El pelo en el embarazo y el posparto: ¿por qué se cae?

Guadalupe Camacho · 19 febrero, 2020

Sal de dudas, esto es lo que debes saber sobre el cuidado del pelo en el embarazo y en el posparto. Mitos, cuidados y cuándo sí o no preocuparte si se cae.

Todos los días pierdes entre 80 a 100 pelos, pero las hormonas del embarazo te protegen de esa pérdida, mas no por mucho tiempo. ¡Prepárate! Esto es lo que debes saber sobre el pelo en el embarazo y el posparto.

Cuidados del pelo en el embarazo y el posparto

Todos los humanos perdemos diariamente entre 80 y 100 pelos al día y ello no significa que pronto llegará la calvice. “Es natural y normal perder pelo no solo de la cabeza sino también algunos vellos del cuerpo. Y es que el pelo no crece parejo ni al mismo tiempo.

En este momento, 80% de tu cabellera está creciendo y 20% está en fase de pérdida, de allí la caída diaria de pelos y vellos”, explica la dermatóloga Rossana Janina Llergo Valdez, presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología, quien afirma: el pelo en el embarazo, se pierde sino se fortalece.

También: ¿Cómo quitar chicle del pelo?

Las hormonas, ¿amigas o enemigas?

Cuando la mujer está en la etapa de la gestación, desde las primeras semanas hasta la llegada del parto, los niveles de estrógenos se mantienen altos y esa hormona provoca que el pelo esté en la fase de crecimiento, por ello, las mujeres gestantes tienen una cabellera sedosa y plena, es de las ventajas que tiene el pelo en el embarazo.

Sin embargo, si la embarazada comienza a perderlo significa que sus niveles de estrógenos no son ideales y tendrá que ir al dermatólogo o ginecólogo para revisar que todo vaya bien. Incluso, la American Pregnancy Association explica que la pérdida de pelo en el embarazo significa un desequilibrio hormonal y puede estar relacionado con:

– Desnutrición
– Falta de hierro
– Aborto espontáneo
– Muerte fetal
– Mal uso de métodos anticonceptivos, por ejemplo cuando la mujer no sabe que está embarazada y utiliza su método de planificación familiar hormonal y se crea un desajuste.
-La suspensión de la toma o aplicación de los anticonceptivos hormonales, por ejemplo en el caso de mujeres que no están embarazadas y desean ser madres.

Además: Cortes de pelo para después del embarazo

El pelo en el postparto

Después del parto o la cesárea, hay una caída de los niveles de estrógenos y, con ello, también se pierden mechones enteros de pelo que pueden quedar en la almohada,  la ducha o en el cepillo.

Sin embargo, la dermatóloga Llergo Valdez refiere que un número importante de personas relaciona esta caída con la lactancia, pero lo que sucede es que en el postparto ya no hay los altos niveles de estrógenos que sí se tenían en el embarazo.

Puede ocurrir que durante la lactancia la mujer no se alimente correctamente y comience a perder pelo, pero también sus uñas se harán quebradizas; incluso, algunas mujeres comienzan con dietas muy restrictivas, para bajar el peso que subieron en el embarazo, y ello también le puede generar pérdida abundante de mechones enteros.

Por otro lado: ¿Cómo cuidar el pelo de las niñas y niños?

Tratamientos efectivos

“Es común que la mujer busque remediar la pérdida de pelo con remedios caseros, sin embargo, muchos de ellos pueden ser perjudiciales tanto para ella como para el recién nacido”, lamenta la experta, por eso recomienda acudir con el dermatólogo.

No hay que aplicar jamás:

  • Aceites de coco, almendras o cualquier otro porque no se trata de resequedad sino del impacto de las hormonas.
  • El aguacate, jitomate y otras verduras pueden causar picazón y resequedad.
  • Envolver la cabeza de una mujer lactante con hierbas e infusiones pueden generar dolor de cabeza y mareos.

“Las recomendaciones generales son diversas y van desde incrementar la alimentación balanceada, el libre consumo de agua natural, así como utilizar shampoos y lociones capilares que ayuden a su crecimiento, pero estos deben ser recomendados por el experto en el cuidado de la piel y pelo (el dermatólogo) o bien el ginecólogo”, indica Llergo Valdez.

Revisa: ¿Rapar a mi bebé le dejará un pelo más bonito?

Otras recomendaciones son:

  • No cepillar el pelo mojado
  • Evitar trenzar o sujetarlo firmemente
  • Reducir el uso de secadoras y planchas para peinar
  • Lavarse con un shampoo suave
  • Posponer el teñido del pelo en el embarazo
  • Utilizar un suplemento alimenticio capilar recomendado por el dermatólogo
  • Evitar bañarse con agua muy caliente