Las clases en línea incrementan el ojo seco en niños

Guadalupe Camacho · 8 octubre, 2020

¿Qué es el ojo seco en niños? ¿Cuándo hay riesgo de miopía? ¿Cuándo ir al oftalmólogo? Estas y otras dudas te las resolvemos para que cuides a tu hijo.

Mantener a los estudiantes tantas horas frente a las pantallas les podría generar ardor, sensación de arenilla, comezón y visión borrosa. Conoce las recomendaciones para cuidar sus ojos y no provocar el ojo seco en niños.

¿Cómo evitar el ojo seco en niños?

Los ojos que están varias horas al día frente a una pantalla (teléfono, computadora, tableta y televisión) pueden enrojecerse y presentar malestares como ardor, sensación de arenilla, comezón y visión borrosa, a eso se le conoce como: ojo seco.

Hoy, por la contingencia sanitaria a causa del virus SARS-CoV-2 en México y en diversos países se brindan clases en línea y los estudiantes pasan en promedio, dos y seis horas diarias en la pantalla como parte de su educación escolarizada, pero también ven la televisión o están en redes sociales, de modo que, ese tiempo de exposición se ha quintuplicado. En consecuencia, los malestares oculares en los niños y adolescentes se han ido al alza.

Además: Ojos rojos o uveítis: la enfermedad que provoca ceguera en niños

Al respecto, la oftalmóloga Daniela Álvarez Ascencio, del Conde de Valenciana ABC, explica que se cree que comúnmente, el ojo seco es una condición de los adultos, sin embargo, los niños también pueden presentarlo.

¿Qué es el ojo seco?

Álvarez Ascencio indica que el ojo seco en niños o adultos es una condición que se caracteriza porque la lágrima (que debe lubricar al ojo las 24 horas los 365 días del año) no tiene la cantidad ideal de líquido; o bien, la calidad de los lubricantes es menor; eso ocasiona que no se mantenga al ojo en condiciones óptimas para su funcionamiento.

El ojo seco se clasifica en tres:

1. Evaporativo. Se evapora rápidamente la lágrima. Es decir, se tiene la lágrima, pero se pierde más rápido de lo normal y no alcanza a lubricar el ojo.

2. Acuoso deficiente. Hay la cantidad ideal de lágrima, pero su calidad es deficiente y no logra cumplir su función.

3. Mixto. Es la combinación entre el evaporativo y el acuoso deficiente.

Por otro lado: ¿Cómo cuidar los ojos de tu hijo?

¡Cuidado hay riesgo de miopía!

La entrevistada explica que, además del ojo seco en niños se da en aquellas personas que miran una pantalla muy cerca, podrían desarrollar miopía. En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Primer Informe Mundial sobre la Visión 2019 refiere que «el pasar más tiempo en espacios interiores (dentro de casa u oficinas) aunado a ver las pantallas muy cerca provocan un mayor número de personas con miopía».

Frente a ello, la OMS recomienda que los niños pasen, al menos, una hora diariamente en el exterior. «El aumento del tiempo en el exterior puede ayudar a que los ojos vean a distancia, con lo cual se ejercitan los músculos oculares y también se reduce la estancia frente a una pantalla, esto ayudará a que el ojo no se vuelva miope», indica Álvarez Ascencio y dice que: «al menos 90% de los estudiantes en Asia tiene miopía; si bien no tenemos cifras para América Latina, creemos que en algunas décadas habrá una epidemia de personas con miopía».

De esta manera son tres las situaciones por las que un ojo se torna seco en niños:

1. Por dejar de parpadear durante mucho tiempo.
2. Debido al «síndrome de fatiga ocular digital» o estar largas horas frente a las pantallas.
3. Mirar las pantallas muy cerca, eso hace que el ojo libere sustancias que genera el crecimiento ocular de forma desproporcionada y, en consecuencia, genera miopías. Lo ideal es verlas a una distancia mayor a 45 centímetros.

Revisa: ¿Qué es el cáncer de ojos o retinoblastoma en niños?

Recomendaciones generales para evitar el ojo seco en niños

Se sugiere a los padres y a todos en general, que se siga la regla 20/20/20 cuando se está frente a una pantalla. La entrevistada explica:

Cada 20 minutos debemos descansar el ojo durante 20 segundos y mirar objetos que se localicen a 20 pies de distancia (aproximadamente seis metros) para que los ojos descansen. También es fundamental parpadear constantemente y llevar la mirada hacia los objetos distantes.

De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, las recomendaciones generales de tiempos frente a la pantalla van de la siguiente manera:

  • Menores de 2 años, cero minutos frente a la pantalla.
  • Niños mayores de 2 y hasta los 5 años, una hora seguida de pantalla
  • A partir de los 5 años lo ideal es que estén dos horas seguidos máximo y luego se descansen los ojos.

Otras situaciones que generan ojo seco

Tabaquismo. Fumar frente a los menores de edad no sólo daña los pulmones, sino que el humo del tabaco genera falta de lubricación ocular.

Uso de lentes. Ya sean de contacto (que se quitan y ponen durante el día o la noche) e intraoculares (que fueron colocados dentro de los tejidos oculares por un cirujano oftalmólogo), los lentes suelen generar el ojo seco en niños. Si tu hijo los usa, es recomendable que acudir a una revisión.

Conoce: Ojos muy grandes: el síndrome de Axenfeld-Rieger

Toma de medicamentos. Los fármacos antidepresivos y los recetados para las alergias también suelen secar el ojo.

Falta de vitaminas. Las vitaminas, especialmente la A y la D son esenciales para la salud ocular.

Uso de aparatos térmicos. Los aires acondicionados, los ventiladores y los calefactores secan el ambiente y, por tanto, los ojos.

La entrevistada recomienda acudir con el oftalmólogo, quien podría sugerir el uso de las lágrimas artificiales, siempre y cuando éstas no contengan conservadores, perfumes o colorantes. Simplemente que «sean lágrimas artificiales íntegras y no tenga nada más se puede usar en los ojos de adolescentes, pero jamás es recomendable usar gotas de venta libre en menores de edad».

¿Cuándo ir al oftalmólogo?

Álvarez Ascencio indica que «a las cuatro semanas, a todos los recién nacidos los debe revisar el oftalmólogo pediatra. Entre más temprano se pueda detectar una alteración, más rápidamente se puede resolver».
Si tras la revisión todo sale normal y además el desarrollo ocular va adecuadamente, será hasta los tres años de edad, cuando se haga otra una revisión completa. Se realiza antes de entrar al kinder.

En qué casos hay que llevar al menor de edad con el oftalmólogo:

1. Cuando notes que los ojos de tus hijos se cruzan o se desvían (hacen bizco).
2. Cuando muevan la cabeza para ver (enfocan mejor si miran desde cierto ángulo), se le conoce como «posición compensadora de la cabeza».
3. Cuando se frota o talla frecuentemente los ojos.
4. Cuando rehúye de actividades oculares, como pintar, dibujar o ver el pizarrón.
5. Cuando sea malo en deportes, y no cache el balón, choque con sus compañeros o con objetos como postes, letreros o mesas.
6. Cuando vaya mal en la escuela y confunda las letras o números e incluso los colores. La mitad de los niños en Estados Unidos con un problema escolar es debido a un problema ocular no diagnosticado.