¿Cómo bajar de peso a tu hijo cambiando sus hábitos?

Monserrat Diaz Zafe · 19 agosto, 2020

Una experta en nutrición celular te dice cómo bajar de peso a tu hijo cambiando sus hábitos, a través de un plan de acción de seis pasos.

Desde el 5 de agosto, la Cámara de Diputados de Oaxaca aprobó la reforma a la ley que prohibe la venta de comida chatarra y refrescos a menores de edad. Esto con el objetivo de disminuir los niveles de obesidad infantil en el estado y en México, pero ¿es suficiente? Te explicamos cómo bajar de peso a tu hijo cambiando sus hábitos.

Así puedes bajar de peso a tu hijo cambiando sus hábitos

El 17 de agosto, Tabasco se sumó a esta reforma, donde el Congreso de Tabasco aprobó prohibir la venta, distribución, donación, dádiva y suministro de comida chatarra y bebidas azucaradas a menores de edad, por lo que se avaló la modificación a las leyes de Salud, de Educación y de Hacienda Municipal de Tabasco.

ESCUCHA EN EL REPRODUCTOR

De acuerdo con la última encuesta nacional de Salud 2016 (ENSANUT) la prevalencia de sobrepeso y obesidad ha incrementado en los distintos grupos de edades en niños desde 24.3% al ingresar a la primaria a 32.5% al concluirla.
El desarrollo de la malnutrición en edades tempranas de la infancia se asocia con mayor riesgo de enfermedades crónicas, pero también con menor crecimiento y desempeño académico en la edad adulta.

Más del 95% de las causas de sobrepeso y obesidad en la infancia son: el consumo de alimentos procesados con altos niveles de azúcar, grasas trans y la baja actividad física.

La nueva NOM sobre el etiquetado de alimentos es una de las estrategias de la secretaria de salud para frenar este grave problema de salud pública, pero esto va más allá, ahora sabemos que para bajar de peso a tu hijo cambiando sus hábitos.

Además: ¿Prohibirán venta de comida chatarra a niños en CDMX?

¿Por qué se produce el ciclo eterno de sobrepeso y la obesidad en las generaciones?

Lo primero que debemos considerar es que el sobrepeso y la obesidad pertenecen a un grupo de enfermedades que se llaman “multifactoriales”, es decir que se deben propiciar un conjunto de factores de riesgo para que se exprese, en este caso genéticos, ambientales y de estilo de vida.

Siempre que hablamos de una situación de salud, debemos considerar que los niños no presentan sobrepeso u obesidad de un día a otro, no es como la gripa o una infección súbita, es algo que se debe establecer a lo largo del tiempo. Por ello tanto para identificar la causa como buscar una plan de acción de cambio, las estrategias se deben plantear a los largo plazo.

Revisiones actuales en la literatura médica hablan del concepto de ciclos intergeneracionales de malnutrición. Vamos a poner un ejemplo; una mujer que presentó malnutrición en su embarazo, que se la pasó comiendo alimentos ultra procesados y altos en azúcar, tendrá un bebé con mayor riesgo de presentar sobrepeso y obesidad en la infancia, el cuál crecerá en un ambiente con hábitos basados en alimentos ultra procesados y azúcar, crecerá como un niño con sobrepeso u obesidad y tendrá hijos con el mismo patrón de hábitos perpetuando el ciclo.

Ahora bien, el impacto de este ciclo no solo es sobrepeso, obesidad y diabetes, es que este niño que crece con una malnutrición, que no recibe nutrientes a través de alimentos de calidad, en un período tan crítico como son los primeros años, también tendrá un impacto en el desarrollo cerebral, adquisición de habilidades y rendimiento escolar, condicionando menor rendimiento laboral y por ende menor desarrollo profesional. Cuando hablamos de nutrición y niños, no solo hablamos de peso, hablamos que es un período de la vida en formación, cuando se establecen hábitos de por vida; por lo tanto, se altera todo el proceso, no es solo un gordito más.

Por otro lado: Este es el segundo estado que prohíbe venta de comida chatarra a niños en México

Los mil días que van desde la concepción hasta los dos años son la ventana mayor de cambios y prevención. Si el bebé es prematuro, si tiene alteraciones en el azúcar o si nació con bajo o mucho peso. Y mamá y papá pueden hacer muchísimo en estos mil días: lactancia materna, escoger alimentos adecuados cuando empiece a comer, darle mucho amor y estimulación para su neurodesarrollo y poniendo atención en cómo se relaciona con el mundo. Por eso es importante entender cómo bajar de peso a tu hijo cambiando sus hábitos.

