Evolución del papá: de Pancho Villa a papá trendy

Fatherhood · 21 agosto, 2018

¿Sigues siendo un papá del siglo XX? Modernízate y disfruta las mieles de un papá trendy. Fatherhood nos habla sobre las nuevas paternidades.

evolucion-del-papa-de-pancho-villa-a-papa-trendy

La paternidad está cambiando, el papá está dejando de ser el típico macho para convertirse en un ser amable, presente, responsable y participativo en la educación y diversión de sus hijos. Andrea Parra Quiñones, Directora General de Fatherhood México nos cuenta todo sobre la evolución del papá y cómo las mujeres podemos ser partícipes para disfrutar de un mundo más equitativo.

 

¿Sigues siendo un papá del siglo XX?

 

La mayoría de nosotros crecimos con una figura paterna en donde veíamos al abuelo sentado en su sillón de siempre, fumando un tabaco ya sea en el jardín o viendo su programa favorito dentro de la casa, eso sí siempre, sin ser molestado a menos que él deseara lo contrario.

Crecimos con un padre juguetón a lo mejor cariñoso pero siempre autoritario (si es que lo tuvimos)  en la mayoría de los casos un poco distante en el aspecto emocional, orgulloso de los asados con los amigos en el patio de su casa, el típico papá que si se ponía un poco feliz bailaba ridículamente en los XV años  de las sobrinas, siempre imitando a un legendario Austin Powers  o Michael Jackson o simplemente se quedaba observando, con su cara de serio sin perder el porte que lo distinguía, pero que tú ya estabas acostumbrado, igual siempre pensaste que era su cara de orgullo cuando te veía y veía a su familia, puede ser, o igual y estaba repitiendo el partido América vs Chivas en su cabeza.

 

Revisa: ¿Cómo son las nuevas paternidades en México?

 

A lo mejor tuviste a un papá lejano, distante, que solo cumplía su deber de proveedor. Solamente sabes que es parte de tu vida, pero que no entiendes porque no fue o no quiso ser más parte de la suya.

¿Cuántos de nosotros vimos a  un papá corriendo a cambiar el pañal del bebé o arreglando el vestido que rompió su hija en los XV años o simplemente jugando a las muñecas durante los asados de los domingos (pinza en mano, Barbie en la otra)? No sé a ustedes, pero a mí no me tocó ver a un papá orgulloso portador de pañaleras, hasta hace apenas unos cuantos años. Ahora vemos pañaleras que hasta incluyen hielera portátil para las cervezas de papá o simplemente tienen un diseño militarizado para potencializar esa masculinidad irrompible de nuestros hombres, pero esta nueva visión de paternidad va mucho más allá ¿no creen?

Como parte de mi labor en Fatherhood México es hacerles ver que esto no es casualidad, sino viene de un movimiento internacional que lleva revolucionando la paternidad por más de 40 años en todo el mundo y el cual nos ha impactado de una manera más cercana en los últimos años, casualmente junto con el periodo presidencial de Barack Obama y sí, les aseguro que no es mera coincidencia.

 

Además:La relación con los padres predice el éxito del niño

 

Papás, hombres y mujeres en todo el mundo han entendido que los roles en la sociedad deben evolucionar junto con el posicionamiento de la equidad de género, la justicia de derechos hacía la mujer y grupos vulnerables y ¿porque no? La resignificación de la masculinidad y roles en la familia que son resultados de toda una reestructura social.

¿Qué pasaría si aprovechamos esta ola de cambios y resignificamos los roles más importantes de una sociedad de una manera positiva? Es decir, mamá está pidiendo y exigiendo derechos que le pertenecen:  equidad, igualdad de derechos y desarrollarse como profesionista, mujer independiente, aventurera, individualista etc. Y papá cada día exige más, porque sí exige,  evolucionar los tabues del machismo y permitirles ser personas más involucradas en el aspecto emocional, dejar de ser vistos como los victimarios y gritarnos a todas que, efectivamente “NO TODOS LOS HOMBRES SON IGUALES”. Que papá desea ser parte más activa con sus hijos, que tenemos que confiar en él, que tienen las mismas capacidad que nosotras, es más, que hasta pueden desarrollar el mismo apego que tiene una madre con su hijo (a) desde un aspecto fisiológico y emocional.

Estos nuevos hombres quieren pedirnos a nosotros como sociedad que dejemos de verlos como aquel pecho plateado, cinturón de cuero, caguama en mano y que entendamos y aceptemos que no todos los hombres saben cambiar una llanta (a la mayoría ni les interesa) que hay muchos que prefieren ver películas románticas y que en la mayoría quieren llorar como nosotras, pero se tienen que aguantar porque eso no es de “machos” y probablemente (seguramente, yo también lo he hecho) nos vamos a reír de ellos.  Y que precisamente este tipo de conductas no los hacen ser menos hombres, sino todo lo contrario.

 

Conoce: Los hombres que son padres son más felices

 

Que pueden disfrutar cuidar a sus hijos, jugar a las princesas y prefieren irse de aventuras en familia que estar viendo el futbol con los amigos y que les gustaría platicar de esto con ellos, pero tampoco se les permite, por que el chiste de todo es demostrar quién es el menos mandilón de todos.

¡Mujeres! ¿Se han dado cuenta del enorme daño que hemos hecho? Sí nosotras también, como mamás, hermanas, esposas, novias,  hijas etc. Tenemos la misma responsabilidad de cómo fortalecemos ciertos compartimientos como: la falta de apego de papá o que nuestra pareja nunca se abra emocionalmente con nosotras, o que prefieran estar lejos de casa… Sí mujeres, nosotras tenemos la culpa en muchas cosas, no justifico muchas, la mayoría de ustedes saben un poco de mi historia.  ¿Por qué en vez de quejarnos y continuar con este ciclo vicioso no empezamos a formar una sociedad distinta?

Yo sé que mucho de estos comportamientos son parte de nuestra cultura y depende de la educación de cada familia, pero si eres de esas mujeres que están cansadas de quejarse y muchas veces de odiar al hombre, porque te han fallado una y mil veces. O si eres de esos hombres que también está cansado de esa pose de Pedro Picapiedra y quiere ser tomado más en serio como una persona distinta y comprobarnos que efectivamente no todos “son iguales”. Lo único que debes hacer es empezar a cambiar tú, que cuestiones, permitas, perdones, aplaudas e impulses un cambio positivo en el otro.

 

Por otro lado:Los retos a los que se enfrentan los padres solteros en México

 

Los cambios son de lo más sencillos pero súper trascendentes, empecemos con 5

  1. No te burles
  2. Respeta
  3. Confía
  4. Interésate
  5. Perdona

No hay más reglas,  tú sabrás cómo hacerlo. Estas cinco son  fundamentales  para empezar un cambio positivo, pero son sólo el primer paso… Entonces ¿estás listo para #RevolucionarLaPaternidad conmigo?

 

 

Andrea Parra Quiñones
Directora General Fatherhood México
Facebook: @FatherhoodMx

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 4,33 out of 5)
Loading...