tamiz ortopédico, revisa si existe algún problema en cadera, principalmente.

¿Qué pasa con el registro de los recién nacidos?

Algunos bebés nacidos a principios de abril de 2020 sí pudieron registrarse, pero desde hace dos meses que ya no es posible, pues se prioriza la seguridad y salud de los recién nacidos frente a la epidemia.

Sólo se tienen abiertos ciertos registros para tramitar las actas de defunción ordinarias y las que son atribuibles al coronavirus, y no se tiene fecha para que se comiencen a registrar a los niños, indica vía telefónica una asesora de registro civil de la Ciudad de México.

Para cuando abran los registro, se harán las citas vía telefónica, se requieren los siguientes documentos en original y copia:

1. El acta de alumbramiento sin errores tipográficos, con el sello del hospital y la firma del médico.
2. Actas de nacimiento de los padres o de la madre.
3. Identificación de los padres o de la madre.
4. Comprobante de domicilio de los padres o la madre no mayor a tres meses.

Tanto el acta de alumbramiento como las de nacimiento no se regresan ni el original ni la copia, todo lo demás se regresa el original. En caso de que un recién nacido muera o esté hospitalizado por COVID u otra situación extraordinaria y de emergencia, sí es posible registrarlo, pero se debe solicitar la atención directamente al 91796700 extensión 2000.