¿Y qué es el síndrome de retraso en el crecimiento?

Cuando un niño empieza la edad escolar con desventaja, entra el período de crecimiento acelerado con desventaja y se crea un rezago que no se puede arreglar para el resto de su vida.

Por eso, si tus hábitos y los de tu familia se descarrilaron en la cuarentena y tu crío subió de peso, es momento de poner en acción un plan de buenos hábitos. Estas recomendaciones son las mismas si lo que quieres es romper con hábitos familiares que se han mantenido por generaciones o hábitos que se crearon en estos seis meses. ¿Qué podemos hacer y bajar de peso a tu hijo cambiando sus hábitos?

1. Vigilar y dar un ambiente idóneo los primeros 1000 días en los 4 pilares de la infancia; salud, nutrición, neurodesarrollo y amor.
2. Lactancia materna, es y será siempre un agente protector de expresión de sobrepeso y obesidad.
3. Integración de hábitos saludables en edades tempranas; lactancia materna, alimentación complementaria e integración a la alimentación familiar. La familia come lo que bebé come.
4. Limitar el consumo de bebidas azucaradas, alimentos ultra procesados y grasas trans.

Revisa: Cirugía infantil contra la obesidad: pros y contras

Plan de acción para la transición de nuevos hábitos en los niños

Con los niños la creación de nuevos hábitos será un proceso de aprendizaje, por ello siempre las mejores herramientas serán crear estrategias creativas a través de su actividad favorita, el juego.

1.Transición a integración de alimentos.

Ejemplo 1:

Rango de días Hábito Alimento previo no recomendado Alimento por integrar Recomendación
1-4 Leche saborizada de fresa 2 veces al día Leche con sabor a fresa endulzada Leche con fresas naturales Dar 1 vez al día leche nueva y 1 vez al día leche endulzada
4-8 Suspendo Leche con fresas naturales Dar 2 veces la día

Ejemplo 2:

Rango de días Hábito Alimento previo no recomendado Alimentos por integrar Recomendación
1-4 Gelatina con muñecos alta en azúcar 2 veces al día Gelatina alta en azúcar Grenetina natural con fruta Dar 1 vez al día gelatina previa y 1 vez al día gelatina nueva
4-8 Suspendo Grenetina natural con fruta Dar 2 veces al día

2. 5 Grupos en las 3 comidas principales: Presentar en las 3 comidas principales comidas equilibradas que incluyan los 5 grupos de alimentos (proteínas, verduras, frutas, cereales y grasas buenas)

3.Cereales especiales; Crear botes de cereales personalizados. Ej.: Bote de cereal de Daniela, decorar de forma creativa, vamos a mezclar cereales sin azúcar Ej.: quínoa inflada, chía, avena y granola.

4. Las frutas y verduras son divertidas cuando no son una obligación, comenzar integrándolas de forma divertida, motivando su participación en la preparación, sin ejercer presión a comerlas. Ej.: un árbol de brócoli, una casita de zanahorias, una carita con frutas en el cuello, una brocheta de frutas en un palillo, una paleta de frutas naturales.

También: Dejar dormir a tus hijos los protege contra la obesidad

5.Hidratación siempre con agua simple, es indispensable que toda la familia cambie el hábito; tengo sed, tomo agua. La fruta se come, el agua se toma. No existe ninguna bebida o jugo recomendado, no son naturales, aunque traigan una foto del campo. Este paso es importante para bajar de peso a tu hijo cambiando sus hábitos.

6.Preparación: Para conseguir los empanizados o texturas crujientes, como taquitos dorados o papas, se pueden hornear o preparar en freidora de aire, con lo que se logra un textura crujiente libre de grasas dañinas para la salud.

Extrañamente cuando pensamos en comida de niños vemos frituras, alimentos de baja calidad nutricional o con dibujos atractivos pero altos en azúcar, sin embargo, la infancia es un período crucial para formar hábitos, prevenir enfermedades, apoyar el crecimiento y desarrollo cerebral, estas serán sus mejores herramientas para tener un mejor rendimiento escolar y alcanzar sus sueños el día de mañana.